SANTA CRUZ
07/05
Mal trago para Grasso: a la salida de Casa de Gobierno se cruzó con enfermeras
El intendente de Río Gallegos fue increpado por las trabajadoras de la Salud que sostienen un acampe en las inmediaciones de las Gobernación
En las últimas horas, el intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, vivió momentos de tensión. Cuando salía de Casa de Gobierno, fue abordado por un grupo de enfermeras que desde hace días sostienen un acampe frente a la Gobernación.

Allí, las trabajadoras de la Salud le pidieron que interceda en el conflicto, pero el alcalde dio media vuelta y se marchó. "Chau chicas, que les vaya bien", expresó el jefe comunal.

Sucede que los profesionales intentan mantener un encuentro con la gobernadora Alicia Kirchner desde hace más de dos semanas. Hasta la fecha, no han tenido éxito.

En el intercambio con Graso, las enfermeras le reclamaron por haberles enviado ayer a trabajadoras de Niñez para notificarlas de la presencia o no de menores en el lugar.

"Usted tiene que intervenir, porque usted también es un ciudadano y usted estuvo internado en el hospital", lo increparon.