CHUBUT
03/06
Nuevo round entre Provincia y Esquel por la política sanitaria
Una vez más, el ministro de Salud, Fabián Puratich, arremetió contra el intendente Sergio Ongarato y lo acusó de politizar la pandemia. “Lo que quiere hacer el municipio de Esquel es una locura. Nosotros no vamos a ir a una clínica privada a poner todo". El municipio busca alquilar la terapia intensiva de un privado y quiere que el Ejecutivo provincial aporte recursos para equiparla
Una vez más, el ministro de Salud, Fabián Puratich, arremetió contra el intendente Sergio Ongarato y lo acusó de politizar la pandemia. “Lo que quiere hacer el municipio de Esquel es una locura. Nosotros no vamos a ir a una clínica privada a poner todo". El municipio busca alquilar la terapia intensiva de un privado y quiere que el Ejecutivo provincial aporte recursos para equiparla.

"Ellos quieren pagar $100 mil de alquiler para que nosotros gastemos $10 millones por mes en profesionales y equipamiento", disparó el titular de la cartera sanitaria. En tanto, el jefe comunal le respondió que el área de Salud no se hace todo lo necesario para tener la mayor de camas disponibles y que espera una reacción del Gobierno provincial.

Se trata de un nuevo capítulo de enfrentamiento entre ambos, luego de las críticas de Puratich a la gestión de Esquel por no acatar las medidas restrictivas. Ahora, desde la comuna que administra Ongarato quieren alquilar una Terapia Intensiva a un privado para contar con más camas de internación.

En diálogo con Cadena Tiempo, el ministro señaló: “Nunca tomamos una decisión sin hablar con intendentes y jefes comunales. Después cada uno se tiene que hacer responsable de las decisiones que toma, algunas claramente exponen a la sociedad. Eso es lo que está pasando en Esquel. No entiendo la posición que ha tomado la intendencia”.

De acuerdo a la decisión tomada por la Municipalidad, que implica el alquiler de una Terapia Intensiva a un privado, Puratich explicó que montar un área de esa complejidad implica un gran costo: “el municipio quiere alquilar una Terapia Intensiva a un privado. Es decir que van a pagar $100 mil de alquiler para que nosotros gastemos $10 millones por mes en equipamiento, médicos, enfermeros, mucamas, bioquímicos, todo”.

Por su parte, Ongarato retrucó: “Estamos esperando que haya una reacción del gobierno provincial. Sería vergonzoso que una Municipalidad tenga que cubrir lo que tendría que cubrir el gobierno de la provincia”.

Y agregó: “Lo números para tener una terapia intensiva son altísimos y la municipalidad no está en condiciones de afrontar todo eso. Estamos pensando esto porque vemos que desde el área de Salud no se soluciona el problema que tiene el sistema de Salud en su conjunto. Hay instrumentos legales con los que ellos podrían apelar para que esta Terapia Intensiva privada funcione. Nosotros creemos que el Gobierno provincial no ha agotado todas las instancias posibles y se carga sobre los intendentes la responsabilidad de la situación sanitaria".

“Lo que quiere hacer el municipio de Esquel es una locura. Nosotros no vamos a ir a una clínica privada a poner todo. No entiendo la lógica de esto. Lo necesario para Esquel es parar, sino nunca vamos a poder descomprimir la situación sanitaria”, afirmó Puratich.

En la misma sintonía, el ministro apuntó: “La idea del Ministerio de Seguridad era restringir los horarios por dos semanas. Nadie pidió que cierren los comercios. La decisión política que toma el intendente de Esquel de desoír todas las recomendaciones es muy mala porque la gente ya sabe que se tiene que cuidar. Después cuando la gente necesite una cama y no se la pueda atender, el problema no va a ser del intendente, va a ser mío. Tenemos que ser todos responsables. La postura que tomó el intendente es fuera de lugar o tiene un doble discurso. Es otra muestra más de tratar de politizarla pandemia”.

Firme, Ongarato, disparó: “Le piden al comerciante, al gastronómico, al empresario turístico que deje de trabajar y se funda porque hay un problema sanitario. Pero desde el área de Salud no se hace todo lo necesario para tenerla mayor de camas disponibles. Lo que me dijo Puratich es que esta situación no se resuelve con unas camas más en Terapia Intensiva. Esto no es en beneficio de la clínica privada” añadió Ongarato, “es para el beneficio de toda la comunidad. El tema números lo tendrán que ver. Acá hay que cubrir los costos de los profesionales, insumos y equipos. No nos pueden decir que por cuestión de dinero no se puede utilizar cuatro camas más de Terapia Intensiva que no se están usando”.