RIO NEGRO
28/04
Arabela ajusta en Bariloche: suspensión de clases presenciales y más restricciones
Las medidas fueron anunciadas por conferencia de prensa y estarán vigentes hasta el 13 de mayo. Se podrá circular solo hasta las 20 y quedarán suspendidas las actividades escolares, deportivas y culturales. También serán prohibidas y sancionadas las reuniones sociales

En medio de un nuevo record de contagios-271 casos- y con un sistema de salud colapsado, la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras brindó una conferencia de prensa para dar a conocer las nuevas medidas restrictivas que alcanzarán San Carlos de Bariloche y Dina Huapi. 

En dicha conferencia también participaron el intendente Gustavo Gennuso; el Director del Hospital zonal "Dr. Ramón Carrillo", Leonardo Gil; la intendenta de Dina Huapi, Mónica Balseiro y la Secretaria de Estado de Seguridad y Justicia de Río Negro, Betiana Minor. 

Para evitar la propagación del virus, Carreras y su Cartera Sanitaria, en diálogo con Nación, creen necesario restringir la circulación entre las 7 y las 20, además de prohibir las reuniones sociales, eventos culturales y deportivos y el funcionamiento de gimnasios, natatorios y afines. 
 



En tanto, el comercio podrá funcionar entre las 10 y las 19 siempre y cuando cumpla con los protocolos establecidos por la pandemia. También, la dirigenta solicitó que quienes puedan hacer teletrabajo lo hagan. 

"Tenemos que comprender que el movimiento de las personas permite el desarrollo de la economía, pero a su vez es lo que genera también mayor cantidad de contagios y permite la diseminación del virus", explicó Carreras. 

Por otra parte, un punto que ha levantado cierta polémica en la sociedad, la gobernadora ratificó la suspensión de las clases presenciales en las localidades mencionadas.   Aún así, los establecimientos escolares permanecerán abiertos debiendo asegurar el intercambio de actividades, materiales, devoluciones, con estudiantes y familiares.

Y aunque aseguró que "ni jovenes ni maestros se contagian en las escuelas", fue contundente con respecto a la suspensión de la presencialidad: "Este movimiento requiere ser detenido para contribuir al gran esfuerzo que está haciendo toda la comunidad para lograr bajar la curva de contagios". 

 

Carreras mantuvo en los últimos días reuniones con representantes de distintos sectores de Bariloche y Dina Huapi, como Municipios, cámaras empresariales, sanatorios y hospital público, sectores del trabajo, gremios, epidemiólogos y fuerzas de seguridad, para analizar en conjunto la situación actual y recibir los aportes necesarios para la toma de decisiones.

"Cualquier decisión es delicada y transita por un equilibrio entre dos polos que se contradicen. En ese marco lo importante en una sociedad es lograr los consensos que nos lleven a cuidarnos y seguir funcionando", explicó. 

Si bien mayo es, historicamente, el mes de menor flujo turístico, el objetivo de los dirigentes es poder reducir ahora la cantidad de casos para llegar a la temporada de invierno. 

"Dependemos de la temporada, pero para tenerla necesitamos que bariloche tenga un numero de casos manejable", explicó Gennuso, que llamó a los ciudadanos a bajar la circulación. "Evitemos salir, tenemos que ver la menor cantidad de autos posibles en las calles". 

Estas medidas fueron tomadas en medio de una semana record para los contagios en Bariloche, que alcanzó el pico de contagios de Covid-19 que registró en enero. Con el aumento  de la curva, la localidad vuelve a registrar un 100% de ocupación de las camas de terapia intensiva.

El 90% de los pacientes internados en terapia del hospital Ramón Carrillo son casos de Covid-19 positivos. Respecto a las edades de internación, si bien en un principio, promediaba los 60 y 70 años, en este momento ronda los 50 años.

"El acatamiento depende de cada persona pero la normativa vigente es ley. No es arbitraria la toma de esta decisión. El cumplimiento de esta norma es para salvar la vida", concluyó Arabela Carreras que solicitó el acompañamiento de la sociedad en general.