Argentina
Domingo, 10 diciembre 2023
CHUBUT
8 de agosto de 2023

Tras la derrota en las urnas, el peronismo dirime quién se calza el traje de opositor

La disputa que se viene será por la presidencia del Partido Justicialista que determinará de alguna manera quién se sienta en la mesa de negociación a partir del 10 de diciembre. Varios anotados y una disputa territorial de larga data que sigue vigente

Por Mariela Branda
Tras la derrota en las urnas, el peronismo dirime quién se calza el traje de opositor - La Tecla Patagonia


El Partido Justicialista de Chubut tiene una nueva derrota en su haber. Viene de varias consecutivas y a pesar de que en esta oportunidad logró cierta unidad, lo concreto es que no alcanzó y esto obliga sin dudas a repensar las conducciones. 

Siempre que se pierde una elección, las conducciones partidarias entran en crisis. En Chubut no hubo y no hay, por el momento, un liderazgo claro en el peronismo y esto es de alguna manera lo que propició la progresiva fuga de votos. La gente vota cada vez más a las personas y menos a las estructuras partidarias. Lo que faltan son liderazgos firmes. 

La actual conducción a manos del senador Carlos Linares viene siendo resistida desde varios sectores. Más allá de que siempre hay resistencias internas, el liderazgo de Linares es un ciclo cumplido dentro del partido y ya hay varios aspirantes que intentan sucederlo. ¿Por qué? Porque quien logre quedarse con ese poder interno, será quien se siente en la mesa de negociación como opositor, con el nuevo gobernador, Ignacio Torres, a partir del 10 de diciembre. Y eso, irá determinando los perfiles para futuras candidaturas. 

La derrota en las urnas corrió a Luque del escenario político, al menos en el futuro inmediato. Su sucesor, el hombre del sombrero, Othar Macharashvili, está envalentonado por haber logrado retener la ciudad petrolera para el peronismo y tendría intenciones de ser de la partida. Contaría con varios apoyos locales. 

Sin embargo, muchos sostienen que el ciclo Comodoro ya está agotado y que es hora de darle espacios a dirigentes de otros lugares. El nombre que surge naturalmente es el de Gustavo Sastre, quien recientemente logró su reelección en Puerto Madryn y será sin dudas una de las figuras del peronismo durante la próxima gestión provincial a manos de Juntos por el Cambio. 

La lista no termina acá. Algunos intendentes y referentes van alzando la voz para hacer conocer sus intenciones, el problema es que son voces aisladas. Un caso es el de Dante Bowen, intendente reelecto de Dolavon, que quedó afuera de la lista provincial de Luque y decidió volver a competir en el pago chico. 

Bowen se autopostuló y dijo: “Si los compañeros consideran que soy la persona indicada, no tengo problema en ser presidente del PJ, actualmente soy parte de la mesa del partido”.
Por otro lado, y respecto a las elecciones, el intendente expresó su deseo de que “el peronismo llegue a la provincia con un proyecto verdaderamente transformador por lo que vamos a trabajar para construirlo en el 2027”. 

Pero la pelea será nuevamente entre Comodoro y la zona del Virch. ¿Othar o Gustavo? Algunos sostienen que más allá que no sean ellos los que se pongan al frente, porque la función ejecutiva es demandante, sí podrían poner a gente de su confianza para hacerse cargo. Otros, consideran que una conducción donde estén ambos, sería lo más adecuado. 

Las elecciones en el Partido Justicialista serán recién el año que viene, pero la carrera por tomar ese bastión de poder, el poder opositor en la provincia de Chubut a partir de diciembre, ya arrancó y tiene a varios en la línea de partida. 
 

Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina
+54 (0221) 4273709
Copyright 2023 La Tecla Patagonia
Todos los derechos reservados
By Serga.NET