SANTA CRUZ
21/07
Piedrabuena: De vacunas VIP a gastos millonarios
El municipio de Santa Cruz vuelve a generar polémica luego de que dos concejales denunciaran gastos irregulares, algunos de los cuales corrieron para familiares directos del intendente. La historia de los Bodlovic y de una localidad protegida por el gobierno provincial de Alicia Kirchner
Por Julián Pilatti

Comandante Luis Piedra Buena es una localidad de apenas 10 mil habitantes, ubicada al sur-este de Santa Cruz. Separado por el Río que lleva el nombre de la provincia, la comunicación más cercana es la ciudad de Puerto Santa Cruz, a poco más de 30 kilómetros. A su vez, se encuentra a más de 180 kilómetros de la capital, Río Gallegos.

En esta tierra, una misma familia gobierna desde hace más de 20 años, luego de que José Ramón Bodlovic -hoy Diputado provincial- venciera en las elecciones municipales por tan solo un voto de diferencia. 

Desde aquel episodio, la hegemonía de los Bodlovic se hizo cada vez más notoria y se extendió más y más. Para ilustrar esta realidad, se puede revisar un hecho por demás insólito: en 2007, a casi 10 años de su llegada al poder, José Bodlovic retuvo la intendencia porque simplemente no tuvo competencia. Es decir, durante aquella jornada electoral, no se presentó ningún candidato de la oposición.

Hoy, la historia no es muy diferente: Federico Bodlovic, hijo del ex intendente, maneja las riendas en Piedrabuena y se apoya en un Concejo Deliberante completamente oficialista. De los cinco concejales, tres son del Frente de Todos (liderado por el PJ) y dos del Partido SER, la fuerza política que hoy tiene como principal líder, al sindicalista petrolero, Claudio Vidal.
A grandes líneas, las diferencias no son sustanciales en algunos de los debates que surgen en la arena social. Sin embargo, esa misma comodidad para gobernar, ha llevado a destapar un sinfín de polémicas que tienen como principales protagonistas a los Bodlovic. La familia que se turna para manejar los destinos de Piedrabuena.

La última y más reciente, tiene que ver con una polémica rendición de cuentas (que ni siquiera pudo realizarse en su totalidad) en donde se encontraron gastos irregulares por más de $12 millones de pesos. Claro que la cifra puede resultar minúscula para los fondos que maneja un municipio estándar, pero en Piedrabuena el presupuesto anual no supera los 350 millones de pesos y desde hace varios años, se encuentra con sus arcas en rojo, por lo que ha sido considerado un municipio deficitario.



Es por eso, que el gobierno provincial a cargo de Alicia Kirchner, lo asiste especialmente con un plus de otros 100 millones para solventar sueldos y diferentes tipos de obras menores. Con este panorama, se puede comprender mejor por qué al menos dos concejales se esforzaron por denunciar como “descabellado” el gasto de 12 millones de pesos destinados al pago de “viáticos, pasajes, uso de teléfonos y la estadía en un hotel”.

Tal como resaltaron los dos ediles de la oposición, Analía Farias y Adrián Suárez, del SER, el oficialismo les dio solo tres días para revisar la documentación física de la rendición de cuentas correspondiente al año 2019. Para que se entienda, tuvieron apenas una hora y media por día para estudiar los gastos de todo un año.

Los concejales explicaron que de esta forma sólo pudieron observar “un 10 o 15%” de todos los movimientos de esa partida, que -dicho sea de paso- fueron entregados 10 minutos antes de una sesión. 

Fue entonces cuando se encontraron varios gastos que “llamaron poderosamente la atención”. Por ejemplo, el concejal y ex diputado por el Pueblo, contó que se encontró con el alquiler de un departamento por $550 mil para “uso de funcionarios”. 

También, el abono de 106 teléfonos celulares corporativos. Algo que sonó extraño tanto para Suárez como para su compañera de banca, porque el gabinete del municipio de Piedrabuena cuenta con “poco más de 70 personas”.

A todo esto, se le debe sumar un gasto de $4 millones de pesos en “viáticos y pasajes”, que todavía no pudieron siquiera ser revisados para saber si  “están o no bien gastados”. 
En total, la pequeña y rápida investigación que hicieron los ediles, le dieron una suma de 12 millones de pesos en gastos irregulares, del cual el oficialismo todavía no presentó todos los papeles que los respalden. 

Es cierto que el precio del alquiler del departamento no es exorbitante, pero desde la oposición reafirman que “no corresponde”, haciendo énfasis en que Piedrabuena es un municipio deficitario “¿Cómo vamos a gastar en viáticos y pasajes más de 12 millones de pesos?”, se preguntan, indignados. 

En resumen, la oposición no reniega que el municipio destine fondos para el gasto de sus funcionarios (de hecho, hace la salvedad de que el 2019 fue un año electoral y por lo tanto, se dieron muchos viajes de campaña). Pero sí enfatiza en la precaria situación financiera que afronta desde hace tiempo la pequeña localidad patagónica. 

El pasado 8 de julio, en el marco de una nueva sesión de la Cámara de Diputados de la provincia, el bloque de Juntos por el Cambio intentó instalar el tema y presentar un repudio ante los sucesos que ocurrieron en Piedrabuena. Pero la mayoría del oficialismo, impidió que el tema se sumara a la orden del día.



EL HOTEL DE LOS BODLOVIC

“En lo que sí hago hincapié es que hay gastos que no son para nada éticos. Cuando estaba revisando la documentación, aparece un expediente con los gastos en el Hotel Patagonia por 63 mil pesos. Pero cuando sigo leyendo, observo que la mayoría de las boletas figuran a nombre del huésped José Ramón Bodlovic. Eso sí es ilegal, porque es dar dinero a un familiar del intendente”, manifestó Suárez, en referencia a los fondos que destinó el municipio, gobernado por Federico Bodlovic, para el alojamiento de su propio padre, José. 

El concejal explicó, además, que los municipios no están autorizados a respaldar económicamente a los diputados que representan a sus localidades. “En los cuatro años que estuve como diputado, jamás el municipio me pagó algo, porque es la Cámara (de Diputados) la que se hace cargo de los viáticos”, detalló el edil de SER.  

Otro de los puntos polémicos dentro del estudio de gastos irregulares por parte del municipio de Piedrabuena, se dieron a raíz de una orden de pago por casi 500 mil pesos en un comercio local, según explicaron los concejales. Lo llamativo es que el gobierno que conduce Federico Bodlovic, pagó la importante suma antes de que el local se inaugurara en la ciudad. 

“Hay una orden de pago por 428 mil pesos, pero cuando voy a buscar la factura sobre el gasto, no figura nada. Solo estaba la orden de pago. Lo más interesante es que el comercio abrió el 12 de diciembre (de 2019), pero la boleta es del 9 de diciembre. Es decir que antes de que se inaugurara, el municipio le había comprado mercadería por casi 500 mil pesos. Esto da para pensar cualquier cosa, no es lo que legalmente corresponde”, señaló Suárez. 



ESCÁNDALO DE LAS VACUNAS Y UN PUEBLO EN LAS CALLES

Otro dirigente distante a la gestión de los Bodlovic en Piedrabuena, explica que en la ciudad, muchos de los vecinos y vecinas “han sabido naturalizar todas las cosas que en otros lados se ven mal” y consideró que la familia que gobierna la localidad “maneja los fondos públicos a su discreción”. 

Al respecto, hizo  referencia a la llamativa situación del hospital municipal, el cual fue licitado 3 veces desde que se fundó y está en obras desde hace 14 años. “Debería ser modelo por la cantidad de plata que se le puso, pero la verdad es que tenemos un gran déficit”, opinó para LTP el miembro de la oposición, que prefirió un perfil bajo. 

Pero sin dudas, la gran polémica que sacudió a la ciudad fue la de las vacunaciones VIP. El propio intendente Federico Bodlovic tuvo que pedir perdón de forma pública, luego de que se destapara un auténtico escándalo en febrero de este año: el jefe comunal se vacunó e hizo vacunar a gran parte de su familia (esposa, cuñado y hasta su chofer) cuando en la Argentina apenas habían arribado un millón de dosis y todavía no se había inmunizado al personal de salud y grupos de riesgos.

“Si algún vecino se sintió ofendido, pido disculpas”, expresó el intendente por las redes. “Venimos trabajando nosotros desde el día 1 de la pandemia, sin preguntar ni pedir ni exigir, cuando comenzó esta pandemia no sabíamos que iba a existir una vacuna”, intentó justificarse Bodlovic, durante su publicación por las redes.

A raíz de la noticia, durante aquellos días decenas de vecinas salieron a las calles a protestar y realizaron una marcha que pasó por la casa del actual diputado y el domicilio del intendente. “Nunca pensé que iba a ver algo así en Piedrabuena”, sostuvo el concejal Adrián Suárez. 



“CON NÉSTOR KIRCHNER VIVO, NO SE HABRÍAN ATREVIDO A TANTO”

Para cerrar un círculo respecto a la realidad que vive el municipio del sur de la provincia, basta con tomar en cuenta algunos datos puntuales. José Bodlovic fue intendente durante tres períodos y le dejó la posta a su hijo, Federico. Lo hizo -sin embargo- saltando al terreno legislativo.

Actualmente, la mujer del intendente es la jueza de Paz de la localidad. Pero no solo eso: el Juez del Juzgado de Primera Instancia de Piedrabuena, es el cuñado del jefe comunal. Además, se debe tener en cuenta que los tres ediles que responden a los Bodlovic, asumieron como empleados municipales antes de arribar al HCD local. 

Sin dudas, los modos de gobernar de parte de los Bodlovic, dejaron una marca en Santa Cruz. Algo que el gobierno provincial no parece advertir o monitorear con recelo. Según le explicó a este medio el legislador de Juntos por el Cambio, Daniel Roquel, el intendente de la localidad de Puerto San Julián “no recibe ni un solo peso a pesar que tiene déficit como Piedrabuena”. “¿Por qué? porque es radical”, explica. 

La rendición de cuentas que advirtieron los únicos dos ediles que no le rinden pleitesías al gobierno local, significó otro mojón en la larga historia de polémicas que se suscriben en Piedrabuena. Una frase parece resumir todo esto. 

“Siempre digo que, con Néstor Kirchner en vida, no se habrían atrevido a tanto”, considera Suárez, que regresó a la política en 2019. 



NO HUBO RESPUESTA DEL GOBIERNO MUNICIPAL

La Tecla Patagonia intentó comunicarse con el intendente municipal de Piedrabuena, Federico Bodlovic, así como con su padre y actual diputado provincial en Santa Cruz, José Bodlovic, pero ninguno respondió en su derecho a réplica. 

Por su parte, los únicos ediles que contestaron sobre la polémica rendición de cuentas, fueron Adrián Suárez y Analía Farías, del partido SER, quienes responden al petrolero Claudio Vidal, una figura que suena fuerte como candidato a diputado nacional.