Argentina
Jueves, 1 diciembre 2022
CHUBUT - MYRIAM MONASTEROLO
13 de septiembre de 2022

"Vamos a sacar a todo el Gabinete a la calle"

La flamante ministra de Salud de Chubut delineó, en diálogo con La Tecla Patagonia, los primeros pasos que dará al frente de la cartera. Objetivos, continuidad de proyectos y presencia territorial

Por Mariela Branda



Hace apenas algunos días Miryám Monasterolo (58) asumió al frente del Ministerio de Salud de Chubut, en reemplazo de Fabián Puratich. A pesar de no ser médica -sueño que quedó trunco por el contexto histórico-, la referente comodorense se desempeñó destacándose en diferentes cargos vinculados a la salud, como la Dirección del Hospital Regional de Comodoro, el área Programática Sur y la Dirección Provincial de Discapacidad. 

Tiene un marcado perfil social y humanitario asociado a su profesión como trabajadora social y a su fe, ya que se reconoce como “católica practicante”. La flamante ministra de Salud accedió a una extensa entrevista con La Tecla Patagonia, en la que cuenta cuál será su impronta en este nuevo rol, qué políticas tendrán continuidad y dónde pondrá el foco. 

-¿Cómo se gestó el ofrecimiento para que se hiciera cargo del Ministerio de Salud?
-Me llamó el ministro (Fabián) Puratich y me dijo que necesitaba conversar conmigo un ratito. Cuando llegué me contó que él se iba para asumir en la Subsecretaría de Integración de Sistemas de Salud y Atención Primaria del Ministerio de Salud de Nación, que necesitaban un reemplazo y que el Gobernador había pensado en mí. A los veinte minutos estaba sentada charlando con el Gobernador. Fue una gran sorpresa. 

-¿Qué significa para usted, en lo personal y profesional, asumir este desafío?
-Me sentí emocionada porque pensó en mí para darle continuidad al proyecto institucional y porque puso en valor mi trabajo anterior. Formo parte de un proyecto sanitario en el que venimos trabajando con un plan de desarrollo estratégico. El Gobernador me pidió profundizar la territorialidad, y eso vamos a hacer. Nuestros ejes rectores son la accesibilidad, la calidad y la equidad. 

-Es la tercera mujer que asume en este cargo. ¿Lo siente como una responsabilidad? ¿Habrá una mayor mirada de género?
-Venimos trabajando desde las nuevas producciones con el resto de los directores de nivel central incluyendo en la normativa la perspectiva de género, la de discapacidad y la de interculturalidad. Este seguirá siendo nuestro eje de trabajo. Lo siento como algo natural, pero sí, evidentemente, desde los distintos aportes y llamados que recibí hay como algo muy fuerte en que sea una mujer quien asume este desafío. Hay trabajadoras que me han escrito para decirme que se sienten revalorizadas, y en esto siento una responsabilidad mayor. 

-Usted dijo que se tratará de una gestión de continuidad. ¿En qué ejes de los comenzados por Puratich hará hincapié? 
-La atención primaria de la salud es un eje transversal en la política sanitaria que venía desarrollando no solamente Puratich sino sus antecesores, como Adrián Pizzi e Ignacio Hernández. Ellos han puesto un énfasis muy importante, y nosotros ahora lo vamos a potenciar con una dinámica de mayor presencia en el territorio, con todos los equipos en la calle. Otra línea es la de infraestructura hospitalaria. Tenemos obras en los hospitales de Lago Puelo, la ampliación en el de Esquel. Tenemos el hospital de alta complejidad de Trelew; el hospital de Las Plumas; obras en el Hospital Regional y el Alvear de Comodoro, y en Sarmiento. Me va a tocar avanzar en el cierre de las mismas. 
Otro eje fuerte es el de la digitalización del sistema. Tenemos en marcha la historia clínica digital, que ya está implementándose en algunos lugares y que hay que generalizarla; también en lo respectivo a turnos digitales y estadística. 

-¿Y en los equipos habrá continuidad o podría definirse algún cambio?
-La Subsecretaría de Gestión Institucional es un área que estaba vacante y nosotros vamos a cubrirla con Fernando Bosch Estrada, que es médico generalista. El resto del equipo va a tener continuidad. Tal vez en algún momento se requiera una oxigenación, lo vamos a ir evaluando. 

-A su criterio, ¿cuáles serían los dos o tres temas más urgentes para resolver en materia de salud en la Provincia?
-Tenemos muchas propuestas de ingresos de recursos humanos que son necesarias para el funcionamiento de los hospitales y que están en mi escritorio porque, al no terminarse de completar el expediente con el cambio de ministro, requieren una nueva intervención. También entre lo prioritario está retomar y profundizar el trabajo que se venía realizando con el Consejo de Obras Sociales y la articulación con las clínicas, sanatorios y centros de diagnósticos.

GESTION PUBLICA 
“Mi impronta va a estar dada en la territorialidad y el trabajo en conjunto” 


-Teniendo en cuenta que no es médica, ¿Cuál será la impronta que le dará al área?
-Soy licenciada en Trabajo Social, tengo una maestría en Gestión y Políticas Públicas y otra en Gestión de Sistemas de Salud, que tengo inconclusa la tesis. Por primera vez asume una persona que no está vinculada directamente. Una trabajadora social, es como algo diferente. La verdad que en salud venimos perfilando mucho el rol. Lo importante es destacar que tenemos un gabinete interdisciplinario en las diferentes secretarías; una psicóloga, una abogada, una contadora, y estamos incorporando un médico generalista. Creo que puedo aportar mucho, esto de la territorialidad es lo mío. La impronta va a estar dada en una apertura al trabajo en equipo, las decisiones las vamos a tomar no solamente desde el despacho de la ministra sino también con un equipo de todas las áreas. 

-¿Considera que esto (no ser médica) puede llegar a traerle algún inconveniente a la hora de vincularse con el gremio o directores de hospitales?
-En algunos casos surgen dificultades. Ya tuve la experiencia en la dirección regional del hospital, donde el primer planteo cuando me senté a dialogar con algunos servicios fue la descalificación. Hay una clara concepción de que el médico está formado para la asistencia y muy poco para la gestión. Esto se ha ido evidenciando. La verdad que nunca sentí que, por no ser médica, no podía gestionar en esos espacios. Conozco la Provincia, conozco los servicios de salud, conozco los equipos técnicos, y creo que esto es una fortaleza.

RELACION CON NACION Y DEFINICIONES 

“En su momento quisimos debatir sobre un canon para extranjeros”


-¿Cree que el ascenso de Puratich podría beneficiar a la Provincia en este sentido? ¿Cómo será el vínculo con Nación? 
-Nosotros, a la ministra (Carla) Vizzotti la conocemos porque ha tenido mucha presencia en la Provincia. Hay un diálogo permanente no solo con ella sino con los equipos. El doctor Puratich asumió en un área estratégica, así que vamos a articular con él muchísimas acciones. También tenemos un diálogo directo con la doctora Teresa Strella, que fue durante años nuestra directora provincial de Prevalentes y Epidemiología; ahora fue convocada por Nación. Así que creo que vamos a tener más puertas abiertas de las que ya teníamos. 

-¿Considera importante el vínculo político con los intendentes?
-Entiendo que quienes mejor conocen la necesidad y la demanda de los vecinos son los intendentes. Están al frente de las gestiones y son quienes todos los días coordinan acciones con los directores de hospitales. 

-Cuando estuvo al frente del Hospital Regional manifestó una posición muy contundente respecto al denominado “turismo salud”, incluso pidió que se les cobren los insumos a los extranjeros… 
-Nunca planteamos cobrarles a las personas sino a los países. Por ejemplo, tenemos un convenio en la región de los Lagos mediante el cual en el hospital de Esquel atendemos a los pobladores de Futaleufú, y por esto recibimos una prestación de la República de Chile. Existe un canon estipulado para las prestaciones. Entonces planteamos la posibilidad de replicar este sistema porque teníamos en el hospital una alta demanda de cirugías con prótesis de alto costo por parte de población boliviana. Nos parecía que era interesante dar ese debate, porque había mucha demanda de extranjeros en su momento. La situación cambió bastante por la pandemia y creo que hoy la realidad es otra.

ORIGENES, FE, MILITANCIA Y VIDA FAMILIAR 

“Mi sueño era estudiar medicina, pero mis padres tenían temor”


- ¿Es cierto que uno de sus sueños era estudiar medicina, pero desistió por cuestiones de época? 
-Sí, cuando estaba en la escuela secundaria mi definición había sido irme a estudiar medicina a la UBA. Sé que hubo todo un trabajo interno de mi mamá con una de las docentes para que me convenciera de que la medicina no era la mejor opción para una mujer, por el tema de las guardias de la noche y de los hijos, etcétera. En realidad, después descubrí que era el temor de mis papás a que me fuera a Buenos Aires, teniendo en cuenta el contexto político (año 1978). 

-Cuéntenos un poco sobre sus inicios en la participación pastoral. ¿Cuándo pasa a la militancia política? 
-En el año ´78 me sumé al equipo de pastoral juvenil. Después estuve en el equipo de pastoral social del obispado. Fue algo que me surgió naturalmente. Comencé en ese momento en la Democracia Cristiana, que después se integró al Frepaso. 

-¿Es católica practicante?
-Sí, ahora no estoy asistiendo a las misas dominicales, pero tengo compromiso y participo de actividades eclesiásticas. 

-¿Cómo tomó su familia este desafío? ¿Hubo cambios de rutina? 
-Somos mi hija, de 21 años, y yo. Enviudé hace siete años. Ella estudió Letras hasta la pandemia, luego no quiso seguir virtual; por ahora pinta cuadros, toca el violín, la guitarra. Nosotras ya nos habíamos mudado a Trelew cuando asumí en Discapacidad, así que no hubo grandes cambios.

La entrevista completa.