CHUBUT
14/05
Vinculan a los antimeros que cortan la Ruta 40 con los que atacaron la comitiva presidencial
Lo hizo viceintendente de Lago Puelo, una de las localidades afectadas por la medida de fuerza. "Parte de este grupo que está haciendo el corte de ruta es conocido por llevar adelante este tipo de prácticas desde hace tiempo", aseguró y recordó el ataque sufrido por Alberto Fernández
Desde esta semana, un grupo de manifestantes que reclaman en contra de la zonificación minera en la provincia de Chubut llevan adelante un corte en la Ruta Nacional 40, a la altura de Las Golondrinas. Uno de las zonas afectadas es la Comarca Andina, donde se ubica la localidad de Lago Puelo, cuyo viceintendente realizó polémicas declaraciones vinculado a quienes llevan adelante la protesta con aquellos que atacaron la comitiva presidencial en marzo de este año. 

“La información que tenemos es que parte de este grupo que está haciendo el corte de ruta es conocido por llevar adelante este tipo de prácticas desde hace tiempo y que ha sido parte del grupo que ha estado en la situación del conflicto cuando vino el Presidente”, dijo Alejandro Marques, vicejefe comunal. 

En la misma línea, el funcionario aseguró que “el grupo no es de más de 15 o 20 personas. No cuentan con el apoyo de la comunidad ni de la población. La gran mayoría de nuestros vecinos repudiamos este corte de ruta y rechazamos esos métodos violentos. El objetivo de ellos no es buscar soluciones si no generar conflicto y caos”.

Respecto de la situación en la localidad, remarcó que “en el caso nuestro hay insumos, equipos de trabajo, materiales que se necesitan urgente para solucionar distintas cuestiones que tienen que ver con la emergencia ígnea y no pueden llegar por esta situación”. 

Por último, Marques volvió a cargar sobre los manifestantes al afirmar que “este grupo, más que el diálogo pareciera ser que quieren que las fuerzas de seguridad avancen y los desalojen por la fuerza. Si eso pasa, seguramente se presentarán como víctimas. Por eso hay que manejarse con mucha prudencia. Detrás de muchos reclamos hay un posicionamiento político de grupos radicalizados”.