REGION
16/04
Fondos COVID19: Cómo se reparte la ayuda de Nación
La crisis económica que atraviesan las provincias por la parálisis de la actividad es compensada con el rescate del Gobierno nacional. Los Ejecutivos patagónicos deben hacer equilibrio entre las necesidades sanitarias y las financieras. Los Municipios reclaman ayuda, en un contexto donde nada parece ser suficiente. El detalle del reparto, provincia por provincia

Por Alejandro De Angelis 

Las pérdidas económicas de las provincias patagónicas en el marco de la paralización casi total de la actividad por el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional, se cuentan de a miles de millones. A la realidad que viven todos los distritos del país, afectados por la baja estrepitosa de la recaudación impositiva, en la región se suman los efectos de la gran caída en el precio internacional del barril de petróleo, que se traduce en una importante reducción de las regalías, un ingreso fundamental para el sostenimiento financiero de las provincias del sur.

Ante dicho escenario, el Gobierno nacional salió al rescate con un sistema de reparto de fondos a lo largo y ancho del país, que busca subsanar las pérdidas originadas por la parálisis ordenada desde el 20 de marzo por el Presidente de la Nación, como única posibilidad certera de evitar la propagación del coronavirus en Argentina y colapsar el sistema de salud federal, provocando miles de muertes. En la Rosada se niegan a plantear una disyuntiva entre Economía y Salud, e intentan establecer un equilibrio que por ahora tiene más resultados desde el costado sanitario que en las finanzas.

Concretamente, el Ministerio del Interior que maneja Eduardo “Wado” De Pedro implementó un sistema de envío de fondos mediante ATN y a través del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial (FFDP). “Por ahora tenemos previsto los 120.000 millones de pesos que, como está en el decreto son 60.000 por ATN y 60.000 son créditos que se van a otorgar a tasas blandas y plazos laxos desde el Ministerio de Economía de la Nación y en particular desde el Fondo Fiduciario”, explicó a La Tecla Patagonia la titular a cargo de la secretaría de Relaciones con Provincias, Silvina Batakis.

Además, la funcionaria del Ministerio del Interior detalló que “en materia de ATNs, al margen de los $60.000 millones que dispuso el decreto nosotros habíamos hecho un anticipo, que era de $6.000 millones, que fueron unos días antes de la salida del DNU. Dentro del marco del decreto distribuimos $20.000 millones, que fueron por índice de coparticipación. Los $6.000 millones anteriores habían sido distribuidos el 80% por coparticipación y el 20% restante por población”.

Del envío inicial de $20 mil millones, a la Patagonia llagaron un total de 1712 millones de pesos. La más beneficiada fue Río Negro con 499 millones seguida por Neuquén con un ingreso por ATN de $343 millones. Detrás, quedaron con un igual cifra Chubut y Santa Cruz, que recibieron 313 millones cada una, siendo Tierra del Fuego la menos beneficiada, con 244 millones. Del total de la torta, la región se quedó con apenas el 8,55%.

“La próxima distribución que hagamos todavía no tiene fecha ni criterios. Los criterios quedaron a ser definidos por el Ministerio del Interior. Seguramente se distribuyan otros diez mil millones los primeros días de mayo pero todavía estamos evaluando los criterios”, aseguró Batakis ante la consulta sobre la posibilidad de direccionar fondos según las necesidades de cada distrito.

Asimismo, la funcionaria aclaró que “los 60.000 millones que fueron a capitalizar el FFDP todavía no están siendo utilizados ya que recién estamos recibiendo las notas de pedidos de algunas provincias, y a partir de ello veremos cuando se tengan todas las notas, cuánto es el pedido total y cómo se toma la decisión, que será dentro de la órbita de Economía”.

La situación de las provincias

En diálogo con este medio, el exgobernador rionegrino y actual senador nacional, Alberto Weretilneck, aseguró que “la caída en la recaudación es fuertísima”, y ejemplificó: “solamente en la segunda quincena de marzo estuvimos un 27% abajo en el interanual. Es muy fuerte la pérdida de recursos por parte de las provincias y los municipios”. Al ser consultado sobre la suficiencia de los fondos, Weretilneck consideró que “si es hasta el 27 de abril y después se empieza a generar actividad económica, probablemente estemos en el límite de si alcanza o no alcanza. Si permanece mucho más, ahí sí vamos a estar muy complicados”. 

Desde el Gobierno santacruceño, por su parte, aseguraron a este medio que aún no llegaron los fondos enviados por el Ejecutivo nacional, y advirtieron que solo hasta la fecha la pérdida en regalías asciende a los $350 millones de pesos, mientras que las pérdidas totales por recaudación y coparticipación federal ya llega a los 800 millones de pesos, con aún quince días de números rojos por delante.

Las realidades de Neuquén y Chubut no distan demasiado de los anteriores distritos mencionados. En el caso chubutense, con el agravante de los severos retrasos en el pago de salarios a los empleados estatales, que genera aún mayor incertidumbre respecto del futuro de las arcas provinciales. Los neuquinos, por su parte, centran la preocupación en Vaca Muerta y la imposibilidad de inversiones ante la volatilidad del mercado y la falta de garantías internas. El gobernador Omar Gutiérrez trabaja para lograr un “precio sostén” del barril que ponga fin a la sangría petrolera, aunque mira de reojo el reparto de ATN.

En las últimas horas, el diputado nacional por Neuquén del Frente de Todos, Darío Martínez, en el marco de la discusión por la instauración de un impuesto a las grandes fortunas que lo tiene como uno de los precursores, se mostró optimista al asegurar que “Alberto, con los recursos del Estado, es como el Diego con la pelota en el 86', la distribuye y la tira justo cuando se necesita”.

El reparto a Municipios

“Por supuesto que habrá un reparto a los Municipios”, dijo a este medio el Jefe de Gabinete de Santa Cruz, Leonardo Álvarez, aunque no precisó con qué criterio se hará. “Todavía no lo definimos porque la plata aún no está”, aseguró. En tal sentido, hacia adentro del Ejecutivo no se descarta que haya una distribución acorde a las realidades sanitarias, más allá de las necesidades económicas.

Por caso, el Municipio de El Calafate es uno de los más afectados por el coronavirus, con la mayoría de los casos (32) mientras que en 11 localidades de las 15 no se registran positivos, lo que permitiría en dichas ciudades una flexibilización de la cuarentena que reactive la economía paulatinamente. Como contracara, en las últimas semanas el intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, precisó: “teníamos una recaudación de 6 millones de pesos diarios, ahora no llegamos ni a los 300.000”.

El caso de Chubut es paradigmático, porque el Gobierno repartió a discreción y hubo mucho enojo. Fueron un total de 50 millones a todas las Comunas —menos Gobernador Costa que no recibió fondos— en una nómina de donde se se destaca la desequilibrada diferencia en los envíos a las pequeñas localidades de Lago Puelo ($4.000.000) y El Hoyo ($2.000.000), por sobre la capital de Rawson, gobernada por el opositor Damián Biss, que  recibió tan solo $700.000 y Trelew, con fondos asignados en solo $2.250.000.

"La distribución no puede ser discrecional, sino atenerse a pautas objetivas fijadas en una norma. Y sin discriminar a ningún municipio, sea del partido que sea", advirtió el diputado nacional Gustavo Menna (Juntos por el Cambio). “Quisimos colaborar, coparticipar y ayudar a aquellos que no lo habían gestionado previamente”, explicó el gobernador Mariano Arcioni y agregó que “había muchas localidades que no tenían ningún ATN y le hemos depositado lo que se podía dentro del margen que teníamos, porque uno tiene la buena voluntad de querer ayudar a todos”. “Reconozco que por querer ser buenos, fuimos buenudos”, resumió, en una extraña autocrítica.

En el caso de Río Negro, fue la propia mandataria Arabela Carreras que se encargó de anticipar que el reparto a los Municipios será coparticipable. Del total de $499 millones recibido por Nación, un 10% se destinará a las Comunas. Es decir que en los próximos días cada localidad recibirá un porcentaje de los 50 millones determinados por la Gobernadora como ayuda para atravesar la crisis, que irá en concordancia con los índices de coparticipación establecidos por ley.

En Neuquén hay total hermetismo respecto del destino de los fondos a enviar por Nación. A diferencia de las provincias vecinas, los primeros ATN recibido fueron administrados íntegramente por el Ejecutivo que conduce Omar Gutiérrez sin coparticipar a los Municipios. Se trata de un total de 102 millones de pesos para Neuquén, aunque llegaron a través de dos aportes de 51 millones: uno se entregó el 2 de abril y, el segundo, el 7 del mismo mes. Con los $343 millones que entrarán en los próximos días no se sabe qué pasará, aunque todo hace indicar que habrá un reparto para las Comunas de acuerdo a los índices de coparticipación vigentes. 

“Nada alcanza para reparar las pérdidas”, repiten por lo bajo funcionarios de todas las provincias patagónicas. En público, se muestran optimistas de que la actividad se retomará rápido a los niveles previos a marzo. Sin embargo, el desconcierto es grande y la necesidad mayor.