RIO NEGRO
16/03
Team Carreras: tiempo de recambio
La gobernadora rionegrina llevó adelante varias modificaciones en la conformación de su Gabinete desde el inicio de 2021. Errores, diferencias y cambios de estrategia política
Por Alejandro De Angelis

El Gabinete de Río Negro no tuvo un inicio de año tranquilo. Más allá del contexto de pandemia, el comienzo de la campaña de vacunación, los incendios forestales y el incremento de impuestos que causó rechazo en la población, el tembladeral fue político, y tuvo a la gobernadora Arabela Carreras como principal protagonista.

Fue la mandataria quien, por necesidad u obligación, movió las fichas en el tablero interno, lo que incluyó renuncias, despidos y ascensos, principalmente en la segunda línea de funcionarios, algo que inquietó a varios y tuvo el efecto de una necesaria renovación de aires para el Ejecutivo.

Como es de público conocimiento, la llegada de Carreras a la gobernación tuvo mucho de improvisto. Su acenso como candidata de Juntos Somos Río Negro se dio tras la fallida candidatura de Alberto Weretilneck, que por un fallo de la Justicia vio trunca su posibilidad de ser reelecto al frente de la provincia. La concepción contrarreloj del nuevo proyecto tuvo sus efectos en el tiempo.

Concretamente, aquel proyecto de continuidad del ahora senador Weretilneck quedó en manos de la actual mandataria, que salió a la cancha a jugar con gran parte del equipo “heredado”, con el que compartía gabinete hasta entonces. Sin embargo, esa transición no fue del todo natural y se aceleraron cambios.

En el primer año de su mandato, Carreras realizó cambios sustanciales. En el área económica, a principios de 2020 desplazó a Agustín Domingo para que asuma Luis Vaisberg. El cambio resonó porque se trataba de un hombre de entera confianza con el exgobernador Weretilneck. Más adelante, se produjo la salida de Julián Fernández Eguía como Fiscal de Estado. En su lugar ingresó quien por entonces era ministro de Seguridad, Gastón Pérez Estevan, otro que venía de la gestión anterior y fue reemplazado por Betina Minor.

Ese mismo año fue desplazado Sergio Baroni como presidente de ALTEC, la empresa estatal de tecnología con sede en Bariloche, territorio de la Gobernadora. Otro que se fue es Nicolás Land, que se encontraba a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano y Articulación Solidaria. Por él entró Juan José Deco. También por esos días se fue el titular de la Lotería provincial, Luis Ayestarán, que antes de partir agradeció “especialmente al senador nacional Alberto Weretilneck”.

También a fines de 2020 se fue el secretario de Desarrollo Económico y excandidato a la intendencia de General Roca, Andrés Barresi, otro del riñón del exmandatario que pegó el portazo manifestando su “desilusión” por algunos proyectos que no iban a poder concretarse.

Segundos afuera

El nuevo año inició con varias novedades para Carreras. La primera, un descenso considerable en su imagen positiva que, pese a ser en gran parte consecuencia de las medidas “poco simpáticas” a las que obligó la pandemia, encendió las alarmas del Gobierno y motivó cambios.

Otro golpe se dio con la suba de impuestos. La reforma tributaria encarada por el Ejecutivo y catalogada por gran parte de la sociedad como un “impuestazo”, hizo mella en la credibilidad de la gestión en un contexto donde los efectos de la “coronacrisis” aún se sienten. Ante ello, hubo decisiones políticas y técnicas, que incluyeron salidas y reacomodos de funcionarios.

El evidente malestar social, que se centró principalmente en los aumentos significativos en los impuestos Inmobiliario y Automotor, derivó en la salida del titular de la Agencia de Recaudación Tributaria, Leandro Sferco. Fuentes consultadas por La Tecla Patagonia aseguraron que la salida del funcionario fue “el mal menor”, ante la posibilidad de realizar nuevamente modificaciones en Economía. A Sferco, otro “funcionario W”, lo reemplazó Martín Kelly, que había ingresado con la gestión de Carreras en la obra social Ipross, pero que contaba con vasta experiencia en el área tributaria.

El resto de las modificaciones de inicio de año fueron en las segundas líneas, pero de menor importancia. Se definió la salida de Miguel Cruz de la Secretaría de Hacienda, y su reemplazo por Nicolás Martín, quien ocupara el cargo de subtesorero durante años en la gestión en la gestión anterior.

Además, el ministro de Gobierno Rodrigo Buteler le requirió a fines de febrero la renuncia a Silvio Castro como secretario de Modernización e Innovación Tecnológica. En su plan de jerarquización, con el nuevo Gobierno el área se traspasó de Economía a Gobierno. A dicha salida se le adjudica una interna entre Castro y Soledad Gonnet, nombrada en Altec en 2020. El cargo quedó para Julieta Parente.

También en febrero se fue el titular de Aguas Rionegrinas, Omar Grill, quien ocupaba la gerencia general de la empresa provincial desde 2018, y había sido presentado en su momento como el primer empleado de la empresa que llegaba a la Gerencia General. Los enroques, bajas, ascensos y nuevas apariciones fueron una característica del Gobierno de Carreras que, a casi un año y medio de gestión, aún busca elaborar un perfil propio, con características distintas a la anterior gestión de Juntos en el poder. Dicha empresa no le será fácil, pero la intención de llevarla adelante es evidente.