RIO NEGRO
27/10
Tomas: Con un proyecto que agrava penas, Weretilneck buscar encarnar el "ala dura" de Juntos
El senador rionegrino presentó una iniciativa en el Congreso donde busca agravar las penas para prevenir usurpaciones. También propone un agravamiento para quienes lo hagan en nombre de los pueblos originarios. Además, estipula el desalojo preventivo sin necesidad de tener que esperar hasta el final del proceso
En las últimas horas, el senador rionegrino Alberto Weretilneck presentó un proyecto de Ley en el Congreso de la Nación mediante el cual busca establecer un agravamiento de las penas para aquellas personas que participen activamente de usurpaciones de tierras. La iniciativa del exgobernador lo ubica como referencia del "ala dura" del oficialismo, donde el Ejecutivo se muestra más abierto al diálogo con las partes.

Concretamente, Weretilneck propone en su presentación  diferenciar aquellas usurpaciones provocadas por una persona o un grupo reducido, de las que se producen masivamente. En tal sentido, si los delitos se producen por parte de un grupo numeroso de personas con el fin de generar un asentamiento de viviendas, las penas serán de 1 a 4 años de prisión, para todos los que hayan participado del hecho. Los organizadores serán reprimidos con penas de 3 a 6 años de prisión.

Por otra parte, el proyecto tiene su apartado específico para quienes actúen en nombre de los pueblo originarios. En ese caso, la iniciativa un agravamiento de las penas de 4 a 10 años de prisión "cuando un grupo de usurpadores invocando injustificadamente derechos tradicionales sobre las tierras, generando conmoción en la comunidad del lugar donde se produzcan los hechos, sea por la producción de daños en los bienes y/o temor o daño en las personas". 

“El delito de usurpación de tierras resulta ser uno de los delitos que más notoriedad ha tomado en el último tiempo. Claro que existe una necesidad de dar solución de acceso a tierras a muchas personas por parte del Estado, pero esta necesidad no puede confundirse con la posibilidad de hacerlo de manera ilegal, en violación a la normativa vigente”, explicó Weretilneck al momento de la presentación. 

Lo cierto es que el Senador busca encarnar una posición mucha más extrema de la adoptada por el Gobierno provincial que, como Ejecutivo al mando, intenta mediar entre las partes y acercar posiciones con la generación de espacios de diálogos, que incluyen también a representantes del Gobierno nacional. 
 
 
 

En línea con su proyecto, a fines de agosto Weretilneck protagonizó un cruce con la ministra de Seguridad de la Nación Sabina Frederic, a quien acusó validar "una política que significa que en la Argentina de hoy el Estado te reconoce más por violar la Constitución y las leyes que por cumplirlas". 

Consciente de que prima la polarización de la sociedad ante temas de debate público como las tomas de tierras, el exgobernador busca encarnar a un electorado más afín al punitivismo y lejano del garantismo. Más allá de las diferencias de miradas, con esto se busca expandir la representatividad de Juntos y contener las voluntades más diversas.