NEUQUEN
22/02
Se dilata el acuerdo salarial y se pone en jaque el inicio de clases
Esta mañana comenzó la discusión paritaria entre delegados de ATE y el gobierno provincial. Participaron la ministra de Gobierno, Vanina Merlo y el ministro de Hacienda Guillermo Pons. Por el gremio, se hicieron presentes el secretario general Carlos Quintriqueo, y los secretarios Andrea Gatica, María José García Crespo y Mario Sepúlveda. No hubo arreglo y pasaron a un cuarto intermedio con día y horario a definir
A tan solo una semana del tan mentado regreso a las clases presenciales en todo el país, cada administración provincial apura el paso para intentar llegar con todos los papeles en orden al 1 de marzo, fecha prevista para el inicio del Ciclo Lectivo 2021. Como cada año, la cuestión fundamental (más allá del aspecto sanitario excepcional) pasa por la negociación salarial.

En ese sentido, esta mañana comenzó la discusión paritaria entre delegados de ATE y el gobierno neuquino. Participaron la ministra de Gobierno, Vanina Merlo y el ministro de Hacienda Guillermo Pons. Por el gremio, se hicieron presentes el secretario general Carlos Quintriqueo, y los secretarios Andrea Gatica, María José García Crespo y Mario Sepúlveda. No hubo arreglo y pasaron a un cuarto intermedio con día y horario a definir

Tras el encuentro, desde el sindicato señalaron que "la reunión de hoy es el punto de inicio de un trabajo  en el que se acuerda conformar  una comisión técnica para evaluar los ingresos de la provincia,  y de esta manera garantizar que la recomposición que se discuta alcance a la totalidad de estatales y sector pasivo".

Por su parte, Quintriqueo apuntó que “la recuperación del salario de los Estatales tiene que ir en función de la recuperación de las finanzas de la provincia teniendo en cuenta que en el 2020 no hubo ningún tipo de recomposición salarial”.


Cabe señalar que desde el Ejecutivo hicieron una propuesta formal al gremio docente, ATEN, el jueves pasado: un aumento del 10% sobre el valor punto, además de una suma fija mensual por conectividad y un nuevo bono a cobrar en marzo de 5.000 pesos. El ofrecimiento fue rechazado de forma unánime en las asambleas virtuales que se realizaron ese mismo día. Por este motivo, esta negociación con ATE sería la clave para destrabar el acuerdo con los trabajadores de la Educación.