EXPECTATIVA
27/12/2020
El reperfilamiento del BOCADE dará alivio financiero a Chubut
El ministro de Economía, Oscar Antonena, explica en esta nota exclusiva para La Tecla Patagonia qué implica para la Provincia haber acordado con los tenedores de bonos en dólares. Cómo se presentarán las finanzas en el corto y mediano plazo
Por Oscar Antonena (Ministro de Economía de Chubut)

Con la reestructuración del BOCADE, Chubut se convirtió en la segunda provincia argentina, en stock de bonos emitidos en moneda extranjera con garantías de regalías hidrocarburíferas, que logró renegociar su deuda en moneda extranjera en un periodo de tiempo singular y con resultados positivos, cumpliendo con los parámetros de la Unidad de Sustentabilidad de la Deuda y conservando su riesgo reputacional frente a los mercados.

Para Chubut esto significa un alivio financiero para los próximos tres años, por  un ahorro en los servicios de la deuda de aproximadamente 169 millones de dólares. Asimismo, se extendió el plazo del bono desde el año 2026 al 2030.

Claramente se observa una notoria disminución en la tasa de amortización en los primeros años, la que, sumada al pago de intereses, redunda en el mencionado ahorro bajo la nueva estructura de 169 millones de dólares.


 

El hecho de que se haya extendido el plazo del bono hasta el año 2030, implica que en años posteriores habrá que cancelar la deuda y eso hace que existan cancelaciones de servicios de la deuda en años en que no existían anteriormente. El máximo ahorro acumulado para la Provincia con el bono renegociado se produce en el año 2023. Este ahorro se debe principalmente al alivio en los pagos de capital: en lugar de amortizarse unos u$S 325 millones entre 2021 y 2023, con la nueva estructura se cancelan unos u$s 131 millones de capital.
 

 

2021

2022

2023

2024

2025

2026

2027

2028

2029

2030

(Ahorro) / Desahorro anual

(92,6)

(59,3)

(16,7)

7,1 

7,7 

35,4 

112,1 

83,0 

9,8 

4,7 

(Ahorro) / Desahorro acumulado 

(92,6)

(151,9)

(168,6)

(161,6)

(153,9)

(118,4)

(6,4)

76,7 

86,5 

91,2 

La reestructuración del bono ha sido conveniente para ambas partes, la Provincia y los acreedores. Por un lado, la Provincia ha obtenido un importante alivio financiero en los próximos años lo que le permitirá encarar el ordenamiento de la situación fiscal de manera tal de lograr crecimiento de la economía y poder hacer frente a sus obligaciones oportunamente como se discutirá más adelante. Desde el punto de vista de los acreedores, entienden que la situación de la provincia es en extremo delicada en el presente y que sin alivio la misma no puede hacer frente a los cambios estructurales necesarios lo que, en última instancia, podría poner en riesgo sus activos. 

Un beneficio relevante para el estado provincial es la liquidez temporal que se produce por una menor integración de reservas en la estructura del fideicomiso. Dado que los próximos servicios de la deuda reestructurada son sustancialmente menores que los originales (producto del importante alivio en las amortizaciones de los años 2021, 2022 y 2023), la reserva que se mantiene dentro de la estructura de garantía (igual al próximo servicio de deuda) quedaría excedida, por lo que se ha acordado con los acreedores que el exceso de unos AR$ 2.400 millones fue  liberado inmediatamente en favor de la Provincia.

El reciente resultado del proceso de renegociación del BOCADE y su sustentabilidad en el tiempo debe ser analizado dentro de un marco de esfuerzo fiscal para estabilizar las cuentas del gobierno provincial. 

Es fundamental el ordenamiento de las cuentas fiscales, para darle sostenibilidad al proceso se reestructuración a fin de liberar recursos fiscales en el mediano plazo que puedan ser usados en los pagos de la deuda. Esto permitirá llevar a cabo una reestructuración que alivie la situación financiera de la provincia no sólo en el corto plazo sino en el mediano y largo plazo. 

La negociación que la Provincia encaró con los tenedores del BOCADE contempló proyecciones realistas de los supuestos macroeconómicos y, especialmente, los criterios a aplicar en la evolución de los principales ingresos y gastos y  conseguir un nuevo perfil de vencimientos de los servicios de la deuda.

Para analizar la sustentabilidad en los años subsiguientes al 2024 asumimos un escenario conservador para la Provincia y es que el superávit primario obtenido en el 2024 se mantiene en los años subsiguientes. Condicional al acomodamiento de las cuentas fiscales en los próximos tres años, este es un escenario conservador porque asume, por ejemplo, que no habrá crecimiento de la economía que mejore los ingresos fiscales desde el año 2024.