INFORME
17/12/2020
Pandemia y juego: el impacto en las provincias de la Patagonia
Como consecuencia de la llegada del coronavirus al país, los casinos y salas de juego de todo el país estuvieron largos meses con las persianas bajas, sin poder trabajar. El sur no fue la excepción. Por este motivo, La Tecla Patagonia ofrece un repaso por la situación de cada provincia, pérdidas y consecuencias del parate
Por Sebastián Simonetti

La pandemia del coronavirus trastocó los planes de todo el mundo, así como también el normal desarrollo de la vida y el año en general. El 2020 estuvo marcado por la llegada del Covid-19 y hubo que barajar y dar de nuevo. Nuevos hábitos, nuevas costumbres, muchas restricciones y una obligada autocrítica y reflexión respecto de la fragilidad del sistema social vigente en la actualidad.

En este escenario de incertidumbre generalizada, la prioridad para movilizarse y por lo tanto mantenerse económicamente activos fue para los sectores denominados esenciales, que incluyen al personal de salud, seguridad y los sectores productivos. Así, desde mediados de marzo, los casinos y salas de juego de todo el país tuvieron que cerrar sus puertas hasta nuevo aviso.

Si bien a priori parece que se trata de un área que no es prioritaria y hasta incluso durante estos meses se han hecho comparaciones con las escuelas, reclamando las clases presenciales si se abrían los casinos, la realidad es bastante más compleja. Para empezar, de la recaudación de salas de juego y lotería se destina buena parte para Salud, Educación, Familia, Desarrollo Social.

Es decir, el aporte a las arcas del Estado por parte de las agencias de juego y afines es muy importante en lo que respecta al Presupuesto general y particular de cada área. Durante la pandemia, esa redistribución se vio afectada de manera directa y fueron los distintos gobiernos provinciales que tuvieron que suplirlo con reservas.

Pero además, hay otro ítem no menor en la ecuación: la cantidad de puestos de trabajo que se generan en torno al Juego en el país.  Todos trabajadores que vieron sus empleos en riesgo durante los meses de aislamiento social, preventivo y obligatorio. Pero además, el sector no recibió ayuda económica por parte del Estado, puesto que no entró en el ATP. 

Por supuesto, la Patagonia no escapó a esa realidad de prohibiciones y confinamiento. Pero sí presentó diferencias respecto de los momentos para las reaperturas de las salas de juego, basadas fundamentalmente en la situación epidemiológica de cada región. Por este motivo, La Tecla Patagonia ofrece un repaso por la situación de cada provincia, pérdidas y consecuencias del parate.


Neuquén, la provincia en la que más tarde reabrieron las salas de juego


"Los casinos cerraron en el indicio de la pandemia (marzo 2020), aprobándose su reapertura a partir del 9 de diciembre de 2020, mediante la aprobación del protocolo básico para salas de juego y casinos de la provincia del Neuquén. (Resol-2020-88)", apuntaron a La Tecla Patagonia desde el Instituto Provincial de Juegos de Azar del Neuquén (IJAN).

Respecto de los efectos de dicho cierre, desde la entidad provincial subrayaron que "todas las utilidades percibidas por el IJAN son destinadas al desarrollo social de la comunidad neuquina. Desde ya, la pandemia y su consecuente cierre de Agencias y salas de Juegos y Casinos, reflejó una merma en la recaudación del sector. En lo que refiere a la reducción del presupuesto general fue del 40%, mientas que la reducción en los ingresos de casinos fue de un 83%".

Ante esta situación, desde el instituto emplearon un Plan para apoyar la actividad económica de las Agencias Oficiales de Lotería y Quiniela. El mismo consistió en otorgarles un adelanto de comisiones, cuyo monto fue calculado en base a las comisiones percibidas durante el último mes completo en actividad -febrero de 2020.  Por otro lado, sumada a la medida mencionada, se logró acordar con el Banco Provincia del Neuquén S.A., el lanzamiento de un crédito específico para nuestros agencieros, con tasa preferencial, a fin de acompañarlos en la situación económica que están atravesando.

En tanto, desde el IJAN aclararon que "algo importante para destacar es que la Ley 3230 que declaró la emergencia sanitaria en toda la Provincia del Neuquén, dispuso en su Artículo 18°, la desafectación y disposición por parte del Poder Ejecutivo Provincial, de los recursos producidos de la explotación de las actividades de juegos de azar, regladas por la Ley 2751 (que da creación al IJAN) para atender la situación de contingencia. En esta oportunidad la disponibilidad de los fondos quedó en manos del Ministerio de Economía de la Provincia para ser destinados al área de salud".



En cuanto a la esperada vuelta a la actividad, desde el instituto apuntaron que "en relación al protocolo para poner en marcha los casinos y salas de juego, se realizó un protocolo sanitario básico entre las salas de juego y casinos de la provincia y el IJAN que fue luego aprobado por resolución del Ministerio de Jefatura de Gabinete, autorizando  las actividades con  factor  de  ocupación  del  TREINTA  POR  CIENTO  (30%)  de  la  capacidad  de  las  salas  de  juego  y casinos, cumpliéndose todas las normas debidas de higiene, el correspondiente distanciamiento social, etc. Dichas actividades podrán realizarse de lunes a sábado, dentro de las franjas horarias de circulación genera la autorizada  y  de  apertura  comercial  en  las  vías públicas  de  la  Provincia  del  Neuquén,  y  en  el  marco  de  las disposiciones  municipales  que  regulen  los  aspectos  relativos  a  la  emergencia  sanitaria  dentro  de  los correspondientes ejidos locales. Los días domingo las salas de juego y los casinos permanecerán cerrados".


Las agencias de Lotería sostuvieron la recaudación en Río Negro

En diálogo con La Tecla Patagonia, el gerente de comercialización de Lotería de Río Negro, Nicolás Aballay, señaló que "los casinos cerraron el 17 de marzo por el contexto de pandemia y comenzaron a reabrir recién a fines de noviembre. Algunas salas, de a poco y dependiendo de los municipios y los protocolos. Cada uno decidía cuándo y cómo abrían. Durante todos esos meses estuvieron sin trabajar y cerrados".

Al respecto, Aballay aclaró que "las agencias de lotería abrieron antes, en mayo. Esto permitió que las recaudaciones se mantengan. De enero a marzo estábamos en un promedio de 220 millones de pesos de recaudación, abril 0, mayo, a mitad de mes 76 millones. Junio aumentando, y hoy en día estamos por encima de 300 millones de pesos. Mejoramos el ritmo inicial del año. Es un crecimiento en todo lo que tiene que ver con juegos, quiniela, patagonia telebingo, todo ese tipo de cartera de productos." 



En cuanto al impacto en las arcas provinciales, el funcionario manifestó que "las transferencias obligatorias por ley 48 es todo lo recaudado menos los premios a los agencieros, eso se distribuye a toda la provincia. Esa redistribución se volvió a hacer efectiva en julio. Y se utilizó para todo el descalce contable que hubo en Lotería, que siguió funcionando casi sin dinero. Empezaron las transferencias con 6 millones en la provincia, más que nada a Salud. A partir de agosto no bajamos de 30 millones de pesos repartidos en toda la provincia: Bomberos, Desarrollo Social, Cultura, Salud y Educación, Familia, Fondo Editorial, Fondo Provincial de Turismo, Deporte.Desde agosto a la fecha hemos transferido una suma superior a los 100 millones de pesos, destinada a toda la provincia, especialmente en salud". 

Sobre la tan esperada reapertura de las salas de juego, Aballay aclaró que "los casinos recién abren ahora y dependen de cada municipio. Se abrieron la mayoría menos el de jacobacci que esta reacomodando la sala para abrir en un mes. Hay protocolos de seguridad e higiene, de ocupación…

Por último, a modo de balance, expresó: "Un solo mes estuvimos en 0, que fue abril. Tanto en marzo y mayo funcionamos mitad de mes y se hicieron recaudaciones y se lograron hacer las distribuciones necesarias. Se trabajó fuertemente en pandemia mientras estuvo cerrado para que cuando se retomen las actividades no nos agarre parados. Se hicieron trabajos comerciales planificados para mantener y mejorar los niveles de recaudación, que se ven reflejados hoy en día. La marca nueva de patagonia telebingo y mini bingo, el posicionamiento de La Rionegrina como la quiniela oficial de la provincia. Cumplimos los objetivos de la vuelta".



Perdidas millonarias y apertura paulatina en Chubut

"Tuvimos el cierre intempestivo de todo lo que es casino y salas de juegos a partir del 20 de marzo, por el decreto nacional. En lo que repercute al juego de quiniela, del 20 de marzo al 20 de mayo tuvimos una pérdida de 120 millones de pesos", subrayó a La Tecla Patagonia el titular de Lotería de Chubut, Luis María Aguirre. 

"Las pérdidas fueron millonarias en cuanto al dinero que se recauda en el dinero de casinos. Porque eso va directamente al presupuesto de salud, de Chubut deportes, a minoridad, Familia, etc. Son aportes que no se pudieron hacer y los tuvo que suplir las arcas del gobierno provincial", agregó Aguirre. 

En cuanto a los puestos de trabajo afectados, el titular de Lotería aclaró que "por suerte no se perdió ninguna fuente laboral. Ni en casinos ni agencias de quiniela. Allí se generan entre 1.500 y 1.800 puestos de trabajo en la provincia de manera directa".

Añadió: "El negocio del juego no está contemplado por la ley pyme, por lo que no recibieron ayuda del gobierno nacional. Solo los casinos recibieron ayuda el primer mes de parte de ANSES y luego no lo cobraron más".


Sobre la apertura, el funcionario explicó: "en cuanto a casinos, si bien el permiso a nivel provincial lo tuvimos el 13 de agosto, no todas las ciudades lo habilitaron, porque cada una estaba en una dinámica distinta en cuanto a la pandemia. En una primera instancia abrimos los casinos de Esquel y Trevelin. En Comodoro recién se abrieron hace un mes, con un horario restringido y una ocupación del 30% permitido, con un protocolo muy estricto. Y solo se habilitan las máquinas tragamonedas. Recién ahora se habilitan los juegos de paño, con 3 personas por mesa. En Madryn y Trelew abrieron en septiembre". 

Asimismo, Aguirre apuntó que "las agencias de quiniela pudieron abrir antes como medios de pago habilitados por el Banco Central. Luego se pudo habilitar como agencias de quinielas y empezaron a facturar. Ninguna agencia pasó penurias. Si bien en un principio la recaudación fue de menos a más. En mayo tuvimos recaudación negativa, pagamos más premios que lo que recaudamos, pero a partir de ahí la recaudación ha ido creciendo día a día de manera exponencial".

Sentenció: "lo importante para nosotros era capear esta tormenta económica, obviamente con los empleados adentro. Ellos no han hecho paro ni un solo día. Es algo que agradecemos. Somos un instituto autárquico, autofinanciado. Eso significa que lo que generamos de la recaudación del juego cubrimos todos nuestros gastos. Y hemos trabajado en ese sentido, en una crisis que nos pegó de lleno pero hoy tenemos las 97 agencias trabajando en la provincia, todos los casinos por ahora trabajando también. Pero somos muy respetuosos de cada municipio y tienen la libertad para cerrar cuando lo dispongan. Siempre hemos acompañado las medidas de los gobiernos municipales". 



Avances y retrocesos al ritmo del Covid-19 en Santa Cruz

La provincia gobernada por Alicia Kirchner ha sufrido los vaivenes que producen las altas y bajas de contagios de coronavirus. Según la situación epidemiológica han alternado entre períodos de mayor apertura y otros de mayores restricciones. 

Como en todos los casos, inicialmente los casinos cerraron sus puertas en marzo. Promediando fines de junio, las salas de juego santacruceñas fueron reabriendo, pero con el correr de los meses muchas de ellas volvieron a quedar fuera de funcionamiento por los altos números de casos registrados en las localidades.

Cabe señalar que ante la consulta de La Tecla Patagonia para conocer el impacto de la pandemia en el sector, desde Lotería de la Provincia no emitieron respuesta alguna.