Argentina
Miércoles, 17 agosto 2022
INFORME
10 de abril de 2022

Juntos por el Cambio: en busca de la unidad perdida

Los principales referentes del PRO, la UCR y la CC-ARI limaron asperezas y lograron juntar las piezas de la alianza opositora que se había roto en la previa a las PASO del 2021. El objetivo es pelear la gobernación, junto a la pata provincial de Nuevo Compromiso Neuquino. Por ahora, no hay margen para refuerzos, solo el peronismo republicano

Juntos por el Cambio: en busca de la unidad perdida - La Tecla Patagonia
Juntos por el Cambio: en busca de la unidad perdida - La Tecla Patagonia
Juntos por el Cambio: en busca de la unidad perdida - La Tecla Patagonia
Juntos por el Cambio: en busca de la unidad perdida - La Tecla Patagonia

Por Sebastián Simonetti

Uno de los hechos que marcaron la elección del 2021 en Neuquén fue el rompimiento de Juntos por el Cambio. No solo en los papeles, al ir separados, le abrieron la puerta al peronismo que con una magra cosecha le alcanzó para arañar un tercer lugar tan solo 4 puntos por encima de la CC-ARI, que jugó sola por cortocircuitos internos en la alianza opositora. Este hecho permitió además consagrar ganador de la elección al Movimiento Popular Neuquino, que será el gran rival a vencer en los comicios provinciales del año que viene. 

Ante este escenario de fractura, los principales dirigentes de la rebautizada Cambia Neuquén centraron los esfuerzos en volver a juntar a las partes. No fue tarea sencilla y a pesar de las fotos que dan cuenta del entendimiento, todavía hay algunos cabos sueltos que atar. No obstante, algunas certezas asoman: el objetivo central es volver a ser los que eran. Léase: una alianza compuesta por el PRO, la UCR, la CC-ARI y Nuevo Compromiso Neuquino.

¿Y los refuerzos? Todos coinciden en que hay que agrandar la base de sustentación de la coalición opositora, pero donde no hay consenso es en los actores. Previo a las legislativas del año pasado, hubo una fuerte intentona por incluir en el combo al exgobernador y referente de la Democracia Cristiana, Jorge Sobisch. Esto terminó por eyectar a los lilitos, referenciados en ese momento -y ahora- por Carlos Eguía. No parece haber lugar para el bigotón en esta vuelta. 

Quienes sí tendrán un lugar asegurado son aquellos referenciados en el líder del llamado Peronismo Republicano, Miguel Ángel Pichetto. No hay mayores reparos para con la figura del exsenador y otrora candidato a vicepresidente junto a Mauricio Macri. Otros que tienen chances son los libertarios, con buenas migas con el diputado nacional Francisco Sánchez, dirigente que se anota en la carrera por la gobernación.

En cualquier caso, ninguna palabra está dicha y serán largos meses de negociaciones para forjar la mejor fórmula con los actores indicados. Hasta tanto, es una incógnita si habrá internas o lista de unidad. Donde sí parece habrá acuerdo es en no sacar los pies del plato. No pueden costear otra división, ni puertas adentro ni mucho menos para con su electorado, que hasta hoy les pasa factura por el rompimiento anterior.


El pasado, pisado: entretelones de la unidad
Juntos por el Cambio: en busca de la unidad perdida

"Hubo diferencias en el pasado, claramente. Pero ahora hacia el futuro tenemos desafíos más importantes. Todos tenemos la obligación, el deber y la responsabilidad de no mirar para atrás y hacerlo para adelante. El electorado de Juntos por el Cambio pide unidad y es lo que la sociedad necesita", expresó a La Tecla Patagonia el presidente de la UCR, Juan Peláez.

En la misma sintonía, el concejal capitalino señaló que "estamos en conversaciones iniciales sobre algún reglamento de funcionamiento interno. Alguna forma de institucionalidad a Juntos por el Cambio, que permita de alguna manera dirimir las diferencias que se puedan llegar a plantear". Y aclaró: "En Neuquén tenemos la posibilidad de las colectoras que da solución a esas diferencias sobre listas legislativas. Y habría que pensar alguna solución para las candidaturas ejecutivas, si no se llega a un consenso. Pero todavía estamos lejos de hablar de candidaturas".

"Tenemos que considerar que las elecciones del 23 son clave para el país. Tenemos más chicos pobres que no pobres. Y si no hacemos nada, vamos a tener más adultos pobres que no pobres. Un país inviable. Se requiere un gobierno nacional con mucha amplitud y una oposición responsable. Tenemos que generar espacios amplios en la competencia de 2023. Juntos por el Cambio va a tener la presencia del PRO, la UCR, ARI, Peronismo republicano (Pichetto) y se pueden sumar otros partidos como los libertarios" apuntó a este medio el titular del PRO, Marcelo Bermúdez. 

Por su parte, el dirigente de la CC-ARI, Carlos Eguía indicó a La Tecla Patagonica que "nos sentamos a hablar y en ningún momento tocamos el tema de lo que pasó antes. En el fondo todos sabíamos que yo también era parte de Juntos por el Cambio. Y no se intentó desde Buenos Aires juntarnos como ahora. Se hizo mucho hincapié en que tenía que estar Sobisch y la Democracia Cristiana y sabían que yo no estaba de acuerdo. Me sorprendió lo bien que estuvimos en todas las reuniones. Fueron todas muy buenas y deberían haber sido antes".



Juntos, pero no a cualquier precio
Juntos por el Cambio: en busca de la unidad perdida

"Tenemos que hacer todos los esfuerzos por estar juntos e incorporar a todos los que se quieran incorporar, sin actitudes proscriptivas. Es posible que la UCR tenga un candidato. Todos los partidos integrantes de Juntos por el Cambio tienen dirigentes valiosos", expresó Peláez

Y agregó: "En el Concejo conformamos un interbloque con la Democracia Cristiana y venimos trabajando muy bien. Nadia Márquez es una dirigente súper valiosa, muy valiente, con una claridad conceptual que no todo el mundo tiene. La posibilidad de incorporar al partido a la alianza es algo que se está conversando en la mesa provincial y lo va a decidir cada partido puertas adentro".

Más tajante fue Eguía, quien subrayó: "lo que se habló es estar solo los 4 partidos que son parte de Juntos por el Cambio. Fortalecernos nosotros y nada más. No van a estar adentro de ninguna manera los que andan dando vueltas. Maxi Ferraro le dejó en claro tanto a Bermúdez como a Cervi y Peláez que el límite son Rioseco y Sobisch y todos lo entendieron perfectamente. Creo que vamos a hacer una gran elección".

Por su parte, Bermúdez indicó: "Tenemos que ir en búsqueda de una elección nacional, donde claramente nuestro rival es el populismo y en términos electorales el kirchnerismo. Entonces, en esta primera instancia, donde hay que dirimir candidatos propios de cada partido, vamos a concentrarnos en hacerlo con aquellos que compartimos un recorrido, valores e ideas". 

Ante algunos trascendidos que hablaban de una posible incorporación de Ramón Rioseco, un dirigente de peso de la coalición opositora remarcaron un dato fundamental a tener en cuenta. "Nuestro votante es absolutamente antikirchnerista, pero no es anti MPN. Hay que jugar fino ahí. Si te juntás con Rioseco se van Eguía y los radicales", sentenció alguien que ocupa un lugar clave en la mesa chica de la alianza. 


Un objetivo claro: ser alternativa de poder
Juntos por el Cambio: en busca de la unidad perdida

"Tenemos vocación de poder en la provincia de Neuquén. Vivimos un régimen de 60 años en la provincia y queremos generar una alternativa. Tenemos que concentrarnos en cambiar las cosas. Hay que ganarle al populismo en 2023", aseveró el presidente del PRO en Neuquén. Y sumó: "El PRO tiene dos candidatos que quieren ser: Francisco Sánchez y David Schlereth, de los cuales vamos a proponer a uno. Si los otros espacios presentan otros candidatos, iremos a un esquema de consenso o internas. el que gana gana y todos van atrás".

En la misma sintonía, el diputado nacional de los amarillos, Francisco Sánchez, manifestó que "lo primero que hay que construir son propuestas para Neuquén. Independientemente de los candidatos, hay que proponer algo si se le quiere ganar al MPN".

En tanto, el titular de la UCR advirtió: "el MPN antes ganaba con el mapita y votos propios y hoy gana gracias a dividir la oposición. Si logramos ser una oposición amplia y unida podemos cambiar el curso de la historia. Hoy tienen diferencias internas importantes y pareciera que nosotros estamos encontrando más coincidencias que antes. Además de la ola nacional, que puede favorecernos a nivel provincial y municipal".
 
Por último, Eguía marcó la cancha y avisó que será primer candidato a diputado provincial. "Lo que sí hablamos es que necesitamos que se respeten los votos. Antes el ARI sacaba 400 votos y ahora sacó 54 mil. Cambia Neuquén sacó 82 mil votos entre 3 partidos, por lo que nos corresponde tener el primer candidato a diputado. Quedó clarísimo. Bermúdez me dijo que si alguien tiene que encabezar la lista soy yo por los votos que saqué". 

Y anticipó: "Todas las elecciones contra el MPN son bien difíciles, pero creo que va a traccionar lo que pase a nivel nacional, aunque sean en otra fecha las provinciales. Pero si no le ganamos la provincia, estoy seguro de que vamos a sacar muchísimos más votos que en la última elección de Pechi. Como mínimo, vamos a quedar como segunda fuerza".