REGION
01/09/2020
Acusaciones y chicanas entre los patagónicos en torno a la sesión en Diputados
Los representantes regionales de Juntos por el Cambio viajaron a Buenos Aires exigiendo que se sesione de manera presencial. Los oficialistas retrucaron desde las redes, sosteniendo la virtualidad. Mirá qué dijeron de uno y otro lado en la previa a la definición en el Congreso de la Nación
La jornada de hoy estuvo marcada por la tensión política en torno al desarrollo de la sesión en la Cámara de Diputados de la Nación, que convocó el oficialismo. Allí la discusión giró alrededor de la cuestión reglamentaria planteada por Juntos por el Cambio ante la caída del acuerdo para el desarrollo de sesiones virtuales. El trasfondo tiene que ver con la posible sanción de la reforma judicial impulsada por el Ejecutivo nacional.

En la región, los representantes de uno y otro bloque replicaron las posiciones de los principales espacios a nivel nacional. Los opositores viajaron a Buenos Aires en auto desde la Patagonia para asistir al recinto de manera presencial. Los representantes del Frente de Todos, en cambio, se quedaron en sus casas dispuestos a conectarse de manera remota, como los protocolos sanitarios indican.
 
 
"Lamentable e irresponsable el Show que está haciendo Cambiemos básicamente por qué no está de acuerdo con las leyes a tratar. Que se hagan cargo de los intereses que defienden y le expliquen a la gente lo negligentes que son", manifestó el diputado chubutense Santiago Igón (Frente de Todos).

Su coterráneo Gustavo Menna (Juntos por el Cambio), manifestó que "estamos en Diputados para hacer cumplir el reglamento. Si el protocolo de sesiones virtuales no está prorrogado, la única forma de hacerlo es presencialmente. La prórroga solo puede aprobarse por consenso", y minutos más tardes aseguró que "estamos en el recinto para garantizar que los temas de fondo, como la reforma judicial, no se traten de modo virtual".
 
La rionegrina Lorena Matzen aseguró que "hoy estamos en la Cámara de Diputados de la Nación, nuestro lugar de trabajo, pidiendo consenso y racionalidad al oficialismo para que el Congreso funcione adecuadamente, sin trampas y en el marco de nuestra democracia representativa".
El neuquino Carlos "Beto" Vivero, luego de mostrar el lugar desde donde sesionará, jugó fuerte: "resulta que el acuerdo más escandaloso con el FMI por el cual nos endeudaron en más de U$D 45 mil millones para fugar capitales no paso ni por la vereda del Congreso, pero ahora necesitan salvar la República. Extorsionadores y sinvergüenzas".