08/06
Dirigentes de ciudades turísticas se unen para elaborar un plan de temporada invernal
Los distintos destinos de nieve del país enviaron una carta al ministro de Turismo de Nación, Matías Lammens para pedir ayuda de cara a las vacaciones de invierno. Para ello solicitan 50 mil vacunas para quienes trasladen y organicen turistas y más vuelos para evitar aglomeración de personas

La temporada de invierno se acerca y las provincias patagónicas, muchas de las cuales tienen gran parte de sus ingresos con el turismo, empiezan a desesperar por la incertidumbre de saber si finalmente podrán recibir turistas o no en los principales destinos de nieve del país. 

Desde hace meses la idea viene resonando con fuerza en el sur argentino. Se han elaborado decenas de protocolos y hasta se han diseñado seguros Covid con tal de proteger la economía, pero lo cierto es que hoy la idea de tener una temporada de invierno está prácticamente caída. 

"Si no tenemos temporada de invierno esto va a ser un desastre”, explicó a La Tecla Patagonia el intendente de San Carlos de Bariloche, Gustavo Gennuso, que aclaró: “No solo están los 350 puestos laborales de Cerro Catedral. Son prácticamente 60 mil puestos de trabajo que peligran en la ciudad”. 

Hoy por hoy, todas las esperanzas del intendente están puestas en Matias Lammens, ministro de Turismo y Deporte de Nación, con quien han establecido diálogo en infinitas oportunidades. “Si no tenemos un trabajo conjunto con los gobiernos provinciales y Lammens no vamos a llegar a ningún lado”, explicó. 

Algunas decisiones de Lammens, como el plan de créditos o el Pre Viaje fueron todo un éxito y nos permitieron sobrevivir en un momento crítico”, agregó Gennuso. Claro, es que los días próximos son fundamentales si quieren sobrevivir a la segunda mitad del año. Es por eso que los distintos dirigentes provinciales buscan hacer un pedido conjunto al Ministro para poder elaborar un plan de acción.  

Es por esto que los Ministros de Turismo de las provincias patagónicas, como Martha Vélez por Río Negro y Marisa Focarazzo por Neuquén, participaron del la reunión realizada en el día de ayer. En un comunicado avisaron que “hubo consenso absoluto en la necesidad de asegurar el desarrollo de una temporada de invierno para todo el mercado nacional” y se planteó algo que el mismo Gennuso destacó a La Tecla Patagonia: “Hoy por hoy no hay temporada porque no hay fecha. Lo fundamental es poder poner un comienzo para ya organizar la temporada y que empiecen a venir los turistas”. 

Lo que preocupa por estas horas a los distintos dirigentes patagónicos es la posibilidad de un cambio en el calendario invernal. Fue el propio intendente barilochense quien aseguró que “poder escalonar las vacaciones serviría para distribuir los turistas y no aglomerar gente”. En una nota que se elevará al ministro Lammens, las provincias patagónicas reclaman mayor conectividad aérea con los destinos invernales y recuperar algunas rutas que fueron anuladas con la pandemia sin ser restituidas hasta el momento.

Otro de los puntos importantes de la carta enviada a Lammens, es la prioridad de las campañas de vacunación para aquellas personas que estén en contacto directo con los turistas como choferes de colectivo, guias de turismo y personal de atención. Para esto se estima que son necesarias unas 50 mil vacunas para los distintos puntos turísticos del sur. 

Por estas horas no se descarta la posibilidad de copiar el modelo turístico europeo, donde solo se puede viajar en el caso de tener una vacunación completa. Pero de pronto, la modalidad burbuja es la que parece adecuarse a la realidad y condición del país.