REGIONAL
25/09
El Instituto Argentino de la Energía se suma a los cuestionamientos de la Ley de Hidrocarburos
Promueven el rechazo por parte del Parlamento Nacional del proyecto de ley “ya que compromete recursos fiscales que el Estado no posee, concede beneficios por largos períodos, tiene un diseño institucional que no es transparente, crea inequidades que serán motivo de reclamo y se contrapone con criterios elementales de la transición energética”
A los cuestionamientos realizados por el gobierno provincial de Neuquén y del legislador rionegrino Alberto Weretilneck, se suma la del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi (IAE), que considera que el proyecto de ley de promoción de hidrocarburos, enviado al Congreso Nacional por el Poder Ejecutivo, crea inequidades y se contrapone con “criterios elementales de la transición energética”.

A través de un extenso comunicado, el Instituto plantea que el proyecto de ley “modifica marginalmente la actual Ley de Hidrocarburos”, aunque “en rigor se trata de una ley de promoción industrial”.

En este sentido, promueven el rechazo por parte del Parlamento Nacional del proyecto de ley “ya que compromete recursos fiscales que el Estado no posee, concede beneficios por largos períodos, tiene un diseño institucional que no es transparente, crea inequidades que serán motivo de reclamo y se contrapone con criterios elementales de la transición energética”.

A su vez, manifiestan que “el proyecto discrimina positivamente al sector de hidrocarburos y sus derivados en detrimento de otros sectores de la economía. Establece un régimen fiscal, regulatorio, cambiario y económico ad hoc y deja amplios espacios de discrecionalidad para la autoridad de aplicación”.

Además observan con preocupación el régimen de promoción al desarrollo de infraestructura, ya que indicaron que “con el objetivo de reducir el costo de financiamiento, un ‘Consejo de Inversiones’ de amplias facultades definirá y priorizará proyectos a los que asignará beneficios”.

“Este Consejo de Inversiones no tiene prevista ninguna representación provincial, desconociendo así el dominio original de los recursos naturales en sus territorios establecido en el artículo 124 la Constitución de 1994 y en las leyes posteriores, como la ley 26.197, que interpretan esta disposición constitucional”, sostienen.

Por último, resaltaron que “los compromisos que asume el Estado Argentino en esta ley no solo se contraponen con los asumidos con la comunidad internacional en relación con la transición energética, sino que limitaría seriamente su capacidad de negociación futura en el marco de los acuerdos globales sobre el cambio climático”.