NEUQUEN
05/03
Tensión en Zapala: violador condenado tomó un rehén en la Defensoría Penal
Se trata de Andrés Villar, quien mantiene contra su voluntad y amenazado al defensor jefe Pablo Méndez en las oficinas judiciales de la localidad neuquina. Asegura que "no hay pruebas contundentes" y que sólo saldrá "en libertad o muerto". El fiscal general José Gerez se encuentra en el lugar y conformaron un Comité de crisis
Por estas horas se viven momentos de extrema tensión en la localidad de Zapala, Neuquén, más precisamente en las oficinas de la Defensoría Penal, donde Andrés Villar, violador condenado por la justicia, lleva a cabo una toma de rehenes. "Yo no estoy buscando fama, estoy buscando la verdad de algo que me achacan y no hice", aseguró a la prensa desde adentro del edificio. 

Quien se encuentra detenido es su defensor, Pablo Méndez. Villar, además, cuenta con el apoyo de una mujer, que en un principio se creía que era rehén, pero se trata de alguien que lo asiste. "Si yo veo que la policía intenta ingresar al edificio, el doctor Pablo viaja, porque de acá salgo con la verdad o muerto", advirtió ante la intervención de las fuerzas de seguridad. 

El hombre porta un cuchillo y amenazó en presencia de los medios locales y regionales que sólo saldrá "en libertad o muerto". Fue declarado culpable en juicio, por los delitos de abuso sexual simple y abuso sexual con acceso carnal reiterado, ambos agravados por varias figuras. La víctima fue la hija adolescente de su pareja. 

El fiscal general José Gerez y el defensor general subrogante, Raúl Caferra, viajaron a Zapala para seguir las negociaciones desde el lugar. Por estas horas, los especialistas trabajan en resolver el conflicto evitando posibles consecuencias graves. Se sabe que el lugar tiene un solo acceso y Villar no está dispuesto a negociar su entrega, por lo que hay poco margen. 

El Gobierno, por su parte, ordenó la conformación de un Comité de crisis integrado por Gérez, Caferra, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Roberto Germán Busamia, la ministra de Seguridad, Vanina Merlo, y jefes policiales.

Foto: Zapala Noticias