REGIóN
23/02
Legislativas 2021: los primeros en largarse
Las elecciones de medio término que se darán este año ya comenzaron a disputarse en la Patagonia. Todas las fuerzas, en las distintas provincias, dieron a conocer sus primeros candidatos. Quiénes son y cómo es el escenario
Por Alejandro De Angelis

El verano ya pasó. También, aunque nadie lo pueda admitir en público, pasó la agenda de la pandemia. Hoy la política piensa en la gestión y, de reojo, en el año electoral. Primero, hacia adentro, con internas en los principales partidos y algunos Concejos Deliberantes en juego, y después hacia afuera, con la posibilidad de renovar bancas nada más y nada menos que en el Congreso de la Nación. 

En ese marco se inscriben los primeros que se animan a lanzar su precandidatura y empezar a diagramar una campaña que tiene una gran incógnita: cuál será el calendario electoral. Si todo sigue como hasta ahora, el 8 agosto habrá PASO, por lo que para junio deberán estar definidos los nombres que competirán por cada fuerza. Sin finalmente hay consenso para la suspensión de las primarias por la pandemia, la fecha se traslada al 24 de octubre las generales y con ello se extienden los plazos de cierre de listas.

Qué se juega

En la Patagonia, se pondrá en consideración el destino de 13 bancas, de las cuales tan solo tres serán en el Senado de la Nación, y todas ellas para renovar a los representantes de la provincia de Chubut. Se van Alfredo Luenzo, Nancy González y Juan Mario Pais. En Diputados, habrá acción para todos. Neuquén y Santa Cruz pondrán en juego 3 escaños cada uno: cumplirán mandato los santacruceños Roxana Reyes, Juan Vázquez y Antonio Carambia; y los neuquinos David Schlereth, Carlos Vivero y Alma Sapag. Río Negro y Chubut renovarán dos cada una: las rionegrinas Lorena Matzen y Ayelén Spósito; y los chubutenses Rosa Muñoz y Gustavo Menna.

En el desglose por fuerzas políticas, quién más tiene para perder es el Frente de Todos, ya que en la región pondrá sobre la mesa  siete bancas en juego, de las cuales tres serán en la Cámara Alta. Juntos por el Cambio, por su parte, dirimirá cuatro representantes, uno por provincia. El MPN pondrá en juego su único escaño y Juntos Somos Río Negro, el otro partido regional con llegada al Congreso, buscará aumentar su número de legisladores.

Más allá del interés de cada candidato y su espacio por fortalecerse, será una elección donde el Gobierno nacional pondrá especial interés, ya que en las urnas se definirá parte de su autonomía política de cara a los dos últimos años de gestión. Hoy, el oficialismo cuenta con mayoría en el Senado y no así en Diputados, donde depende de la negociación con bloques minoritarios para sancionar las leyes enviadas por el Ejecutivo.

En una mirada más enfocada hacia la región, el escenario de polarización nacional encarnado por dos grandes alianzas, deja poco espacio para las expresiones locales, que intentarán encarnar “la tercera posición” y circular por la avenida del medio, cada vez más angosta en términos electorales.    

Danza de nombres  

Ante el escenario antes planteado, habrá una fuerte disputa intrapartidaria por los nombres. Estarán quienes busquen renovar su lugar, y los que dejen espacio para otros actores. También, habrá quienes se consideren capaces de dar el salto y aquellos que, por clamor popular o gracias a la bendición de algún líder, salten a escena a dar pelea por un lugar.

En Río Negro, el oficialismo buscará ganar una banca pero antes deberá resolver puertas adentro el nombre de quien compita. La gobernadora Arabela Carreras quiere imponer a alguien de su riñón, mientras que el Presidente del partido, el senador Alberto Weretilneck, también manifiesta sus intereses en definir con quién compartirá estrategias en el Congreso.  La UCR deberá dirimir su interna y luego elegir a quien dispute el escaño con el oficialismo rionegrino. El Frente de Todos, por su parte, tendrá un solo lugar para al menos tres facciones que se disputan por ser cabeza de lista.

En Chubut el oficialismo ve pocas posibilidades de ganar una banca. La desdibujada gestión de Mariano Arcioni está más preocupada por consolidar su poder que por expandirse. Allí el camino se abre para el Frente de Todos que, en esa difusa línea que lo separa del Gobierno provincial, también pierde. Sin embargo, como ya es tradición en el peronismo de la provincia, candidatos sobran. Están los que quieren renovar y los que, desde el llano, buscan ser alternativa. La lapicera, sin embargo, está en pocas manos y se definirá sobre el cierre. En Juntos por el Cambio la disputa está entre el PRO y la UCR, que por estructura pica en punta para definir los nombres.

Neuquén plantea una gran incógnita. El radicalismo está seriamente dividido y un sector muy alejado del PRO, que se juega una banca propia. El MPN, por su parte, salió muy debilitado de la última elección y necesita recuperar la fuerza que lo llevo a conducir la provincia por más de 60 años. Allí entra en juego la sucesión del gobernador Omar Gutiérrez, que ubica algunos en un compás de espera hasta 2023. En el Frente de Todos, la disputa estará entre Darío Martínez y Oscar Parrilli, dos dirigentes de peso que deberán definir quién tiene la lapicera.

Santa Cruz presenta el ya conocido escenario de polarización. Allí no hay espacio para grises y con tres bancas en juego, habrá un reparto de dos y uno casi asegurado. El radicalismo define, casi sin voces en contra, quien será el representante de la oposición. En el oficialismo confían en recuperar una banca y meter dos diputados. Ahí brotará la disputa entre el PJ y sus aliados, La Cámpora y quienes se escudan bajo el ala de la gobernadora Alicia Kirchner. Primará el consenso pero habrá heridos, con certeza. 

  

RIO NEGRO
Carreras quiere imponer a su delfín y la oposición debe ordenar la interna

En el oficialismo rionegrino ya manejan nombres. La primera en sonar fue la secretaria de Políticas Públicas del Ministerio de Salud, Mercedes Ibero, quien estuvo al frente de la gestión en pandemia, con un alto perfil, incluso por encima del ministro, Luis Fabián Zgaib. Ibero es de la preferencia de Arabela Carreras, y cultivó un buen vínculo con la mandataria. Desde el entorno del senador Alberto Weretilneck sumaron su propia candidata, la intendente de Los Menucos, Mabel Yahuar, que está desde el inicio en Juntos Somos Río Negro.

En el radicalismo, quien quiere repetir mandato es la diputada Lorena Matzen. Sin embargo, en marzo se afronta a una interna por la conducción del partido que definirá si va por la renovación o no. Desde el PRO hacen fuerza para poner nombres, y ya se maneja la vuelta de Sergio Whisky a la consideración para las listas.

En el Frente de Todos, las propuestas son mucho más diversas y denotan la falta de encolumnamiento de los distintos sectores que componen la fuerza. La actual diputada que deja su banca, Ayelén Spósito, que ingresó en reemplazo de María Emilia Soria, buscará renovar mandato representando al Movimiento Evita. Desde el sorismo, por su parte, proponen al legislador provincial José Luis Berro. También se anotó la dirigente Ana Marks, que responde al sector del senador Martín Doñate, y el massista Alejo Ramos Mejía.



SANTA CRUZ 
El kirchnerismo con un hombre del riñón 

En Santa Cruz el oficialismo se jugará la posibilidad de incrementar su representatividad en el Congreso. Con el reparto de dos y una, por sistema d’hont, intentará quedarse con la  mayoría y completar un bloque de cuatro en la Cámara Baja. El primer nombre que se puso sobre la mesa fue el del Presidente de la bancada oficialista en la Legislatura provincial, Matías Mazú. Por la oposición, Roxana Reyes será la elegida para la renovación, siendo la principal candidata del radicalismo en las últimas cuatro elecciones.  



NEUQUEN 
El oficialismo marcó la cancha y las fuerzas nacionales abren la negociación hacia adentro 

El MPN picó en punto y lanzó al ruedo a su primer candidato. Se trata del exdiputado Claudio Domínguez, otrora líder de la juventud del partido y actualmente integrante del Consejo de la Magistratura. Hombre del sector Azul, tendría el respaldo del Gobernador y los principales referentes del espacio para encabezar la nómina.

El sobischismo, desde Democracia Cristiana, buscará ser la sorpresa y expandirse hacia el Congreso de la Nación. Luego de la buena elección de 2019, intentará otra vez poner a competir a sus candidatos. El exgobernador Jorge Sobisch es número puesto para encabeza, aunque también podría ir la concejala Nadia Márquez, otra referente del espacio.

En el radicalismo la disputa interna es feroz, por lo que primero deberá resolver quien conduce. Nombres sobran. Tras quedarse fuera del Senado, Pablo Cervi podría volver a las primeras líneas. Por el “quiroguismo” asoma como principal referente la exfuncionaria del Municipio neuquino Yenny Fonfach. Otro que pediría pista sería el exintendente Guillermo Monzani. En el PRO, por su parte, el diputado David Shlereth está en condiciones de renovar y buscaría hacerlo.

En el Frente de Todos, el diputado Carlos “Beto” Vivero que entró en reemplazo de Darío Martínez cumplirá mandato y buscará reeditarlo. En su cruzada se encontrará con el parrillismo, que querrá imponer el apellido del senador nacional. La hija de exsecretario General de la Presidencia, Nancy Parrilli, es la elegida para competir por una banca. Otros sectores buscarán su lugar. Desde el PJ, Marcelo Zúñiga es una opción que se maneja y también podría volver a postularse el exintendente de Cutral Có, Ramón Rioseco. Con más facciones, la principal oposición promete varios capítulos en una negociación que garantiza heridos y victoriosos.



CHUBUT
Arcioni mira a su Gabinete y el PJ quiere evitar repetir viejos errores

El Gobierno aún busca resolver los problemas internos vinculados a la crisis económica. Pese a ello, en Fontana 50 no descartan competir en las legislativas de este año. Allí buscarían una alianza a nivel nacional con el massismo más un acompañamiento de partidos provinciales o la integración al Frente de Todos. Los nombres surgen del Gabinete de Mariano Arcioni: Federico Massoni (ministro de Seguridad) y la dirigente de Comodoro, Karina Thomas, para el Senado. También sonó el ministro de Salud Fabián Puratich como diputado.

En el Frente de Todos la disputa por los lugares ya está en marcha. La misión es lograr la unidad. El presidente del PJ, Carlos Linares, fue el primero en anotarse para una senaduría. También hizo lo propio el secretario general del Sindicato Regional de Luz y Fuerza, Héctor González. Además, los actuales senadores Alfredo Luenzo y Nancy González manifestaron  de volver a postularse. Otros que sonaron como alternativa fueron el actual vicegobernador, Ricardo Sastre, y el intendente de Trelew, Adrián Maderna.

En el radicalismo, es número puesto que el diputado Gustavo Menna buscará la renovación de su banca. Otro nombre que se baraja es el de la exdiputada Jacqueline Caminoa. Aún resta definir quién será el elegido en el PRO para integrar la lista de Juntos por el Cambio, luego del distanciamiento con la UCR tras la discusión minera y el legislador que fue filmado pidiendo coima, que derivó en la ruptura del bloque en la Legislatura provincial.