CHUBUT
19/03
El encuentro con Massa, la bajada de línea y la guerra fría dentro del peronismo
Más allá de lo evidente que fue el mensaje que publicó Wado de Pedro en sus redes sociales señalando al gobernador, Mariano Arcioni, existe una pelea más silenciosa que comenzó a librarse luego de la tragedia de la Comarca. ¿El mensaje del Jefe? "Que se maten entre ellos"

La tragedia que provocó el fuego en la Comarca Andina dejó al desnudo viejas disputas tanto dentro del peronismo provincial como de la alianza de Todos a nivel nacional. El primer gran golpeado fue el ministro de Seguridad, Federico Massoni, y por elevación, Mariano Arcioni. El ataque a la comitiva presidencial, las falencias en el operativo que lo custodió y las primeras horas de los incendios sin el mandatario presente, hicieron mella. 

El que capitalizó fuerte fue el diputado Santiago Igón, referente de La Cámpora y quien se puso al frente de las asistencias en la zona junto a los intendentes Augusto Sánchez (Lago Puelo) y Pol Huisman (El Hoyo), entre otros. 

Tanto fue el estímulo luego de los mensajes en Twitter de De Pedro que La Cámpora en la provincia (cuyo armado en rigor no es muy fuerte como en otras regiones) se envalentonó y ahora buscaría moverle el piso a Carlos Linares en la presidencia del Partido Justicialista. La agrupación viene además con el impulso de su referente, Máximo Kirchner, como presidente el PJ bonaerense pero claro está que la estructura y el armado en la provincia de Buenos Aires difieren mucho del que existe en Chubut. 

Dentro del peronismo empezó una pelea silenciosa que, según dijeron las fuentes a La Tecla Patagonia, ningún sector está dispuesto a perder. Las candidaturas las definirá el PJ provincial, aseguran desde el partido a sabiendas que el dedo de Nación y sobre todo de CFK va a volver a intervenir. Y entonces dicen que esta vez habrá PASO porque ninguno cederá. 

En paralelo, el gobernador Mariano Arcioni, hizo un viaje relámpago el miércoles pasado a Capital Federal, para reunirse con su amigo y referente político, Sergio Massa. Según pudo averiguar este medio, hubo un tirón de orejas por las declaraciones del siempre polémico Federico Massoni que apuntó directamente contra Igón y los intendentes de Todos por el ataque al Presidente. A pesar de esto, Massoni seguirá. ¿Por qué? Porque es un soldado fiel y de la primera hora de Arcioni; porque tiene un perfil alto y porque ese perfil muchas veces hace que los cañones apunten a él y no al Gobernador. En definitiva y más allá de lo emotivo o la amistad que los une, la decisión de la continuidad de Massoni responde a estrategia. 

En el mismo encuentro Massa y Arcioni dialogaron sobre lo que será el escenario electoral y acordaron que Chubut al Frente irá con su propia lista a las Legislativas y dejará que los peronistas hagan lo propio. "La pelea ahora es entre ellos y hay que dejarlos que se maten entre ellos", dijo la fuente. También hablaron de cómo quedó la relación del mandatario nacional con la Rosada y más allá del exabrupto de De Pedro, porque en definitiva hasta los propios consideran que fue un tanto excesivo,  casi al mismo nivel que el exceso que cometió Massoni; Massa le aseguró que las cosas se irán recomponiendo. Por ahora mandó a callar cualquier voz disidente y pidió que se avance rápidamente con la investigación sobre el ataque a Fernández.