Argentina
Miércoles, 7 diciembre 2022
NOTA DE GRAFICA / SANTA CRUZ
30 de agosto de 2022

El futuro de Máximo: ¿Gobernador?

Seguir haciendo política en tierra bonaerense o volver a la cuna del modelo K. Con el posible retiro de Alicia Kirchner, Máximo podría perfilarse para estar al frente del Ejecutivo santacruceño

El futuro de Máximo: ¿Gobernador? - La Tecla Patagonia
El futuro de Máximo: ¿Gobernador? - La Tecla Patagonia
El futuro de Máximo: ¿Gobernador? - La Tecla Patagonia
El futuro de Máximo: ¿Gobernador? - La Tecla Patagonia
El futuro de Máximo: ¿Gobernador? - La Tecla Patagonia



El año que viene Alicia Kirchner cumplirá su segundo período como gobernadora de Santa Cruz y, si bien la Constitución de la provincia austral permite la reelección indefinida, desde hace un par de meses circula el rumor de que la mandataria no se postularía para estar al frente del Ejecutivo santacruceño por cuatro años más, por lo que el peronismo tendría que buscar un candidato para ocupar el sillón de Alcorta al 231 en Río Gallegos.

Por el momento existen algunos nombres en el aire que resuenan para suceder a la actual mandataria, como Pablo Grasso, intendente de la Capital; Javier Belloni, jefe comunal de El Calafate; el vicegobernador Eugenio Quiroga y hasta el presidente de YPF, Pablo González. Sin embargo, con el posible retiro de Alicia, también estaría latente la idea de darle continuidad a la dinas-tía Kirchner, con Máximo, en el territorio donde fecundó el modelo que gobernó el país doce años, entre 2003 y 2015.

A pesar de que todavía falta más de un año para los comicios de 2023 y haya asuntos electorales por definirse, especialmente si hay una interna, lo cierto es que el peronismo afín al kirchnerismo -que ahora es la columna vertebral el Frente de Todos- tiene como tarea reencauzar el caudal de votos que le ha permitido gobernar por tres décadas y que en las elecciones pasadas se perdió, dejando a la fuerza política como tercera en Santa Cruz.

En las elecciones legislativas 2021 el Frente Todos quedó relegados por la alianza Nueva Santa Cruz, cuyo componente principal es el radicalismo, y el recién formado partido Somos Energía para Renovar (SER), que surgió como una escisión del propio peronismo y está encabezado por el secretario general del Sindicato Petrolero y Gas Privado de Santa Cruz, Claudio Vidal.

La irrupción de Vidal fue un sacudón inesperado para el Frente de Todos y dejó entrever una debilidad crucial en el armado, pues el petrolero se llevó más de la mitad de los votos que hubiese obtenido el oficialismo en caso de no haberse separado.

Con este escenario, la llegada de Máximo Kirchner agilizaría y les daría más claridad a los planes del peronismo kirchnerista de cara a las elecciones de 2023, ya que el espacio podría enfilarse bajo una misma figura que, más allá del peso del apellido, ha logrado posicionarse como uno de los actores principales dentro de la Cámara Nacional de Diputados y, también, presidiendo el PJ bonaerense.

El futuro de Máximo: ¿Gobernador?

El hijo de Néstor Kirchner y Cristina Fernández nació en La Plata y ha dividido su trayectoria política entre las provincias de Buenos Aires y Santa Cruz. Con la llegada de Néstor a la Presidencia, en 2003, Máximo dio sus primeros pasos, y en 2006 terminó conformando la organización juvenil La Cámpora, en apoyo al oficialismo de la época .

En 2015 Máximo se postuló como diputado nacional en representación del distrito de Santa Cruz y se quedó con la banca. Cuatro años más tarde decidió renovar su mandato legislativo, pero perfilándose por la provincia de Buenos Aires. Tras esta elección asumió como jefe del bloque del Frente de Todos, hasta fines de enero de 2022, cuando renunció por diferencias con el Ejecutivo sobre el acuerdo con el FMI.

Es que desde la fallida expropiación y estatización de la aceitera Vicentín, a mediados de 2020, el actual legislador se estuvo desligando paulatinamente de la gestión del presidente Alberto Fernández, sumando crítica tras crítica al accionar del primer mandatario. La renuncia de Máximo a la jefatura del bloque oficialista en Diputados pareció ser el último clavo en el ataúd de su relación con la Presidencia y el puntapié inicial de otra etapa en su carrera política, que podría terminar con una candidatura a gobernador en Santa Cruz.

En el análisis, la provincia sureña suena como ideal para que Máximo, saltándose la intendencia en Río Gallegos, transite el recorrido de su padre, empiece a gestionar en el Poder Ejecutivo y siga sumando poder propio, ya que todavía no hay un candidato consolidado y, en el caso la provincia de Buenos Aires, nadie ha cuestionado que el actual Gobernador, Axel Kicillof, se presente para la reelección. 

No obstante, también se tiene que tomar en cuenta la palabra de la vieja guardia peronista, que, en febrero de este año, cuando en las calles de Río Gallegos se pudieron ver carteles con la consigna “Máximo Gobernador”, le confió a La Tecla Patagonia que una postulación del dirigente kirchnerista “sería una muy fuerte señal de debilidad. Hace un año o dos podría haber sido, pero ahora ya no es posible”.

El futuro de Máximo: ¿Gobernador?

Con un tramo largo para empezar a desandar el camino hacia las elecciones del año que viene, también falta definir si en Santa Cruz se deroga la Ley de Lemas para los comicios de Gobernador y si hay un desdoblamiento en caso de que la popularidad del Gobierno nacional continúe en picada. La moneda está en el aire.

Carlos Germano (Analista político) 

“Las elecciones 2023 serán más difíciles para el kirchnerismo” 

En conversación con La Tecla Patagonia, el consultor Carlos Germano reflexionó que “la figura de Máximo Kirchner en Santa Cruz tiene que ver con la debilidad estructural del kirchnerismo en general a nivel nacional. El kirchnerismo, indudablemente, está sintiendo el peso de 20 años de aparición y manejo del poder real en la Argentina que marcaron históricamente agenda y que hoy, con un Gobierno muy golpeado desde el punto de vista de opinión pública, se le empezaron a achicar los caminos”.

Asimismo, el analista afirmó que “de alguna manera, el hecho de pensar en Santa Cruz por parte de Máximo Kirchner es como empezar a relanzar su carrera desde otro lugar, como no terminó de hacer pie en la provincia de Buenos Aires. A pesar de tener la presidencia del PJ cometió un error estratégico al renunciar a la jefa-tura del bloque oficialista en Diputados, y los efectos políticos que eso trajo afectaron la fortaleza y el volumen del propio Máximo y de La Cámpora”.

Germano planteó que “la llegada de Máximo sería un barajar y dar de nuevo, pero en una situación muy difícil, con un kirchnerismo muy gastado y un desprendimiento de un sector del peronismo, encabezado por Claudio Vidal, que aglutinó a muchísimos dirigentes cansados con la conducción histórica”. Por último, trajo a colación otro posible candidato: “Hay otra figura que viene con un crecimiento sostenido, que es el intendente de Calafate, Javier Belloni, que puede generar mucha competencia, y hay que seguir también a Vidal”.

Fernando Cotillo (Intendente de Caleta Olivia) 

“Máximo sería el único que podría encolumnar a todos los dirigentes”


En diálogo con La Tecla Patagonia, el intendente de Caleta Olivia expuso que “si Máximo Kirchner se presenta a Gobernador, ningún dirigente nuestro estaría en condiciones de competir directamente, o estaría en otro sublema. Hasta me animaría a decir que dudo que Claudio Vidal se presente como candidato a Gobernador”.

El futuro de Máximo: ¿Gobernador?

El jefe comunal comentó que Máximo “es una figura que representa mucho, sintetiza todo lo que estamos buscando y lo haría enfilar e instalar la imagen para posicionar todo”. Añadió en sintonía: “La hipótesis de Máximo como candidato es bienvenida en el seno de nuestro partido y frente electoral. Más que nada sería la persona que de ahí para abajo nos encolumnaríamos todos; me incluyo, por supuesto”.

Cotillo dijo además que “puede que Máximo también reponga los votos que se perdieron el año pasado, pero con eso no estoy minimizando nada. Generalmente nuestro frente nunca se caracterizó por ganar las elecciones de medio término, no así en las generales, que la ciudadanía responde de otra manera”.

Al ser consultado sobre si se puede hablar de un relanzamiento de la  carrera de Máximo, el jefe comunal afirmó que “él ya la tiene establecida, para nada está parada y, tampoco, 
terminada. Lo que sí se tiene que considerar que Máximo es una figura que es muy fuerte en la provincia de Buenos Aires como presidente del Partido Justicialista de ese territorio. Y venir a Santa Cruz sería una decisión que si bien puede llegar a ser bienvenida aquí, hay que ver todo el mapa argentino. Y también hay que ver qué va a pasar con nuestra principal conductora, que es Cristina Fernández de Kirchner, para ver si es candidata o no, porque eso influye a la hora de tomar una determinación de ese tipo”. 

Daniel Peralta (exgobernador de Santa Cruz) 

“Todavía es muy prematuro para hablar de una candidatura”

En intercambio con La Tecla Patagonia, el exgobernador de Santa Cruz consideró que es muy pronto analizar un escenario con Máximo como candidato a Gobernador. “Hoy el frente tiene dos candidatos visibles: Belloni y Grasso, más algún otro que pueda surgir. Y el temita de Claudio Vidal a ver dónde se encuadra, si solo con la oposición o dentro de un frente”, comentó el exmandatario. Agregó que entiende que “es apresurado analizar lo de Máximo, hay que esperar, al menos, hasta principios del año entrante, para no generar escenarios que puedan variar sustancialmente si se resuelve su candidatura. Además, hay que ver si se desdoblan o no las elecciones provinciales”.

El futuro de Máximo: ¿Gobernador?

En relación con la imagen de Máximo, Peralta sostuvo que “la gente acá lo visualiza en Buenos Aires y entonces analiza allí su proyección”. También se refirió a la recomposición electoral del Frente de Todos para el 2023: “Respecto al caudal de votos estará más en la mejora de la economía en el país y en la Provincia y, también, en cómo maneje la gestión la Gobernadora en este tiempo. Yo creo que todo eso formará parte del análisis de los que piensen en el acá”.

El exmandatario puntualizó: “Mi visión sigue siendo que es prematuro, más aún con el actual escenario nacional del Gobierno y del peronismo. En este sentido es obvio que la opinión de Cristina es decisiva, y ella es la gran electora en Santa Cruz”.