EMERGENCIA
22/01
El Gobierno extiende el congelamiento de alquileres hasta el 31 de marzo
La medida, tomada en los primeros meses de la pandemia y que vencía el próximo 31 de enero, comprende a los inmuebles destinados a vivienda única y que se encuentren ocupados.
El Gobierno nacional decidió extender hasta el 31 de marzo próximo el congelamiento de los alquileres y la suspensión de los desalojos. La medida, tomada en los primeros meses de la pandemia y que vencía el próximo 31 de enero, comprende a los inmuebles destinados a vivienda única y que se encuentren ocupados.

La nueva resolución, será publicada en el Boletín Oficial la próxima semana y en ella se establecerá también la extensión de los contratos de locación cuyos vencimientos hayan operado desde el 20 de marzo pasado en adelante.

Cabe destacar que más de 7 millones de familias acceden a la vivienda a través del alquiler, según organizaciones de inquilinos. La cifra supera los 2 millones de personas en la provincia de Buenos Aires. En la mayoría de los conglomerados urbanos, al menos el 20% de los hogares alquila, y hay casos, como los de la Ciudad de Buenos Aires, Ushuaia y Río Cuarto, en donde supera el 30%.

Según los últimos datos oficiales disponibles, el porcentaje promedio actual de hogares inquilinos es el 18,8, un número que supera al de la década del ‘80 y que, con seguridad, arrojará datos que superen los de la década del ‘70 cuando se conozca el resultado del próximo censo, pautado inicialmente para 2020.

En este contexto, la pandemia no creó una crisis en el sector, sino que vino a agravar las condiciones preexistentes para muchos argentinos. Un estudio realizado por el Foro Profesional Inmobiliario señala que el 90% de los inquilinos de grandes centros urbanos de la Provincia (La Plata, Bahía Blanca, Tandil, Mar del Plata, etcétera) cumple con el pago de los alquileres, mientras que un 7% presenta atrasos y un 3% rescindió el contrato de manera anticipada.

Además sostienen que solamente el 8% de quienes alquilan optó por hacer uso del DNU 320/2020, que, entre otras cosas, congeló el precio de las rentas y suspendió los desalojos.