NEUQUEN
16/11/2020
El sucesor de Gutiérrez: los que se anotan para el 2023
El Gobernador no podrá ir por otro mandato cuando finalice el actual, por lo que en el Movimiento Popular Neuquino tendrán un interesante desafío para reemplazarlo. De la boca para afuera ningún dirigente suelta un nombre, pero por lo bajo hay varios que ya se prueban el traje. Otros, trabajan en silencio para volver al ruedo. Los nombres y sus posibilidades
Si bien es prematuro y la pandemia del coronavirus se lleva toda la atención, tanto del oficialismo como la oposición, se hace inevitable imaginar escenarios de cara al futuro. Es cierto, primer deberá superarse la crisis sanitaria y económica y luego incluso habrá otra elección, las legislativas del 2021. Pero no son pocos los que ya piensan en el 2023, sobre todo en el Movimiento Popular Neuquino, que deberá buscar un sucesor del actual gobernador Omar Gutiérrez.

Más allá de que el histórico partido provincial dirime sus candidatos en internas abiertas y todo se definirá en las urnas mediante la voluntad de los afiliados, ya hay una danza de nombres de los que buscan llegar al cetro provincial. 

Todo indica que quien asoma como continuidad al modelo de Gutiérrez es el actual intendente de la capital, Mariano Gaido. Hombre de confianza del Gobernador, fue ministro en su primera gestión. La campaña en el 2019 fue casi compartida y en su actual administración hay un acompañamiento constante por parte del Ejecutivo provincial.

Otro de los nombres que siguen la línea del oficialismo partidario es el actual vicegobernador, Marcos Koopmann. Con menos exposición que Gaido y un perfil muy poco mediático, el número dos de provincia podría encajar en el armado como la sucesión natural del actual mandato. No obstante, es un outsider de la política, con bajo nivel de conocimiento público.

Una opción más aventurada pero no menos escuchada en la provincia es la del propio hermano del Gobernador y actual Secretario de Planificación y Acción para el Desarrollo (COPADE), Pablo Gutiérrez Colantuono. Se trata de uno de los cuadros más formados dentro del MPN y su presencia en el COPADE le da presencia en el territorio. Quizás, la situación de ser hermano del mandatario provincial sea un arma de doble filo.

Por último pero no menos importante, la opción díscola. El rebelde. Supo ser vicegobernador y amigo personal de Gutiérrez, pero algo se rompió en el camino. Rolando Figueroa compitió contra el propio gobernador en internas el año pasado para ser el candidato del MPN a la gobernación. Perdió, pero se puso a prueba y juntó una gran cantidad de votos, cercana al 40%.

Ese caudal de Rolo y su fuerte presencia en el interior de la provincia no pasa desapercibida en los popes del partido provincial. Sin ir más lejos, uno de sus mentores es ni más ni menos que Jorge Sapag, quien a pesar de no tener un cargo partidario es quien reparte la baraja en el MPN. Figueroa se ha mantenido en silencio tras dejar el Ejecutivo, pero es un secreto a voces que está trabajando en el armado de su proyecto para el 2023.