SANTA CRUZ
05/03
Alerta: se paralizó el proceso de vacunación por intento de sabotaje
El ministerio de Salud se encuentra tomado por un grupo de trabajadores. Según fuentes oficiales, intentaron dañar el sistema de refrigeración de las vacunas. Por este motivo, hoy no habrá distribución de dosis. Ayer se produjeron agresiones contra funcionarios. Los manifestantes serán denunciados por la Fiscalía del Estado
Por estas horas se viven momentos de máxima tensión en la capital santacruceña a raíz de una protesta de trabajadores de la Salud que derivó en la toma del edificio de la cartera sanitaria. Según el Gobierno, los manifestantes intentaron dañar el sistema de refrigeración de las vacunas, por lo que hoy no habrá distribución de dosis.

Según trascendió, la protesta es llevada adelante por enfermeros y enfermeras que no están sindicalizados, quienes se autoconvocaron para reclamar continuidad y el pago de las horas extra al nivel que se mantenía durante los peores momentos de la crisis sanitaria.

Ante la negativa por parte del Ejecutivo, la movilización -que comenzó días atrás-  se volvió más violenta y llegó a la rotura de vidrios en el hospital de Río Gallegos, además del intento de impedir la vacunación en el Complejo Cultural. Incluso ayer por la tarde intentaron agredir al ministro Claudio García, quien estaba a bordo de una camioneta.

Cabe señalar que el reclamo es también por la incorporación al sistema de Salud de manera efectiva, la disminución de la carga horaria y la contabilización como dobles las horas trabajadas los días domingos en base a la Ley de Contrato de Trabajo.

Desde Salud manifestaron que no pueden responder de manera positivaa sus reclamos, aunque dejaron la puerta abierta para cuando finalice la pandemia y se pueda evaluar la posibilidad de incorporarlos al sistema en forma efectiva para oxigenar la carga de los enfermeros regulares. 

“Por estas horas el edificio del Ministerio de Salud se encuentra tomado por personas que cortaron la ruta nacional 3 y se metieron a través de acciones de intensa violencia. Esto no responde a reclamos que puedan provenir del movimiento obrero organizado, sino de un grupo de personas que no están agremiadas y representan intereses personales o quizás vinculados con la oposición política”, disparó en declaraciones a La Opinión Austral, el secretario de Estado de Salud, Germán Aballay,

En la misma sintonía, el funcionario agregó: “el grupo fue recibido en el hospital por la conducción, entre ellas Laura Beveraggi que fue agredida verbal y físicamente y claramente fue violencia de género”.

En tanto, Aballay disparó:  “estos actos se vienen sucediendo desde el miércoles cuando también en un hecho de absoluta imprudencia y negligencia, que constituye otro delito, intentaron sabotear el proceso de vacunación del personal esencial cuando se estaba vacunando a los policías, y no contentos con eso fueron al hospital y originaron destrozos dentro del Departamento de Enfermería”.

Por último, el funcionario remarcó que “vamos a continuar con nuestro plan trazado para vacunar a todos, pero es importante que sepan también que esta planificación que viene siendo discutida desde el inicio, se ve amenazada”.

Por su parte, Beveraggi indicó que el intento de ingresar al área donde se sostiene la cadena de frío dentro el hospital “puede llevar a la pérdida de vacunas, que es la pérdida de la posibilidad de vivir de alguien. Es exponer y dañar a alguien, es gravísimo, sin contar con que el hospital es un bien del Estado, la vacuna es de la gente y nosotros somos custodios y no podemos poner en peligro ese bien”.

Arremetió: “estas personas irrumpieron en esa situación. Es dolorosísimo pensar que no pudimos salir a repartir las vacunas porque no pudimos armar la logística prevista para eso, y que no continúe la vacunación porque se puede dañar la cadena de frío. Es increíble, muy doloroso”.

Foto: La Opinión Austral