Argentina
Viernes, 30 septiembre 2022
RIO NEGRO - NOTA DE GRAFICA
19 de abril de 2022

El temor de los intendentes peronistas por el "efecto arrastre"

Tendrán que optar entre desdoblar o apegarse a las elecciones presidenciales. En las legislativas perdieron en cinco municipios. Temor a que se repita. ¿Les conviene ir o no con Nación?

El temor de los intendentes peronistas por el


Por Julia Lastra y Gisela Sabatini

La inflación y la incertidumbre económica profundizan la imagen negativa del Gobierno nacional, tanto del Presidente, Alberto Fernández, como de la vicepresidenta, Cristina Fernández. Los últimos datos del Indec fueron contundentes: el IPC (Indice de Precios al Consumidor) registró en marzo un incremento de 6,7%, el más alto en 20 años. La región Patagonia fue la de mayor aumento mensual del país, con 7,4%.

Asimismo, una encuesta realizada en abril por la consultora CB arrojó como resultado que en Río Negro el presidente de la Nación obtuvo una imagen positiva del 43,4% y 53,7% de imagen negativa. Por su parte, la vicepresidenta cosechó una alta imagen negativa, alcanzando el 57%, y una imagen positiva del 39,3%.

A esto se le suma la interna en el Frente de Todos, que genera un escenario complejo y repercute en la imagen de los intendentes peronistas de Río Negro. En la Provincia gobiernan en 12 de los 39 municipios, y en las últimas elecciones legislativas el peronismo perdió en cinco: General Godoy, Lamarque, Sierra Grande, Cinco Saltos y Pomona. Es decir que, de repetirse en 2023 la performance de los comicios, la derrota será contundente. 

Para revertir la situación algunos jefes comunales podrían plantear ir a las urnas en fechas desdobladas de Nación, siempre y cuando la Carta Orgánica lo permita. 

Hay municipios que se manejan con la Ley Orgánica de Municipalidades, por ejemplo, General Godoy, Coronel Belisle, Pomona y Sierra Colorada. También está el caso de General Roca, que tiene estipulado por Carta Orgánica no ir con las nacionales ni con las provinciales, al igual que el municipio de Cinco Saltos. 

Sin embargo, Chichinales prevé en su Carta Orgánica que la fecha de elecciones debe estar atada a Nación o a Provincia. La Tecla Patagonia consultó a los doce intendentes si optarían por desdoblar o apegarse a las elecciones presidenciales. Algunos se aventuraron a contestar y otros vieron como pronto pensar en una fecha. 

Intentamos comunicarnos pero no contestaron María Emilia Soria (General Roca), Renzo Tamburrini (Sierra Grande), Claudia Montanaro (Cervantes) y Luis Ivancich (General Godoy).

En el caso de los municipios que pueden ir con Nación, algunos intendentes respondieron que lo harían, ya que pertenecen al Frente de Todos, mientras que otros expresaron que es muy pronto para definirlo. La interna en el oficialismo está cada vez más latente y la posición de los jefes comunales podría cambiar en caso de producirse una ruptura dentro del gobierno. En el caso de los municipios que su Carta Orgánica no les permite ir con Nación, si optan por una fecha para las elecciones locales previa a las nacionales podrían verse beneficiados por el desdoblamiento sin el costo político de tomar dicha decisión. 

Pablo Díaz (Analista político) 

“El desdoblamiento viene siendo la regla y no la excepción” 


El titular de PGD Consultores, Pablo Díaz, en diálogo con La Tecla Patagonia explicó que “en líneas generales, en la provincia de Río Negro se viene votando localmente en fecha diferente a la nacional, con lo cual el desdoblamiento viene siendo la regla y no la excepción”.Con respecto a si esta medida sería propicia para el peronismo local expresó que “esa fecha distinta de comicios locales favorece a los intendentes peronistas, siempre que la misma sea anticipada a las PASO, e incluso anticipada a la elección provincial”, ya que considera que “la incertidumbre de los resultados nacionales y provinciales ayudaría a un clima triunfalista local”.

Y agregó que “por el contrario, con el resultado desfavorable, tanto provincial como nacional, a los intendentes les costará mucho más generar ese clima favorable a sus reelecciones”.

Si bien varios jefes comunales consultados manifestaron que por lo pronto ligarían la elección local a la del Gobierno nacional, el consultor no cree que “ningún intendente peronista asuma ese riesgo”, ya que “hoy el peronismo tiene perdida la elección nacional”.

Cabe destacar que el Monitor Digital de Opinión Pública Nacional de marzo de PGD Consultores mostró que un 56% votaría en contra del Gobierno en el 2023, y que hay un 65% de desaprobación a la gestión del mismo. Esto daría cuenta de “una intención de voto al oficialismo en clara desventaja respecto a la oposición”.

La palabra de los intendentes en el archivo adjunto.