ENTREVISTA
06/07
Jorge Sapag: "El MPN se reinventa, es como el Ave Fénix"
En conversación con La Tecla Patagonia, el exgobernador neuquino se refirió al partido provincial y a su presente y futuro. El vínculo con Nación, la política energética y la formación de nuevos líderes
Por Sebastián Simonetti

El exgobernador de Neuquén Jorge Sapag sigue siendo uno de los referentes máximos del partido que gobierna la Provincia hace casi 60 años, por lo que su mirada sobre la realidad y el país es vital para el Movimiento Popular Neuquino. Su injerencia sigue siendo clave en la
lista Azul, la del oficialismo. También es consultado por el Gobierno nacional, en especial en materia de energía. Por este motivo, La Tecla Patagonia fue en búsqueda del dos veces mandatario, para conversar sobre la situación actual a nivel nacional y de la política neuquina
en general. Así, entrevistó al dos veces gobernador. A distancia y gracias a las nuevas tecnologías, el exmandatario se prestó a una extensa y distendida charla, en la que no quedaron temas sin tocar. La vida y gestión en pandemia, potencialidad en materia de energía, la intimidad y actualidad del partido; y muchas cosas más. Definiciones políticas y humanas, con autocrítica y varios mensajes para la oposición.

-¿Cómo está viviendo la pandemia?
-Como todos, con mucha preocupación. Es la mayor tragedia de la humanidad en los últimos 100 años. Atraviesa absolutamente todo y a todos y genera angustia, tristezas, ansiedades. Le agradezco profundamente a todos los que trabajan en el sistema de salud y están al frente del combate, sacrificándose día a día y poniéndose en riesgo.
Yo digo que tenemos que empezar a pensar más en los otros y dejar de lado los egoísmos. No podemos gritar sálvese quien pueda y salir corriendo. La solidaridad tiene que estar a boca de jarro. La pandemia puede sacar lo mejor y lo peor de nosotros, como lo dice Camus en La peste. Y la idea es que nos saque lo mejor a todos. Yo me incluyo en eso de abandonar los egos. Cuando el día de mañana nos miremos en el espejo, podamos decir “estuve a la altura de las circunstancias, cumplí la misión”. Siendo Gobernador en 2011 atravesé una crisis importante con la erupción del Volcán en Villa La Angostura y fue un gran desafío, de los más fuertes que tuve como Gobernador. Y ahí vi el espíritu solidario y de lucha de la gente. Pero esto supera por mucho ese momento y tenemos que sacar lo mejor de nosotros.

-¿Cómo ve la gestión nacional y provincial durante la pandemia?
-Son momentos para poner el hombro y estar espalda con espalda tanto con el Gobernador Omar Gutiérrez y con el Presidente Alberto Fernández. A uno no le gustaría estar en ese lugar en este momento. es una tragedia que no se termina nunca. Uno se encuentra con los problemas anteriores, los nuevos y los que va a haber en el futuro. Es como el Mito de Sísifo, el mito griego donde Sísifo es condenado a subir una piedra hasta la cima de la montaña y a la mañana siguiente la piedra está abajo y está condenado a perpetuidad a repetir la proeza. Es un esfuerzo enorme el que están haciendo ellos como cada intendente y cada gobernador. Yo estoy disponible para poner el hombro. Lejos de hacer evaluaciones y juicios críticos. Es muy fácil hablar y muy difícil hacer y ejecutar. Hay que tener mucha paciencia también y mucha grandeza, porque la pandemia no nos puede enfrentar a todos contra todos. La grieta que existe entre dos partidos nacionales genera este enfrentamiento. 
No tenemos que caer en la grieta y la trampa de la especulación política y electoral. La pandemia no puede servir como trampolín hacia una candidatura o un capital electoral. Tiene que servir para que estemos todos juntos y correr los velos políticos e ideológicos. A la gente no le interesa que estemos viendo qué ventaja podemos sacar. Por eso he sido muy crítico de los dirigentes nacionales que ante la primera estadística que no favorece a la provincia ponen al gobernador como culpable. La pandemia es un tema sanitario que hay que enfrentar con ciencia, tecnología y vacunas.


-¿Cómo ve el rol de la oposición?
-Soy muy crítico cuando toman la pandemia para criticar al gobierno nacional o provincial. No es un tema político, es un tema de gestión y administración sanitaria. Entonces la crítica tiene que ser con una propuesta sanitaria mejor. Tenemos que dar algunas discusiones. Por ejemplo el de las vacunas. Hace un mes, el gobierno de Chile donó 15 mil vacunas Pfizer a Río Turbio pero desde Nación las rechazaron. No hay que politizarlo pero sí analizarlo. Tenemos que ser objetivos y no politizar el tema. No me gusta que la oposición busquen culpables. No es momento de hacer eso lo que hay que hacer es buscar soluciones. La provincia de Neuquén ha aplicado todas las vacunas que entregó Nación. 

-¿Cómo está la relación del gobierno nacional con el gobierno provincial?
-El MPN es un partido provincial independiente y ha sido siempre un partido que ha tenido una buena relación con los distintos gobiernos nacionales. Con momentos mejores y otros no tan buenos. Pero la grieta genera una situación donde hay un tironeo, para ver de qué lado se pone el MPN. Eso es lo que entendemos que no debe darse, porque no le sirve a la ciudadanía. 
Hoy la relación es en términos generales buena. Hay un ida y vuelta y hay comunicación. Pero el mes de abril fue un punto de quiebre por los piquetes. Tuvimos 22 días de piquetes en 30 lugares de provincia, donde hubo actores y propulsores como la izquierda y algunos autoconvocados de Salud. Solo 500 de 10 mil empleados del sector. Más allá de la cuestión salarial que no cuestiono, porque en un país que tiene inflación endémica no hay discusión. y se resolvió con un aumento del 53%. Pero sí cuestionó la forma del reclamo. Y el silencio de los partidos nacionales. Que además buscaron al Gobernador como culpable del problema. Cuando el responsable es la inflación. Allí el Gobierno tiene sus responsabilidades. Pero el piquete es antidemocrático, no permite ejercer sus derechos a nadie. La izquierda proponía una lucha revolucionaria, un quiebre de las instituciones. Se sentían orgullosos de haber apretado la yugular al gobierno provincial. Ahí faltó apoyo a la gobernabilidad por parte de los partidos nacionales. En lugar de condenar al piquete buscaron culpar al Gobernador.
Como consecuencia de los piquetes, la Nación tiene que importar gas en barcos a consecuencia de los pozos que no se pudieron perforar en abril, por un costo de aproximadamente 500 millones de dólares. Nadie se hizo cargo de esa situación ni del daño que le hicieron a los municipios y los trabajadores. Ahí hubo un punto de fricción con un alto grado de especulación política y electoral.


-¿Lo consultan desde el Gobierno?
-No tuve ningún ofrecimiento y cuando me preguntaban sobre el tema siempre dije que no aceptaría ningún cargo. Cuando pasé la posta como Gobernador dije ya está, cumplí mi misión. Incluso la presidencia de YPF. Pero no me la ofrecieron.
Pero sí soy fuente de consulta, tanto con Pablo González, presidente de YPF, con quien nos conocemos hace muchos años. También con Darío Martínez (Secretario de Energía), con quien tenemos una relación muy cordial. Nos comunicamos de vez en cuando. Cuando tienen alguna duda, hablamos. Son contactos no periódicos, pero sí esporádicos. Pero no me consultan todo. Por ejemplo, no fui parte de la redacción del proyecto de Ley de Promoción de inversiones en el sector del gas y el petróleo. Pero sí me han llamado para comentar avances y yo les he dicho que mientras respeten el dominio que establece la Constitución para las provincias, mientras respeten las regalías y que los impuestos provinciales son facultad autonómica de Neuquén, tienen derecho a legislar. Trascendió una versión de manera irregular y enseguida llamé para saber si era así y me dijeron que no, solo algunos artículos. Si el texto fomenta la inversión y lo hace en todas las provincias argentinas, está bien direccionado. Si respeta el dominio y si respeta a las provincias en su poder de contralor, son facultades indelegables, que la Nación no se las puede atribuir. Y mucho menos tocarle las regalías y los impuestos a las provincias. 


-¿Cuál es la importancia de una nueva Ley de Hidrocarburos?
-Es buena la pregunta. Tenemos una herramienta legal maravillosa que la firma Cristina en 2013, el decreto 929 con motivo de la inversión que hizo YPF con Chevron. Allí se establece la libre disponibilidad de divisas de petróleo. Y ese decreto tiene que cumplirse. Estamos pensando en nuevas leyes cuando tenemos un decreto promocional que no se cumple. Está bueno tener legislación de promoción de inversiones pero tienen que estar todos los sectores en materia de gas y petróleo. Después será el empresario el que elige qué lugar le conviene para realizar la inversión. Pero no puede ser algo exclusivo para Neuquén. 
La Ley siempre es conveniente si promueve y alienta la inversión. Pero lo que frena la inversión es la macroeconomía, la inflación, la falta de reglas claras en cuanto a los saldos exportables. la falta de divisas. Y el tema del precio obviamente, saber cuales van a ser las restricciones. 
El país necesita 500 mil barriles de petróleo por día para abastecer al mercado interno. Neuquén produce 190 mil barriles, de los cuales 150 mil ya son no convencionales desde el 2013, con la fractura hidráulica. Y solamente 40 mil barriles convencionales. Es decir que si no hubiésemos iniciado el desarrollo no convencional estaríamos produciendo solo el 20% de la producción actual. Necesitamos que Neuquén pueda tener saldos exportables. El precio del barril brent es de 75 dólares, pero en el mercado local se liquidan las regalías a 53 dólares. Porque el precio del barril está vinculado con el precio del surtidor. Obviamente tenemos que llevar un equilibrio para que no se dispare la inflación. Va a haber dos precios diferenciales en el petróleo, uno para el mercado interno y otro para el mercado internacional.
Por eso es importante que el país pueda producir muchos barriles más, 700 mil u 800 mil. Y Neuquén puede lograrlo. Todos los meses la provincia bate los récords de producción. Y sin leyes de promoción ni cumplimiento del decreto vigente. Entonces se necesita condiciones macroeconómicas, precios, autorización para exportar  saldos exportables. Se necesita reparar el oleoducto a Chile, hacer el gasoducto a Brasil. Es todo un conjunto, no basta con una ley. Es importante sí, porque puede fijar un marco de promoción, pero las leyes no generan realidades por sí mismas. 

-Se habla mucho de Vaca Muerta…¿Cuál es la dimensión real, la importancia para la provincia y el país?
-Hace 130 millones de años, en el territorio actual de Neuquén hubo un mar que luego se fue hacia el pacífico, que dejó sedimentos. ya había habido otro antes que dejó otro yacimiento que está más abajo que se llama Molles, tan importante en gas como Vaca Muerta. Pero cuando se fue el mar dejó arcillas, por eso se llama shale oil, que quiere decir petróleo en arcillas. Es una roca que ocupa 30 mil kilómetros cuadrados de la provincia, que tiene 94 mil kilómetros cuadrados. Es decir que ocupa la tercera parte. Ha sido definida por los expertos internacionales como un “jugador internacional”. Es una roca geológica que está entre las primeras de calidad en el mundo, que tiene petróleo y gas. 
¿Cuánto gas hay en Vaca Muerta? Según la agencia internacional de Energía, estamos hablando de 300 TCF. Es una unidad de medida que significa trillón de pies cúbicos. Loma de la Lata, el gigante de Latinoamérica descubierto en la década del 60 tenía 12 TCF. Argentina consume 2,2 TCF por año. Y en Molles hay otros 300 TCF. Tenemos la segunda reserva mundial de gas no convencional. Y la cuarta en petróleo. Por eso es un jugador internacional, pero no solo por lo cuantitativo sino también por lo cualitativo. La roca es benévola para la fractura, que es 10 veces más sólida que el hormigón armado y hay que inyectarle agua y arena y presión de aire para poder fracturarla y que libere gas y petróleo. Este sistema lo descubrió en Estados Unidos George Mitchell hace 25 años. 
Y hoy se está haciendo en la provincia de Neuquén. En EEUU deben estar por los 130 mil pozos de horizontes no convencionales. En Canadá por los 30 mil pozos. En Neuquén llevamos en total 2.500 pozos. Pero son los únicos 3 lugares del mundo donde se lleva adelante esta técnica en los no convencionales.
A partir del acuerdo Chevron YPF en Loma Campana se aprobaron 41 concesiones no convencionales, con un compromiso de inversión de 200 mil millones de dólares, de los cuales llevan invertidos alrededor de 20 mil millones de dólares. Hoy, el 80% de la producción de petróleo en la provincia es no convencional y el 75% del gas no convencional. Sin esta tecnología, hoy estaríamos produciendo el 20% del petróleo y el 25% del gas. Para darle la dimensión en el presupuesto provincial, deben estar aportando un 50% o 60%. En el mes de mayo, los ingresos propios representaron el 75% del presupuesto, solo el 25% fueron coparticipación federal. Y es la única provincia de estas características.

La provincia de Neuquén ha logrado encaminarse a una autonomía económica en materia de recursos tributarios. Pero le falta muchísimo, porque no alcanza. Está la falacia de que Neuquén es una provincia rica y por lo tanto puede hacer lo que quiera. No, la provincia es rica en el subsuelo, pero su tesorería está siempre al rojo vivo, porque no alcanza para poder atender los sueldos, jubilaciones y a los municipios. Pero si la dejan los piquetes y aquellos que critican las tecnologías no convencionales, la provincia de Neuquén tiene la oportunidad de aprovechar este escenario. Que es de abundancia. Pero en el mundo hay una ventana y es que las energías, por el calentamiento global, a las energías limpias: solar, eólica, hidrógeno, hidráulica. Hoy el 87% de la matriz argentina depende del gas y el petróleo. Por lo que si mañana dejamos de producirlo colapsa el sistema energético. Entonces tenemos una ventana de aproximadamente 20 años para sacar el petróleo. Y la matriz energética del mundo va a cambiar antes de que se termine el petróleo en vaca muerta.
Hoy tenemos reservas comprobadas de gas y petróleo para 25 años. Por eso hay que acelerar el proceso. Si la ley viene a acelerar el proceso de inversiones, metámosle para adelante. Pero no nos podemos colgar de slogans ideológicos o dogmas que dicen que no hay que sacar el petróleo y el gas y hay que ir por las energías limpias. Va a llevar mucho tiempo desarrollarlas para reemplazar el gas y el petróleo. Entonces tenemos que ser inteligentes y audaces. El mundo tiene un escalón que superar antes que el petróleo que es el carbón. En China y la India la matriz energética de más del 50% es el carbón. Son dos clientes para ir reemplazando el carbón por el petróleo y el gas. Escenario de abundancia y ventana de oportunidades. Si no la sabemos aprovechar...no podemos estar esperando. Los países que quieran ser soberanos tienen que tener Educación, alimentos y energía. Argentina podría ser una gran nación y no estar empobrecida como está hoy. Tenemos parámetros tremendos. La segunda inflación del mundo, detrás de Venezuela. La deuda externa per cápita más importante. 330 mil millones de dólares de deuda externa. El subsuelo es maravilloso y nuestros técnicos son tan importantes como los de Estados Unidos y Canadá. Pero nos encontramos con muchos problemas en el suelo, empezando por la Macroeconomía. Un país no se administra solo con decisiones políticas, se administra fundamentalmente con decisiones económicos.

-El Gobierno designó a dos patagónicos en puestos clave, Darío Martínez en la secretaría de Energía y Pablo González en YPF. ¿Cómo los ve?
-Me parece perfecto. Cuando nombraron a Darío en la secretaría lo llamé para felicitarlo. Es muy bueno que esté alguien de la provincia de Neuquén, que es pura energía. Hoy la provincia produce el 57% del gas del país y el 36% del petróleo. La Patagonia en general produce el 90% del petróleo y el 100% del gas del país. Está bueno que Darío esté ahí, porque conoce de qué se trata. Lo mismo en el caso de Pablo. Ojalá puedan trasladar esta mirada federal y patagónica al Gobierno.


-En el último tiempo surgieron otros partidos provinciales, que necesariamente tienen que haber tenido de ejemplo al Movimiento Popular Neuquino. ¿Te consultaron en su génesis sus fundadores?
-Veo que en Misiones ya ganó un partido provincial, Primero Misiones. En Santiago del Estero gobierna un partido provincial, adherido al kirchnerismo. Hay muchas provincias donde los partidos provinciales se van abriendo paso porque los partidos nacionales al insistir tanto con la grieta, no nos han podido representar. Veo que hoy están muy preocupados en el enfrentamiento entre ellos. A tal punto que a mi hermana (Chani) depende cómo vote la califican de kirchnerista o macrista. Y yo me canso de decir que ella vota según lo que le parece y lo que considera más conveniente para la provincia

-¿Por qué se mantiene vigente el MPN después de 60 años?
-El MPN nace en el año 61 con espíritu, provincialista y anti verticalista. La orden venía de Buenos Aires o de Madrid, hay que votar en blanco. Hasta que un día se decidió no hacerlo más. Y con banderas populares, democráticas y del federalismo. En esa década se entablaron vínculos con muchos partidos provinciales. Pero siempre el MPN prefirió quedarse en la provincia. Vaca que cambia de querencia pierde la parición dice el Martín Fierro. 
Muchos se preguntan cuál es el secreto del MPN que durante 60 años ganó 13 elecciones para gobernador. la del 62 fue anulada, y del 63 en adelante son 12 gobiernos que surgieron del MPN. Y nuestros adversarios y los analistas se preguntan qué fenómeno es este. No hay otro caso en América Latina. Y la realidad es que el MPN dio las internas adentro, muy debatidas, numéricamente importantes y se fue recreando cada vez que tenía que competir por el gobierno. No es que eligió feudalmente con un caudillo que decidía con el dedo quién iba de candidato. Se generaron discusiones muy fuertes, hemos debatidos contra exgobernadores, me pasó a mi y le pasó a Omar Gutiérrez. Eran competencias a fondo. Y eso ocurre en la previa de cada elección a gobernador. Y es un desafío también para nuestros adversarios, a ver quién puede ganarnos. Y esto requiere inspiración constante. El MPN es como el Ave Fénix, que se reconstruye, se reinventa, ofrece una nueva plataforma e interpreta a la ciudadanía. Tal vez lo que deben preguntarse nuestros adversarios es por qué perdieron y no tanto por qué ganamos nosotros. 
La elección más importante que tiene el MPN es siempre la próxima y esa es la de concejales. Después vendrá la de Diputados, y después la de Gobernador. Es paso a paso, como decía un dt de fútbol. Ir viendo cómo recrearse, saber interpretar los signos de los tiempos y a la gente.


-Este año se pone en juego la última banca que le queda al MPN en el Congreso…¿Qué importancia le van a dar a la elección?
-Le vamos a dar toda la importancia del caso, pero son elecciones difíciles. Sí que nos interesa tener representantes en el Congreso para poder debatir las leyes nacionales y tener voz y voto en el recinto. Vamos a poner toda la energía y vamos a elegir la mejor propuesta de la Lista Azul del MPN. En estos 20 días que quedan vamos a definir quién es el mejor candidato para representar al partido y vamos a ir a jugar el partido para ganarlo. No con la soberbia de creer que vamos a hacer una elección como para opacar a los partidos nacionales. Ahora se renuevan 3 diputados y nuestra expectativa es que uno sea para el MPN. Si podemos mejorarlo mejor.

-No está tan claro quién puede ser el sucesor de Omar Gutiérrez…¿Cómo ve ese proceso?
-Sí, me pasó lo mismo a mi en el 2014 cuando teníamos que decidir quién iba a ir como candidato. Antes que se decidiera que iba a ser Omar, estaban las dudas. Y hoy se genera una situación similar, de ver quién toma la posta como precandidato para el 2023. Pero es un debate que lo vamos a dar el año que viene, cuando haya internas. Hoy no estamos pensando en otra cosa que no sean las elecciones de concejales y a diputados nacionales. No lo hemos hablado, porque si mencionamos a uno es como que descartamos a otro. Siempre digo que las candidaturas no se proclaman sino que se construyen. Veremos de acá a un año qué es lo que construyó cada uno y ahí ver cuál es la mejor propuesta de personas y de ideas. Mi padre decía que el candidato y el discurso tienen que resistir la vidriera. Es un tema que no me quita el sueño porque sé que hay muchas personas que están en condiciones de tomar la posta para el 2023.


-¿Cómo ve al partido hoy? ¿Se le animan más al MPN?
-Nunca fue fácil. Eso de decir que estaba la vaca atada, y el MPN gana seguro. En el año 2007 me tocó a mí enfrentar a la concertación radical peronista. Se unieron el radicalismo y el peronismo contra el MPN. Y había que ganarle. Y tuvimos un hecho 40 días antes de la elección que fue la muerte de Fuentealba. Con eso, la Concertación ya daba ganada la elección. Y ahí el MPN sacó toda su fortaleza para ganar. No era sencillo y tampoco lo fueron las siguientes. Y todas lo fueron. Siempre los partidos nacionales jugaron fuerte. En el 73 el propio Cámpora vino a la provincia a hacer campaña. ¿Hoy cómo lo veo? Creo que el Movimiento Popular Neuquino conserva su fortaleza, porque está muy enraizado en todas las localidades y los barrios. Hay mucha gente militando. Pero tengo que reconocer que la pandemia ha traído novedades, que hay que evaluarlas en estas próximas elecciones. De Gaulle decía que toda elección permite al ciudadano elegir candidatos pero por otro lado emitir mensajes. Así que vamos a hacer una lectura de las elecciones que tenemos por delante. Hay que prestar mucha atención al mensaje de la gente. La gran pregunta para las elecciones que vienen es qué porcentaje del padrón va a participar y cuántos lo harán de manera positiva y cuántos lo harán mandando un mensaje con un voto negativo o en blanco. Creo que hay muchos interrogantes. Veo muy fuerte al MPN, pero es una encrucijada para todos los partidos políticos y para la democracia. No digo que sea el año 2001, pero es un año donde la pandemia cruza todas las realidades, y la electoral también.

-¿Evaluaría ser candidato en 2023?
-Yo pasé la posta en el 2015. Ahí le entregué el gobierno a Omar Gutiérrez. Cumplo 70 años el mes que viene. Me gusta la política y participar activamente de la democracia y en la construcción de dirigencia. Pero creo que en el tema candidaturas ya cumplí con mi misión.



PING PONG

Cristina: "Me tocó gobernar 8 años con ella presidenta. El diálogo con ella era fluido y creativo. En especial cara a cara. Una persona muy decidida, con mucha convicción en su forma de pensar y de ser. Con una personalidad y un carácter muy fuerte. Ella estaba preparada para trabajar en tándem con Néstor. Y de golpe se encontró que tenía que hacerlo sola. Y demostrar como mujer que tenía toda la fortaleza para seguir en la brecha. Y creo que lo hace. Apoyó a la provincia del Neuquén y YPF en la decisión de desarrollar Vaca Muerta".

Néstor: "Tengo muchas anécdotas con él. Era un líder desestructurado. Un dirigente sin protocolo. Muy sencillo, muy llano y muy abierto. Si había una discusión no quedaban resentimientos. Uno podía discutir abiertamente y después las cosas seguían su curso".

Macri: "Creo que no esperaba encontrarse con el gobierno y que frente al triunfo electoral tuvo la gran oportunidad de generar una conducción económica que no funcionó. No se pudo domar la inflación, que era una expectativa que había. Se suponía que iban a resolver la macroeconomía porque era un sector con conocimientos y no pudieron hacerlo. También apoyó el desarrollo de Vaca Muerta y le gusta especialmente la provincia de Neuquén".

Alberto: "Una persona simple, sencilla. Intercambiamos algunos mensajes muy esporádicamente. Y creo que tuvo la mochila más pesada de la historia con la pandemia. Y la lleva adelante con la mayor fortaleza que tiene. Le deseo lo mejor, pero su gabinete no le encuentra la salida al tema económico".

Omar: "Una persona muy trabajadora, muy honesta y muy inteligente. Está todo el día trabajando, gestionando y ejecutando. En el año 2014 me preguntó si era muy difícil gestionar. Yo le dije que era más difíicl ser candidato. A la luz de la pandemia le tengo que decir que me equivoqué. Hay que sacarse el sombrero por su trabajo en pandemia. Les toca timonear un barco donde todos los días hay que tomar decisiones en medio de la tragedia".

Gaido: "Muy bien. como le toca a Gutiérrez y Alberto es un piloto de tormentas. Y le toca gobernar una ciudad después de 20 años que el MPN no lo hacía. Y ha sido amplio, ha abierto las puertas a otros pensamientos y otras ideas políticas. Y está administrando bien la ciudad y haciendo obras al mismo tiempo".

Rolo: "Estuvimos juntos en dos campañas a Chos Malal como intendente. En la segunda en la que ganó me quedé 30 días ayudándolos. En el interín fue candidato a diputado provincial, cargo que ejerció con mucha solvencia. Luego fue elegido por los intendentes para ser parte de la fórmula a gobernador. Después vinieron algunos desencuentros, pero como decía mi padre: los agravios en la política caducan a los 60 días".

Sobisch: "Fui integrante del gabinete de él en la década del 90, fui ministro de Gobierno. Y en el 99 fui vicegobernador. Lo considero una persona que tiene una gran predilección por la actividad política. Y que tomó la decisión de irse del MPN".

Referente: "Podría elegir a Elías Sapag, mi padre, un estratega de la política. Felipe también, pero era más ejecutivo y carismático, de mucha llegada popular. también elegiría a Pedro Salvatori como ingeniero y creador del COPADE. y pudo construir un capital político importante. Una enorme capacidad de trabajo y una mente brillante".

Opositor: "Horacio “Pechi” Quiroga. Teníamos un vínculo de diálogo importante. Rescato en él que construía y lideraba. Prácticamente en soledad Construyó su capital político con pico, pala y carretilla. Ha sido un artesano de la política. Y si bien hemos competido y hemos sido adversarios, siempre ha sido con mucha nobleza y cada uno respetando su dignidad".


Y una perlita: "Pechi tenía una enfermedad pulmonar muy grave y no dejó la arena ni el combate. Estuvo en el frente de batalla siempre. Néstor tampoco. Fuimos juntos con Pablo González al último acto en Río Gallegos y estaba recién operado. Le pedimos que descanse y nos dijo “los árboles mueren de pie”".



PING PONG PERSONAL

Hobby: "Me gusta la pesca. Y me gustan las piedras. La minería es algo que podría haber estudiado en lugar de abogacía. Mi padre tenía una empresa minera y me encargaba de las ventas. Y tengo una atracción fatal con las piedras. Junto las piedras lindas. Tenemos una colección grande en casa".

Libros: "Tiempos líquidos, de Bauman, me parece un libro muy interesante. Porque muestra un poco lo que estamos viviendo en plena pandemia. La precariedad, la fragilidad, la transitoriedad de las cosas. Pensar rápido, pensar despacio (Kanheman) es otro que lo releo a cada rato. Y me gusta mucho leer sobre Alejandro Magno, tengo varios libros sobre él. Me gusta leer especialmente sobre su paso por el Líbano porque mi abuelo y mi padre nacieron allá. La política a veces tiene que ver con las batallas. Y Magno siempre decía que si se quieren ganar las batallas hay que tener mucho cuidados con los detalles, no dejar nada librado al azar. Y no dejar nada que puedas hacer hoy para mañana".

Series: "Me enganché mucho con una sobre la fundación del imperio turco, Resurrection, en Netflix. También me gustó mucho El Método Kominsky, me sentí muy identificado con las cosas que le pasan al protagonista".

Películas: "Corazón valiente y el Conde de Montecristo. Actuales no sé porque hace 2 años que no se puede ir al cine (risas)".

Deportes: "Mi actividad favorita es caminar por la montaña. El sedentarismo es el peor enemigo. Y deporte preferido siempre me gustó el Rugby. lo practiqué cuando estudiaba en Buenos Aires. Y cuando puedo veo algún partido de los Pumas o alguna liga lo veo. Y el fútbol también. Era defensor, pasaba la pelota o el jugador, pero los dos no. Era un defensor áspero (risas). Soy hincha de Boca y Barcelona (por Messi)".