06/11
NEUQUEN
Vacío de poder
A tono con la reconstrucción a nivel nacional, el macrismo neuquino deberá reinventarse y rearmarse de cara al futuro, sobre todo luego del fallecimiento del histórico intendente capitalino y líder de Juntos por el Cambio en la provincia. Además, la derrota en las municipales de septiembre amenaza con quebrar la alianza en la provincia. La palabra de los referentes del espacio
Vacío de poder
*Por Sebastián Simonetti

No es ninguna novedad que a partir del 10 de diciembre Juntos por el Cambio deberá reinventarse a nivel nacional, ya que pasarán de ser oficialismo a oposición. Y como todo cambio, trae sus complejidades. Una alianza que ya tenía sus cortocircuitos internos aún en ganancia. Ahora, del otro lado del mostrador, el desafío es mantener unidas las partes en tiempos de vacas flacas. A priori, parece una tarea difícil porque todo indica que las internas preexistentes recrudecerán, aunque el PRO ha salido bien parado con los resultados de las elecciones del 27 de octubre. A pesar de la derrota, Mauricio Macri asoma como el nuevo líder de la oposición y en él depositan sus esperanzas los macristas de pura cepa.

En las provincias se respira una incertidumbre similar entre los cambiemitas. Pero en Neuquén, el proceso es más marcado y quizás más traumático también. Sucede que el fallecimiento del histórico intendente capitalino Horacio “Pechi” Quiroga cayó como una bomba en el seno de la alianza provincial. El frente político ya arrastraba diferencias desde la previa a las elecciones municipales, donde el fallecido jefe comunal decidió mantenerse al margen y dejar el armado en manos del excandidato a intendente y presidente del PRO, Marcelo Bermúdez, quien cerró acuerdos con Libres del Sur y esto encendió la polémica en el seno de la alianza oficialista.

En los últimos días, la polémica subió de tono a raíz de la disputa en torno a la banca ganada en el senado de la Nación entre Lucila Crexell y Pablo Cervi, el reemplazante de Pechi en la nómina. Ambos consideran que la banca les corresponde y la decisión está en manos de la Corte Suprema. En medio de la discusión, Bermúdez apuntó hacia Cervi por hacer una presentación en nombre de Juntos por el Cambio, cuando consideraba que se trataba de una disputa sobre “intereses personales”. Rápida de reflejos, la Secretaria de Desarrollo Humano del municipio dirigente de la UCR Yenny Fonfach lo increpó por redes sociales: “defendiendo a una candidata del MPN y poniendola por sobre un representante elegido por Pechi. Acto que merece el pedido de renuncia de su partido. Bermúdez no representa a Juntos por el Cambio”.

El cimbronazo que provocó la desaparición física de uno de los hacedores de la alianza macrista en la provincia y los cortocircuitos internos amenazan con una ruptura definitiva del frente en Neuquén, tanto en el Concejo Deliberante como en los distintos ámbitos de la política provincial. A tono con la reconstrucción que encararán a nivel nacional, los neuquinos deberán arremangarse en la capital y pasar de oficialismo a oposición, con todas las complejidades que eso implica. A nivel provincial tendrá su impacto en la Legislatura pero no será tan brusco.


La presencia de Pechi mantenía unida la tropa


Al respecto, La Tecla Patagonia se comunicó con Bermúdez, quien señaló que “creo que va a suceder un proceso absolutamente natural y normal, cuando deja de existir un líder con la presencia de Pechi. Y su presencia estaba autorizada por ser intendente de la ciudad de Neuquén. Al no tener la posibilidad de ser nuevamente oficialismo, obviamente se genera un clima de vacío que se va a ir ocupando con tiempo. Llevará tiempo ordenarlo. Buscaremos solucionarlo y resolverlo de la mejor manera posible”. 

En la misma sintonía, el futuro concejal de Juntos por el Cambio subrayó: “no he hablado con nadie de la UCR luego de lo que pasó en las elecciones”. Y sentenció: “creo que vamos a lograr acuerdos en el bloque y no se va a romper. No hay problemas ideológicos. Así que es cuestión de seleccionar los interlocutores de cada equipo y seguro nos vamos a poner de acuerdos”.

Por su parte, el presidente de la Unión Cívica Radical en la provincia, César Gass, apuntó a este medio que “en Neuquén, hemos sufrido un sismo con la desaparición de Pechi. No es lo mismo tener durante 20 años ni más ni menos que a la persona que hizo la ciudad de Neuquén. Y que tuvo un predicamento político desde el radicalismo. Él además presidía la alianza Cambiemos en la provincia. De golpe y porrazo muere y queda una horizontalidad absoluta en el manejo de los liderazgos y que hay que recomponerlos con inteligencia. Una inteligencia que no sea fracturista. Solos no llegamos a ningún lado, ni nosotros, ni el PRO, ni nadie”.

Sobre el futuro de la conducción de la alianza, el mandamás radical explicó que “los liderazgos se ven en la acción política. No es una manifestación vomitiva. Es una manifestación de acción política. Y esto se va a ver solo. No decimos que tiene que haber un líder, se horizontalizó la política en Cambiemos”. Aunque aclaró: “el radicalismo por su extensión, su historia y su presente, debe ser la columna vertebral de la alianza. No nos podemos quedar de acompañamiento, porque no sirvió de nada”.

Por último, el presidente de la UCR remarcó: “vamos a continuar en Cambiemos. Individualmente no creo que exista posibilidad, las alianzas hay que buscarlas. El mismo Alberto Fernández va a tener que lograr consenso y no solo dentro de su propio partido –que le va a costar bastante- sino también con la oposición. Y este es el tiempo que se viene. El país no puede seguir con blancos y negros, tiene que haber matices”.


En tanto, el diputado nacional electo Francisco Sánchez, afirmó a La Tecla Patagonia que "estamos buscando mantener la unión de los partidos, así que los principales dirigentes de los distintos partidos estamos abocados a eso, todos en la misma búsqueda. Tenemos muchísimo para ganar, vamos a tener 3 legisladores nacionales a fin de año, 6 legisladores provinciales y más de 30 concejales. Con lo cual somos una fuerza importante y tenemos aspiraciones de gobernar cada vez más en el futuro y ser cada vez más protagonistas. En ese sentido, todos sabemos que tenemos que estar unidos, juntos". Y agregó: "Posiblemente haya gente que no se sienta cómoda con ese esquema".

En la misma línea, el referente del PRO expresó que "ser diputado nacional me da responsabilidades legislativas pero también de liderazgo dentro de un espacio. Y el liderazgo a veces se elige de manera natural y otras veces a través de actos eleccionarios. Y yo tengo una responsabilidad, como dirigente que soy hace muchos años sentado en la mesa de Cambiemos, como representante del PRO, fui Presidente del partido y ahora como legislador. Mi obligación y responsabilidad es trabajar en el armado provincial y la unión del espacio. Voy a laburar en eso y lejos de sacarle el cuerpo, lo voy a hacer con mucho gusto".

En cuanto a la futura conducción, el flamante legislador nacional subrayó "el que dirigía hasta hace poquito era Pechi y era radical. Y estaba bien y todos lo aceptábamos con mucha naturalidad. Este proceso de liderazgo en gran medida unipersonal va a ser reemplazado por un liderazgo más horizontal, en el cual Gass, Montecinos, van a tener protagonismo dentro de sus espacios y en la alianza Juntos por el Cambio. No va a estar vinculado el liderazgo a un espacio político sino a toda la mesa general".


La vereda de en frente

En diálogo con La Tecla Patagonia, el diputado provincial Juan Monteiro señaló que "lo que se perdió es la gran figura de Pechi, que era el líder de este espacio y quien de alguna u otra manera, más allá de las diferentes opiniones o visiones, mantuvo siempre un orden dentro del espacio. Ahora empieza a haber estas mezquindades personalistas. Como por ejemplo, Marcelo Bermúdez, quien pretende ser dueño de un espacio donde los liderazgos no se heredan, se construyen".

Asimismo, el legislador quiroguista expresó que "acá lo que viene es un proceso de construcción interna de varias figuras, porque ninguno tiene la posibilidad de congregar ese liderazgo. Acá hay que dejar el ego y el personalismo de lado, sentarse en una mesa y hablar". Y disparó: "yo no voy a seguir construyendo con la misma gente que estaba antes, que no tiene códigos. No respetan acuerdos. Hoy no tengo ningún tipo de interés porque ya sé lo que son. Voy a construir con los que realmente uno puede sentarse a dialogar".

Por su parte, la dirigente de la Unión Cívica Radical, Yenny Fonfach, arremetió: "Bermúdez le quiso disputar el liderazgo a un líder natural que trasciende las fronteras de lo que es Juntos por el Cambio porque Pechi era mucho más que cualquiera de los partidos políticos. Esto quedó demostrado en distintas elecciones. Esto tiene que ver con una construcción que hizo durante muchísimos años, con gestión, con política. Marcelo se equivocó en disputarle el poder. Un poder que no tiene, porque eso se gana con tiempo y trabajo, cosa que él no tiene".

Además, Fonfach agregó que "el año que viene no es un año de elecciones, es de construcción política. Yo hago política desde los 18 años y estoy acostumbrada a hacerla. Y eso implica tener diálogo, más allá de las diferencias. Que es lo que en este momento no se ha tenido desde el sector de Marcelo. Lo responsabilizo a él porque con otros tengo contacto. La diferencia es netamente con él y son irreconciliables". Y sentenció: "No vamos a poder construir con una sola persona, porque no hay nadie que represente lo que representaba Pechi. Él era un líder reconocido por todos los partidos políticos. No sirve que una persona quiera arrogarse ese liderazgo porque no lo va a poder hacer. Vamos a tener que ser muchos los actores y después quizás surja naturalmente desde ese sector un líder"

 

Calle 44 Num. 372 La Plata, Buenos Aires. Argentina Tel. +54 (0221) 4273709
La Tecla Patagonia Todos los derechos Reservados 2004-2019
Imprimir