ESTA TARDE
12/11/2020
Con Cristina a la cabeza, el Senado va por el ok definitivo para el presupuesto de Alberto
La Cámara de Senadores nacional se encamina a convertir hoy en ley el proyecto de Presupuesto 2021, que ya cuenta con media sanción de Diputados, en el marco de una sesión especial convocada para las 14.
El martes pasado, a través de un decreto parlamentario, la presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, convocó a tratar de manera exclusiva ese proyecto en el marco de una sesión especial.

El Presupuesto 2021 contempla un crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de 5,5%, una inflación del 29%, un gasto global de 8 billones de pesos y un déficit equivalente al 4,5% del PBI.

La iniciativa fue aprobada el 29 de octubre por la Cámara de Diputados y rápidamente la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado le dio dictamen favorable, de cara a las negociaciones encaradas por el Gobierno para alcanzar un nuevo programa de financiamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El proyecto, se descuenta, será convertido en ley gracias a los votos del oficialista Frente de Todos y de sus aliados; en tanto el interbloque de Juntos por el Cambio aún no definió su postura.

En Diputados, el primer Presupuesto del Gobierno de Alberto Fernández había cosechado 139 votos a favor, 90 abstenciones de Juntos por el Cambio y 15 votos en contra, tras casi 20 horas de debate.

Vale señalar que de acuerdo a los datos centrales del proyecto de Presupuesto se contempla para el año próximo una recuperación de la economía del 5% del PBI ya que este año concluirá con una caída superior al 12%.

También se proyecta -tal como informó Ambito Financiero- una inflación anual del 29%, un dólar promedio de $ 102 a diciembre del 2021, y un déficit del 4,5% que implica reducir en cuatro puntos el déficit previsto para este año que oscilará en el 8,5%.

Otro punto importantel es la duplicación de gastos de capital respecto al presupuesto de 2019, ya que se elevará del 1,1% al 2,2% para apuntalar la obra pública y el desarrollo productivo.

Como contrapartida, el pago de los intereses de la deuda se reducirá tras la refinanciación del pasivo emitido bajo legislación extranjera, luego del acuerdo alcanzado por el Gobierno con los bonistas.

Otro aspecto clave es que por primera vez el presupuesto fue diseñado con perspectiva de género, ya que se destinarán hacia esas políticas el 15% de sus recursos previstos para el 2021, mientras que más del 65% del gasto total se derivará a gastos sociales.

En ese sentido, el proyecto destina $ 5,5 billones a gastos sociales para el pago de jubilaciones y asignaciones sociales, programas alimentarios, de economía social, entre otros, lo que representa el 65% de los recursos contemplados para el 2021.