HISTÓRICA SEQUÍA
02/08
Neuquén, Río Negro y Chubut declararán la Emergencia Hídrica
Se debe a una preocupante baja de ríos y lagos que ya está afectando a toda la zona. Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) se sumó a la decisión que había tomado Nación
La falta de precipitaciones y una preocupante faltante de nieve está afectando a la cuenca hídrica más importante de la región, dejando cada vez más secos a varios de los ríos que atraviesan la provincia. 

Por eso, la Emergencia Hídrica se ha extendido desde Neuquén hasta Chubut. 

Se trata de una sequía que ya tiene registro desde hace 13 años, pero que particularmente a mitad del 2021 comenzó a registrar una baja alarmante. 

El gobierno nacional ya había decretado al Emergencia Hídrica para la cuenca por 180 días, y ahora la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) replicó la decisión en la zona patagónica. 

Según la información oficial, la falta de lluvias está ocasionante una bajante de 6 mil hectómetros en los embalses, algo calculable a 6 billones de litros de agua. 

“Proponiendo, en principio, algunas medidas para adecuar la operación de los embalses al objeto prioritario de garantizar la disponibilidad de agua para los usos aguas abajo, y profundizando su vigilancia climática en la previsión de la aparición de eventos máximos”, dice el texto aprobado desde la AIC.

De esta forma, las operadoras de las represas que se asientan en la región deberán acatar la disposición de generar lo mínimo de energía. Al mismo tiempo, según se determinó, el recurso hídrico se debe garantizar primero para el consumo de las ciudades, para la industria y para el riego.

En tanto, en Chubut, el presidente del Instituto Provincial del Agua, Nicolás Cittadini, confirmó que el gobierno de Mariano Arcioni lanzará un decreto para declarar la emergencia hídrica ante la bajante histórica de ríos y lagos. 



LA PEOR SEQUÍA EN 50 AÑOS

En diálogo con La Tecla Patagonia, el director del Instituto del Agua de Chubut, Nicolás Cittadini explicó que sequías menores se registran hace varios años, pero que la que está afectando actualmente a la región es “un fenómeno que no veíamos hace 50 años”. 

El funcionario agregó que el problema no afecta solo a la Patagonia, sino al nor- este del país, con una faltante histórica de agua en la Cuenca del Paraná. 

“Ya tenemos preparado el decreto para declarar la Emergencia, pero estamos esperando la decisión del gobernador”, contó Citaddini, que consideró que la sequía está afectando especialmente a Neuquén y Río Negro, pero que en las próximas semanas también podría ser un grave problema para la provincia.

El director del instituto del Agua indicó que la Emergencia Hídrica “va a estar orientada principalmente a hacer un uso racional del agua” y también intentar que “los productores que tienen canales, hagan un uso más eficiente”. 



EXIGEN UNA OBRA FUNDAMENTAL

Por otro lado, el concejal de Sarmiento, Yalil Bravo, exigió que el gobierno de la provincia y de la Nación ponga en marcha la obra prometida en El Azul, una de las fundamentales para controlar el flujo del agua y así, solventarse mayor caudal en épocas de sequía.

“Pedimos que de una vez por todas se ponga en movimiento la obra de El Azul, que es el derivador del lago Fontana”, manifestó el edil en diálogo con LTP. 

Bravo es uno de los más conocedores sobre el tema y explica que desde hace varios años, la obra siempre se retrasa por alguna razón. “Está apuntada a enderezar el caudal del agua del río Senguerr.  Para permitir que –entre otras cosas- no pierda agua por evaporación en tiempos de sequía. Controlar el flujo del agua constante”, graficó el concejal. 

Ahora Bravo y otros sectores de la oposición le exigen al gobierno de Mariano Arcioni que “licite y ponga en marcha” la obra, porque consideran que si actualmente la situación es crítica, “cuando llegue la época seca, el río no va a tener agua directamente”. 

Respecto a las razones de la sequía, más allá de que se registran cada vez menos nieve por la crisis climática que afecta en todo el mundo, Bravo le apuntó a la industria petrolera. “Hay demasiados desvíos y no hay control. Sobre todo de la actividad petrolera. Ellos van a seguir trabajando, de alguna forma la van a conseguir”, dijo.