CHUBUT
31/07
El entramado de la crisis en Lago Puelo
Se viven horas de mucha tensión en la localidad de la Comarca Andina. Se sumaron varias cuestiones que combinadas terminaron en los episodios de ayer, con la Municipalidad tomada y un pedido de renuncia a todo el Gabinete. Mirá

La bella y tranquila localidad de Lago Puelo vive momentos de mucha tensión desde hace algunas semanas. El detonante fue una denuncia presentada por la oposición donde se acusa a la administración de Augusto Sánchez por presuntas irregularidades en el reparto de la ayuda económica que envió el Gobierno nacional luego de los incendios en marzo pasado. 

El fuego arrasó entonces con más de 14 mil hectáreas y afectó a diversos pobladores de la Comarda Andina. El Hoyo, Lago Puelo, Las Golondrinas, fueron las más perjudicadas quedando en muchos casos sin viviendas ni servicios. 

Desde entonces, el Gobierno nacional está enviando ayuda económica para reconstruir las viviendas y destinar a los pobladores afectados por los incendios. La oposición denunció que existieron supuestas irregularidades en el proceso de compras y además cuestiona la demora en la reconstrucción. Los vecinos afectados también se subieron a ese reclamo. 

El pasado 21 de julio, Ramiro Ibarra - hijo del exintendente Raúl Ibarra y referente del espacio Crecer-  presentó una denuncia contra el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, por "incumplimiento de deberes de funcionario público" en procedimientos aplicados para compras en el marco del siniestro ígneo. 

Según se detalla en la exposición, tanto el mandatario municipal como el viceintendente, Alejandro Marques, y otros funcionarios del gabinete, incurrieron en el gasto de una suma millonaria sin la debida autorización del Concejo Deliberante y sin proceder a una licitación pública. 

En comunicación con los medios, Ibarra sostuvo que “la presentación se basó en datos y pruebas concretas”, y solicitó que la Justicia investigue porque cree “en la misma y es importante que se sepa la verdad de qué se hizo con los fondos”. 

La causa recayó en el fiscal Carlos Díaz Mayer quien el pasado 21 de julio ordenó un allanamiento en dos oficinas de la Municipalidad y en un comercio de la localidad vecina de El Bolsón. Mayer le bajó el tono a la acusación que hicieron desde el Municipio al indicar que se trata de una "denuncia política". 

Luego de esta situación desde el Municipio anunciaron que se suspendía la ayuda a las familias damnificadas de manera momentánea. El argumento esbozado fue la supuesta imposibilidad de llevar a cabo la misma producto del secuestro de las computadoras del municipio. El ánimo social empezó a levantar temperatura luego de esta decisión. 

En paralelo, durante las últimas semanas  hubo una avanzada con diversos operativos policiales ordenados por instrucción del ministro de Seguridad, Federico Massoni, para buscar "ocupas" en terrenos de la zona. Hubo detenciones por averiguación de antecendentes y mucho malestar en los residentes. En mayo pasado, ocurrió un lamentable episodio con el vecino  Alejandro Tino John quien recibió un disparo en la cabeza por parte del Grupo de Operaciones Especiales (GEOP) de la Policía de Chubut. La víctima padecía  problemas psiquiátricos. El hecho desencadenó una serie de protestas en la zona. 

A todo lo relatado se suma otra investigación de la  la Justica de Chubut por 31 casos de personas que recibieron al menos una inoculación contra el coronavirus en Lago Puelo con vacunas Covishield presuntamente vencidas. El caso fue confirmado por el propio director del Hospital Tristán García, quien aseguró que las dosis utilizadas contra el Covid-19 ya “habían expirado” semanas antes. Según la investigación, las dosis habían vencido el pasado 31 de mayo, pero fueron aplicadas una semana más tarde, el 7 de junio.

La tensión fue subiendo entre los pobladores de la localidad que ayer decidieron tomar el Municipio para exigir respuestas. Reclaman sobre todo que vuelva la asistencia a las familias damnificadas por los incendios; piden las viviendas prometidas y el restablecimiento de los servicios. 

Debido a la crisis política, y tal como adelantó La Tecla Patagonia, el intendente Augusto Sánchez, pidió la renuncia a todo su Gabinete. Las mismas serán evaluadas una por una a partir del lunes cuando el mandatario se recupere de una pequeña descompensación que sufrió producto de la tensión.