Argentina
Jueves, 8 diciembre 2022
CHUBUT
6 de junio de 2022

Arcioni, el peronismo y la negociación por la diputación

Serán días claves. Se concretaría un encuentro esta semana entre el vicegobernador, Ricardo Sastre; el intendente de Comodoro, Juan Pablo Luque y el gobernador, Mariano Arcioni, dueño de la lapicera para establecer la fecha de elecciones

Por Mariela Branda
Arcioni, el peronismo y la negociación por la diputación - La Tecla Patagonia


El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, se siente envalentonado. Con una provincia ya fuera de la emergencia, más ordenada políticamente y mostrando mucha gestión, siente que en 2023 no debe irse a la casa. Por el contrario, quiere ser parte de la lista del peronismo y sus aliados. 

Le picó el bichito de la política, y esto quedó reflejado en cierta medida con el armado del Frente Renovador en la provincia que logró llevar adelante sin sacar los pies del plato de Chubut Somos Todos. Para esto, puso a tres personas de su confianza: por un lado Alejandro Sandilo, el leal e histórico que lo acompaña como secretario privado desde su paso por la Legislatura. Por otro, Vanesa Abril, la encargada de la comunicación del Gobierno, la mujer que es parte de la mesa chica desde hace mucho tiempo. Y también el intendente de Cocorvado y ex funcionario provincial, Ariel Molina. 

Con el Frente Renovador y Chubut Somos Todos en sus espaldas, el primer mandatario busca cerrar un acuerdo con el peronismo. La lectura es simple, aunque el partido massista sea incipiente y ChST venga en las urnas en franco retroceso, si esas fuerzas se suman a un PJ al que no le sobra nada, el escenario sería más alentador frente a Juntos por el Cambio que viene creciendo en los diferentes turnos electorales en la provincia. 

En este sentido, hay algunos nombres que Arcioni pretende negociar, entre ellos el propio. Quiere ser diputado nacional y finalmente ocupar aquella banca que ganó en 2017 y que nunca asumió debido al fallecimiento del entonces gobernador, Mario das Neves. Pero esto no es todo, buscará quedarse con algunos lugares en la lista de diputados y otros en  municipios donde hay gente que le responde. Al igual que en 2019, la negociación sería entre tres solo que esta vez algunos de los actores cambiaron. 

Esta semana, el primer mandatario provincial planteará estas inquietudes al intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque y al vicegobernador, Ricardo Sastre, en una reunión que se daría en Rawson. Arcioni, que en un primer momento habló de la necesidad de adelantar las elecciones, ahora tiene dudas. Quiere asegurarse esos lugares para los suyos y el primer lugar en la lista para la diputación nacional y no hay certeza que esto ocurra si avanza con el adelantamiento. Por tanto, en análisis está ahora la posibilidad de votar en simultáneo con Nación y si esto sucede sería con el esquema de PASO. La posibilidad de la Ley de Lemas, una ecuación que le cerraba más a un sector que a otro, quedó alejada en este nuevo escenario. 

Serán días claves. Difícilmente puedan ponerse de acuerdo en un solo encuentro y el de esta semana sea uno de tantos que se darían por lo menos hasta después de las vacaciones de invierno. Otro tema a resolver, es qué lugar darle al intendente de Trelew, Adrián Maderna. En este punto hay fuertes discrepancias porque si entra uno más, los lugares para repartir se achicarían considerablemente. Y, por otra parte, desde el Gobierno provincial sienten que no hay vuelta atrás con él, sobre todo por las declaraciones formuladas por algunos de sus laderos en la Legislatura en momentos en que la provincia estallaba por el tratamiento de la ley minera. Tienen mucho para conversar y de esto no quedan dudas. Habrá que ver qué se saca en limpio.