SUMMERTIME
12/02
Verano ¿La mejor estación para el sexo?
Hay razones subjetivas y científicas que explican la incidencia del calor en el deseo. La Tecla te cuenta los motivos de este fenómeno y te brinda un test para evaluar hasta dónde sos capaz de llegar.
Si el infierno aguarda a aquellas personas lujuriosas, ya que en ello reside uno de los pecados capitales, resulta sencillo asociar el calor y las llamas ardientes con todo lo que tiene que ver con el sexo. También los tonos cálidos, el rojo principalmente, simboliza la pasión, por eso las estaciones de mayor temperatura tienen su encanto.

También los primeros días en los que se dejan atrás buzos, sweaters, abrigos y bufandas, empieza a verse más piel en la calle, el cuerpo se desnuda y la naturaleza de la carne resulta un elixir de seducción. Es por eso que hay más predisposición para encontrarse con alguien y dejar libre el goce desenfrenado. Sin embargo, en tiempos pandémicos, los roces están restringidos y las citas también, pero el calor sigue generando efectos positivos.

Como los días son más largos, la mayor exposición a la luz natural potencia las hormonas y neurotransmisores vinculados al placer y el disfrute por lo que predisponen mejor a las relaciones sexuales. Por otro lado, al igual que cuando se realizan actividades físicas, el calor estimula la producción de oxitocina, endorfinas y serotonina y, además, la vasodilatación de las fibras musculares incrementa el aumento del flujo sanguíneo lo que genera una mayor sensibilidad en los genitales, favoreciendo la satisfacción.

Y, como si todo esto fuera poco, las altas temperaturas hacen que se libere más testosterona y estrógenos, contribuyendo directamente al incremento de la libido. Aun así el calor extremo tiene sus contraindicaciones, puede generar deshidratación o bajones de presión que pueden provocar descomposiciones, por eso siempre hay que tener bebidas frescas para recomponer líquidos y que el placer no se transforme en preocupación.

La actividad sexual puede potenciarse en cuanto a las sensaciones, pero no en relación a la cantidad, porque la transpiración y el agotamiento puede ser abundante en tiempos calurosos. Para estas épocas lo mejor es disfrutar de una intensa sesión de encuentros íntimos y luego acompañarlo de una ducha refrescante para relajar y cerrar la pasión con broche de oro.