MEDí TU NIVEL
14/11
¿Sobrevive tu sex appeal a esta cuarentena?
Suben las temperaturas, pasaron varios meses de contexto pandémico y te preguntás dónde quedaron el deseo y la seducción, La Tecla te ayuda a revisar si te olvidaste de qué se trataba o si fue simplemente una pre temporada.
Entre las preocupaciones más que razonables por la existencia de una pandemia mundial, los vaivenes económicos que involucró y la rutina intensificada por la cuarentena es entendible que los juegos de seducción hayan quedado en un cajón de recuerdos. Con la llegada de temperaturas más amigables y un ambiente general menos lúgubre es el momento de que resurja ese ser capaz de conquistar el mundo.

Para gustar primero hay que gustarse y allí está la clave, la atracción reside más en una proyección de amor propio que en la imagen superficial. Creérsela para que te crean deseable es el primer punto y para eso un buen ejercicio es pausar la tendencia comparativa de la propia imagen con lo que se expone en las redes sociales; detrás de lo que se proyecta en las pantallas hay photoshop, gente que invierte mucho en su aspecto porque en ello reside su profesión, pero en el caso del resto de los mortales es importante relajar y valorar la imagen propia.

Para fortalecer o recuperar la sensualidad es una buena herramienta traer a la memoria alguna situación en la que hayamos sentido que encajábamos perfectamente, que llamábamos la atención, que estábamos radiantes. Recuperar ese estado mental ayuda a entendernos como seres atractivos.

Si la rutina avasalló todo, proponerse un día a la semana para un evento excepcional: hacerse un tratamiento de belleza, prepararse una comida especial, hago que obligue a correrse del lugar de “abandono”. También puede ser inspirador recordar una película, libro, serie, personaje, que les parezca sexy e intentar evocar algo de ellos.