RIO NEGRO
13/06
Falta decisión política para avanzar en la reconciliación con la sociedad
La diputada nacional de la UCR, Lorena Matzen, manifestó a La Tecla Patagonia su mirada sobre la importancia de llevar adelante la reforma en el sistema de sufragio que se utiliza en el país
Por Lorena Matzen (Diputada nacional UCR)

El sistema de Boleta Única mejora la calidad del acto electoral democrático, de la  representatividad y del sistema político en general.

No es novedad hablar del descreimiento de la sociedad hacia la clase política. Por ello es imperioso buscar y generar herramientas que concilien a los representantes con los representados. Uno de los principales puntos del descreimiento es la constante evidencia de las fallas del sistema democrático, aun siendo el mejor de los sistemas de gobierno. 
“Hecha la ley, hecha la trampa” es un viejo dicho que no pierde vigencia y  son esas trampas justamente, las que hay que erradicar para mejorar la confianza del electorado. La boleta única de papel es una herramienta que ataca varias “trampas” del sistema electoral. Tiene las virtudes del voto electrónico,  sin sus riesgos de seguridad e integridad, además de asegurar beneficios para el cuidado del medio ambiente y disminuir los costos que conlleva el acto electoral, resolviendo este otro  cuestionamiento de que “la política es cara”.

El sistema de Boleta única de papel, permite una mejor accesibilidad  para los ciudadanos electores al momento de votar y también facilita el recuento  final.  Al ordenar en una sola papeleta la oferta electoral, se termina con la distribución tradicional de boletas que contaminan y confunden la visual al momento del acto electoral en el cuarto oscuro, agilizando  notablemente la circulación de los electores. Evita el robo de boletas, lo cual permite eliminar  el habitual paso de ingreso de fiscales y autoridades a los cuartos oscuros para revisión de boletas, con las consecuentes demoras que son muy importantes si se suman a lo largo de la jornada, además de las molestias que se ocasionan a quien espera para emitir su voto.

En la contra cara, la Boleta única de papel permite el acceso igualitario para las fuerzas políticas más allá de la disponibilidad de recursos:  Dentro de los costos que lleva participar en una elección, el de las boletas es uno de los que más  conlleva, pues es  también un instrumento de publicidad de candidaturas,  a los fines de mantener expectativas de presencia pública y masiva, tanto previamente a la elección como durante el acto electoral mismo. 

Simplifica la estructura del acto eleccionario ya que con el actual sistema, se necesita tener disponibilidad de fiscales para que puedan estar todo el día sentados en las mesas y  controlar el desarrollo del acto electoral y su transparencia, cuestión que queda reservada por lo general para los grandes partidos, limitando la participación de las minorías. 
Sin dudas,  facilita la participación en forma igualitaria de candidatos y partidos políticos y construye una mejor calidad en la representación. Su aplicación llevaría a los partidos políticos a destinar sus mejores esfuerzos tanto para construir propuestas serias y posibles, como para proponer a sus mejores hombres y mujeres como candidatos, ya que éstos se identificarán con mayor facilidad.
 
   Reconstruir el vínculo entre la sociedad y sus gobernantes plantea una cuestión electoral a resolver, por ello, la propuesta de implementación del sistema de “Boleta Única de Papel” va en orden a pensar un concepto de democracia representativa sí, pero MÁS participativa que la actual, lo que resultará siempre en una democracia más fuerte y por ello,  de mayor calidad.
 
Experiencia en Bariloche:  En la Provincia de Río Negro hay una importante experiencia en la implementación de la Boleta única de papel que, desde el año 2015 se ha utilizado para cargos electivos municipales en San Carlos de Bariloche, la ciudad con mayor cantidad de electores de la provincia. Tenemos ya dos elecciones municipales efectuadas (años 2015 y 2019) mediante este sistema, con una aceptación que ha ido en crecimiento por parte de la ciudadanía, a partir de su uso y acostumbramiento, así como de una importante campaña de difusión y concientización sobre sus ventajas respecto al sistema tradicional y de aprendizaje sobre la utilización de la misma. 

Es importante recalcar sobre esta aceptación ya instalada respecto a las ventajas del sistema de la boleta única de papel, aun cuando se trabaja y debate permanentemente sobre distintas formas de perfeccionar su aplicación a partir de los distintos modelos utilizados en otras ciudades y provincias. 

En esta primera instancia en Bariloche, se optó por una sola papeleta, que ha ido adaptando su tamaño, con todas las candidaturas a los distintos cargos; así como una única urna para esa boleta. Se han obtenido miradas positivas y otras que apuntan a posibles variaciones hacia el futuro (tales como una diferenciación más clara entre los cargos a elegir y las formas explicitas de la opción), pero siempre sobre la base del sostenimiento de la boleta única de papel como elemento superador respecto al sistema tradicional utilizado.

Un dato interesante que se ha empezado a insinuar es que pareciera (aún no hay tanto tiempo de implementación como para su aseveración definitiva) que se adopta como más natural, el denominado “corte de boleta”. Como si la opción de elegir y marcar a unos y otros para distintos cargos, fuera más fácil con apenas una cruz que el trabajo del corte de la boleta tradicional.

Boleta única de Papel en el marco de la pandemia: La actual situación sanitaria que estamos atravesando nos hace repensar y agudizar propuestas que mejoren los modelos de participación y selección de candidatos, con la premisa del cuidado sanitario y también en lo que respecta a la faz económica. 

Aquí no quedan dudas: este sistema garantiza a) Menor manipulación de papel y materiales que podrían ser focos de transmisión viral b) Menor tiempo del acto de elección, por ende menor permanencia del elector y disminución de amontonamiento de personas c) reducción de los costos de la elección con el consiguiente ahorro de recursos del estado que podrían ser destinados a la emergencia que estamos atravesando. d) Mayor transparencia e) mejor participación y representación, f) cuidado del medio ambiente g) Etc. 

Qué estamos esperando? Sólo falta la decisión política para avanzar en la reconciliación con la sociedad. Ideas como la implementación de Ficha Limpia, Extinción de dominio, designación del Defensor del Pueblo y Boleta Única de Papel, serían buenos puntos para reanudar el “contrato social” que nos permitiera salir todos juntos de esta coyuntura.