NEUQUEN
05/02
Vaca Muerta en alerta: Petroleros iniciaron un plan de lucha en los yacimientos de YPF
Desde el sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa reclaman que la empresa de capital nacional incorpore más trabajadores, ya que aseguran que los operarios están sobrecargados. "Están reventando a los trabajadores", dispararon
Desde hace tiempo, la relación entre los trabajadores del petróleo en la Patagonia y la empresa YPF está lejos de ser la ideal. La pandemia del coronavirus condicionó las inversiones en los yacimientos, pero las diferencias se arrastran desde la gestión del gobierno nacional anterior. 

Por este motivo, días atrás hubo un paro de la actividad en Santa Cruz y hoy se llevó a cabo un reclamo similar en las áreas de trabajo que la empresa tiene en Vaca Muerta. Desde el sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa reclaman que la empresa de capital nacional incorpore más trabajadores, ya que aseguran que los operarios están sobrecargados.

“Están reventando a los trabajadores. No tienen ni tiempo para comer porque solo buscan establecer nuevos récords de fracturas sin aumentar la gente en las dotaciones de cada equipo”, dispararon desde el gremio. Agregaron: "no cumplen con las dotaciones mínimas, como hacen el resto de las empresas y eso afecta a la salud física y mental del trabajador. No se puede buscar batir récords a costa de reventar a la gente”.

Según apuntaron desde Petroleros, la medida se instrumenta como un paro y alcanza a los trabajadores de los sets de fractura y de los equipos de perforación que trabajan para YPF. No obstante, la medida de fuerza no había sido notificada a las autoridades del ministerio de Trabajo.

Cabe señalar que el año pasado, en el marco de la pandemia del coronavirus los gremios acordaron reducciones de personal, en especial a través del polémico acuerdo de Sustentabilidad y Reactivación de Vaca Muerta que flexibilizó la adenda laboral.

Sin embargo, desde el sindicato aseguran que la actividad repuntó en los últimos meses, pero eso no se vio reflejado en las dotaciones de personal que, en función de ese acuerdo, pueden mantenerse reducidas y con multitareas, hasta fines de marzo.

El reclamo asoma inoportuno para el directorio de YPF ya que hoy finaliza el plazo de adhesión de los bonistas al programa de canje que lanzó la firma y que es esencial para evitar caer en default. El mes que viene  vencen 420 millones de dólares de títulos para los cuales desde el Banco Central no se le autoriza el acceso a las divisas.