RIO NEGRO
15/06
¿Quién tiene la lapicera en JSRN?
El oficialismo provincial tiene dos figuras fuertes, la Gobernadora Arabela Carreras y su antecesor, Alberto Weretilneck. Diálogo y consenso, las claves de cara a las PASO.
Por Sebastián Simonetti

Si bien la pandemia del coronavirus se lleva toda la atención -y está bien que así sea- debido a la emergencia sanitaria que atraviesa el país, el calendario marca que resta poco más de un mes para el cierre de listas de cara a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Cabe recordar que este año y por excepción, la fecha se corrió un mes por la situación epidemiológica y los comicios se llevarán a cabo en septiembre y no en agosto como estaba previsto. De allí el tiempo extra para definir los nombres que encabezarán la papeleta.

Y en este escenario de crisis general, los primeros en lanzarse al ruedo han sido naturalmente aquellos que se encuentran en la oposición y pueden hablar con más naturalidad del tema electoral. Aquellos que hoy están en gestión, sean del color político que sean, son más reticentes a hablar de este tipo de definiciones ya que consideran que hoy la preocupación de la gente no pasa por allí.

No obstante, quieran hacerlo o no, las elecciones legislativas del 2021 son una realidad y más temprano que tarde, los oficialismos tendrán que destinar parte de su tiempo al armado y la estrategia electoral. Al margen de no ser prioridad en este momento tan particular, sí serán de importancia las bancas en juego en el Congreso de la Nación. Además, en algún punto, los comicios de este año pueden ser -y serán- un trampolín para el plato fuerte del 2023.

En esa dicotomía se encuentran los gobiernos provinciales, como es el caso de Río Negro, donde gobierna desde 2015 (año de su fundación) la fuerza provincial Juntos Somos Río Negro. A pesar de ser un partido joven, JSRN ha logrado en su incipiente vida política una reelección Ejecutiva y un resonante segundo lugar en las últimas elecciones legislativas del 2019. Y es, en la previa de la disputa en las urnas de septiembre, el que pica en punta para quedarse con el primer lugar del podio.

Es cierto, el tratarse de una compulsa nacional podría hacer prever un desafío doble para una fuerza de índole regional, pero en el caso rionegrino, hay varias particularidades a tener en cuenta. En primer lugar, el último antecedente es doblemente favorable para los verdes, Pero además, sus competidores atraviesan fuertes internas que no parecen prontas a resolverse. Juntos por el Cambio está dinamitado y tiene hasta internas en el PRO, que dirime sus diferencias con declaraciones cruzadas. Y el peronismo no está mucho mejor, aunque su condición de gobierno nacional hará las veces de pacificador.

De esta manera, la  oportunidad de sumar un diputado más a sus filas es para aprovechar. Por eso, será arduo el trabajo y la ingeniería para encontrar al representante de Juntos Somos Río Negro que logre amalgamar las distintas corrientes dentro del espacio. A priori, esta elección tendrá una particularidad puertas adentro del partido: será la primera vez que haya dos figuras fuertes en el partido, con prácticamente el mismo peso, la gobernadora Arabela Carreras y su antecesor, Alberto Weretilneck, quien es fundador y máxima autoridad de la fuerza.

Más allá de alguna diferencia de criterios y miradas sobre algunos temas, ambos trabajan, cada uno desde su lugar, para llevar a JSRN a sostener la unidad. Carreras desde la gestión y Weretilneck desde el partido, logran sintetizar y unificar a las vertientes, ya que conviven en el espacio dirigentes provenientes de distintas fuerzas políticas. Por ello, el camino para elegir al nombre que lidere la nómina de diputados no será potestad ni de uno ni de otro, sino de ambos.

Cabe señalar que además de una cuestión de no herir susceptibilidades hay detrás de este modus operandi una cuestión práctica y operativa: quien se sume al Congreso de la Nación deberá ser socio y espada legislativa del gobierno provincial, por lo que la sintonía fina con Arabela es fundamental. Claro que también deberá contar con la venia de Weretilneck, pero una y otra cosa van de la mano en la propuesta del partido provincial.

En este contexto, ya asoman algunos posibles aspirantes para ocupar las 2 bancas en juego que habrá en la provincia. El escenario es positivo para el partido provincial ya que los lugares que estarán en disputa son uno de Juntos por el Cambio (Lorena Matzen) y otro del Frente de Todos (Ayelén Spósito). Sin la presencia de un legislador que busque retener su banca, en Juntos habrá una aparente horizontalidad a la hora de buscar la candidatura.

Por eso, el abanico de nombres en danza es variopinto. Suenan un intendente (Bruno Pogliano de El Bolsón), dos legisladores provinciales (Mónica Silva y Marcelo Szczygol), un ex ministro de Economía (Agustín Domingo), una funcionaria de Salud (Mercedes Ibero). Las próximas semanas serán clave para ver quién de ellos se impone, pero todos reúnen cierto consenso para ocupar ese lugar. Más temprano que tarde se verá para qué lado se inclina la lapicera, que es más importante que saber quién la empuña.




Adrián Casadei - Intendente de San Antonio Oeste
“Creo que Pogliano tiene los pergaminos necesarios para ser candidato” 


El intendente de San Antonio Oeste, Adrián Casadei, manifestó a La Tecla Patagonia que “me parece bien que Pogliano sea candidato,creo que tiene los pergaminos necesarios. Ha llevado a El Bolsón a un nivel espectacular. Tiene todo el andamiaje para ser un gran diputado representando los intereses de Río Negro. Después daremos todo el debate en el partido al momento de tomar la decisión”.

En la misma sintonía, el jefe comunal apuntó: “El que ha sido o es intendente conoce la magnitud de la actividad, lo que significa, que a veces es muy difícil de explicar. Es el representante de la sociedad y la gente lo reclama para un sinfín de situaciones que por ahí no lo hace con otros estamentos. Y más en las ciudades medianas como las que son de Río Negro, scanado a El Bolsón o San Antonio en mi caso, donde vos conocés a todo el mundo. Tenés muchas más obligaciones que las que tiene un intendente de ciudad grande”.

Y agregó: “Creo que si finalmente es Pogliano el candidato sería muy bueno para poder encauzar muchas cosas que hoy nos preocupan a los intendentes. No es que ahora no se hagan, pero sería un buen aporte. Además sería un reconocimiento a todos aquellos que están en la trinchera y tienen gestiones exitosas. Después será decisión de él también, ser o no candidato”.

Por último, Casadei aclaró: “No conozco la carta orgánica de El Bolsón, acá pasado los dos años queda en el cargo la presidencia del Concejo. Ese será un tema que analizará él, pero ya ha manifestado su deseo de ser candidato. Mi apoyo es para él, no sé si otro intendente quiere serlo, pero particularmente respaldo a Pogliano”.



Rumores de pasillo
El perfil de los posibles precandidatos y sus chances de ser elegidos 


En el partido provincial ya estudian algunos nombres para definir quién encabezará la nómina en los próximos comicios de medio término. Se realizaron una serie de encuestas con consultoras provinciales y nacionales, para ver la respuesta de la población a los eventuales candidatos.

Sin acceso a los resultados, La Tecla Patagonia pudo saber que se midió al exministro de Economía, Agustín Domingo, a la diputada provincial Mónica Silva, a la secretaria de Políticas Públicas de la provincia, Mercedes Ibero y al intendente de El Bolsón, Bruno Pogliano. El candidato debería ser uno de ellos, que son los que reúnen cierto consenso.

Domingo es de Roca, pero está más identificado con Bariloche. Estudió un posgrado en Gran Bretaña. Encarna un estilo más cercano al PRO, más antikirchnerista. Fuentes señalaron que Weretilneck lo quería para ser el reemplazante de Gennusso en Bariloche. “Le da para ser Gobernador” confió en una oportunidad.

De los pocos datos de la encuestas que accedió este medio, Ibero es la única que tiene 100% de conocimiento en toda la provincia. Según dicen, Alberto le había bajado el pulgar por “haber estado todo el año dando malas noticias”. Pero tiene buena imagen y no está descartada.

Pogliano sería “inviable” explicaron fuentes partidarias a este medio porque por la carta orgánica debería renunciar y al hacerlo habría que convocar a elecciones. Y este contexto de pandemia no asoma como el ideal para que se pueda hacer eso. Poner en juego el municipio tampoco parece la mejor idea.

En cuanto a Silva, señalaron que mide muy bien en la zona del valle medio. Tuvo una destacada labor durante la gestión de Weretilneck, aunque se la ve algo desdibujada en su rol como legisladora. “No encuentra su lugar”, apuntaron a este medio. Y un dato no menor: es la suplente de la lista del 2019 al Senado.


La paciencia como táctica
La indefinición como estrategia: no hay apuro para lanzar candidatos 


Existen dos (por lo menos) tácticas en la previa de cada elección. Una sugiere que cuanto antes se instale el nombre propio que competirá por el partido en cuestión es mejor, porque da cierto tiempo de rodaje. La otra, mantiene la expectativa hasta poco antes del límite legal para su presentación y luego hace una fuerte campaña dentro de los tiempos establecidos por el cronograma electoral.

Ambas son válidas y tienen pros y contras, pero en Juntos Somos Río Negro se inclinan por la segunda. Además de por una cuestión de convicción, por una visión coyuntural también. Los partidos opositores en la provincia ya asomaron precandidatos y se desató una campaña de desacreditación importante para con ellos. La interna del PRO con declaraciones cruzadas entre ellos por un lado, pero también la denuncia de vacunatorio VIP que involucró a la diputada nacional del Frente de Todos, Ayelén Sposito, quien no casualmente había manifestado sus intenciones de ir por otro mandato.

La sobre exposición de las figuras tuvo el efecto contrario al esperado y hasta el momento le jugó en contra a las fuerzas de la oposición. Por este motivo, en el partido provincial se mueven con cautela y prefieren no apresurar la definición. “Salir a la cancha antes de tiempo habilita el fuego de otros lados. No hay que quemar los cartuchos antes de tiempo”, señalaron desde JSRN a La Tecla Patagonia.