RIO NEGRO
23/01
Se activa la interna radical: tres sectores y tres estrategias para liderar la UCR provincial
Los comicios domésticos del partido centenario debían ser el año pasado pero fueron reprogramados a causa de la pandemia del coronavirus. Hasta el momento hay 3 corrientes que se disputan el liderazgo del partido: la conducción actual, encabezado por la diputada nacional Lorena Matzen; el espacio que promueve a Yamil Direne y la agrupación Raúl Alfonsín
El radicalismo tendrá una chance importante este año en lo que tiene que ver con el calendario electoral, si es que juega bien sus cartas. Con un oficialismo nacional golpeado por la gestión en pandemia, se abre una ventana para mejorar la pobre performance de Juntos por el Cambio en 2019. Claro que, primero, deberán definir sus diferencias internas.

En el caso de Río Negro, los comicios domésticos del partido centenario debían ser el año pasado pero fueron reprogramados para abril a causa de la pandemia del coronavirus. Hasta el momento hay 3 corrientes que se disputan el liderazgo del partido: la conducción actual, encabezado por la diputada nacional Lorena Matzen; el espacio que promueve a Yamil Direne y la agrupación Raúl Alfonsín.

En una suerte de pantallazo, puede armarse un primer acercamiento a los perfiles que representa cada uno. Matzen ha tomado el camino de confrontar casi con exclusividad con el gobierno provincial. De hecho, en las últimas semanas mantuvo encuentros de trabajo con el senador nacional Martín Doñate, quien es número puesto para pelear por la gobernación en 2023. Su carta para seguir en el cargo parece ser la de pararse en la vereda de en frente de Juntos Somos Río Negro.

Por el lado del espacio que promueve la candidatura del exintendente de Valcheta, la estrategia es la opuesta. Puede verse un entendimiento con el partido provincial y mayor rechazo al Frente de Todos. En tanto, la agrupación que lleva el nombre del expresidente, promueve un radicalismo "puro".

Por supuesto, ninguno de ellos blanqueará abiertamente estas posiciones. Mientras más posibilidades queden abiertas, mayores serán las chances de reclutar voluntades. También es una estrategia hacia adentro, para no debilitar al partido ante la mirada externa. Y claro, será fundamental el apoyo de los intendentes, por lo que nadie quiere cerrar ninguna puerta.