NEUQUEN
06/05
Se aprobó la ley de licencia para víctimas de violencia de género
Se trata de una iniciativa de la diputada por el MPN Ludmila Gaitán y se extenderá a toda la administración pública provincial. La intención es poder respaldar y proteger de forma integral a las víctimas, que dispondrán del goce de haberes completo

Neuquén aprobó por unanimidad la ley que reconoce la licencia por motivos de violencia de género a las trabajadores y trabajadoras del Poder Judicial, Legislativo y Ejecutivo de la provincia. Podrá ser por la cantidad de días que indiquen el organismo a cargo del seguimiento de la denuncia y con el goce de haberes. 

Se trata de una propuesta de la diputada Ludmila Gaitán, del bloque del MPN que se aprobó tras varios meses de debate en la Cámara. El derecho alcanza tanto a las mujeres como a las personas del colectivo LGBTIQ+. Es decir, a aquellas personas que puedan ser víctimas de violencia de género. 

"A partir de hoy, se consagra y efectiviza la licencia por violencia por motivos de género como derecho laboralmente reconocido; es ley después de meses de trabajo, de conversar con trabajadoras de distintos sectores del Estado y tratarlo en tres comisiones, así conquistamos un derecho más”, expresó Gaitán al momento de votar la norma.
 

 

La mujer aseguró que se trata de un derecho que ya estaba vigente en algunas dependencias del Estado, pero que valía la pena extender su alcance al resto de la administración pública. 

La intención de la ley apunta a proteger a las personas que sean víctimas de este tipo de violencia. Esto en un contexto, donde según explicó Gaitán, se trata de “una problemática sociocultural que existe y es multicausal”. 

Esta iniciativa de la diputada y militante feminista, busca evitar las vueltas engorrosas que tiene que soportar una mujer que es vícitima de violencia de género. "En la práctica, sabemos que muchas veces en estos casos, cuando es necesaria una licencia, las personas se ven obligadas a recurrir a certificados psicológicos o psiquiátricos, a licencias inespecíficas, lo que invisibiliza la problemática y priva el acceso al derecho a una protección integral”, explicó. 

Sin embargo, la intención de la diputada Gaitán es poder extender este derecho hacia el sector privado también, y que “se incorpore esta licencia a la Ley de Contrato de Trabajo”, lo que significaría un gran paso en las medidas del Estado para promover la ayuda y el acompañamiento a este tipo de víctimas. 
 

 

La ley establece que las víctimas pueden solicitar la licencia con un plazo de cinco días hábiles para acompañar la constancia de la denuncia judicial. Además, el empleador deberá preservar el derecho a la intimidad de la trabajadora y disponer medidas de acompañamiento, con un abordaje integral.

Esta protección significa, básicamente, que no se permitirá ningún tipo de modificación de las condiciones laborales de las víctimas, ni perjudicar su posibilidad de obtener ascensos, recategorizaciones, remuneraciones, otras licencias o cualquier otro derecho laboral que le corresponda.