SANTA CRUZ
26/10
Desde el radicalismo le respondieron a Grasso: "Deje de echar culpas y hágase cargo"
Luego de que el intendente de Río Gallegos apuntara contra la UCR y la culpara de boicotear la cuarentena, el diputado provincial Daniel Roquel salió fuerte al cruce: "No se confunda. Las marchas las organizó el pueblo, los vecinos están hartos del autoritarismo y el patoterismo a la hora de gobernar"
En las últimas semanas, la situación sanitaria de la capital santacruceña alteró los ánimos de propios y extraños. Sin ir más lejos, en las últimas horas, el propio intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, apuntó duramente contra un sector de la oposición, a quien acusó de fomentar el incumplimiento de la cuarentena y hacer un aprovechamiento político de la pandemia. También recordó su convocatoria a los principales referentes, y sentenció: “les pedí ideas y respondieron con marchas”.

Rápidos de reflejos, desde la UCR no tardaron en devolver la gentileza. Luego de que el jefe comunal apuntara contra el radicalismo y lo culpara de boicotear la cuarentena, el diputado provincial Daniel Roquel salió fuerte al cruce: "No se confunda. Las marchas las organizó el pueblo, los vecinos están hartos del autoritarismo y el patoterismo a la hora de gobernar".

"Hoy amanecimos con las declaraciones del Intendente de Río Gallegos acusando a la oposición de organizar “marchas anticuarentena”. No se confunda. El pueblo que está harto de sus negocios y que le metan siempre la mano en el bolsillo a los comerciantes.
La oposición no tiene nada que ver con impulsar este tipo de manifestaciones y mucho menos de fomentar el incumplimiento de las medidas de seguridad, cosa que usted hace cada vez que puede con sus acciones", disparó Roquel a través de un comunicado.

En tanto, el dirigente radical subrayó: "le pido que deje de echar culpas y se haga cargo. Deje de poner excusas, deje de mentir, sea responsable. Gobierne como corresponde, cumpliendo con las leyes y las ordenanzas vigentes, respetando a cada uno de lo vecinos y vecinas. Para eso lo votó el pueblo".

En la misma sintonía, el legislador retrucó: "Dice que nos pide “ideas”, le decimos que empiece por cumplir con las leyes y deje de aumentarse el sueldo". Luego, el diputado enumeró una serie de proyectos presentados por su espacio en la Legislatura que no llegaron a buen puerto. Entre ellos: anular la compra de lavandina con sobreprecios; que se abonen los salarios en tiempo y forma a los médicos residentes; que la provincia pague los bonos que adeuda al personal de salud; que se termine con la precarización laboral en los hospitales, que el gobierno provincial que devuelva los salarios retenidos a los docentes.

Por último, Roquel le "recomendó" a Grasso: "dejar de aumentarse los sueldos de manera exponencial en el medio de la pandemia; dejar de aumentar impuestos en el medio de la pandemia; dejar de incumplir las ordenanzas vigentes; terminar con la demagogia; dejar de festejar cumpleaños de clubes sin cumplir con las medidas de seguridad; dejar de hacer reuniones en lugares cerrados sin cumplir con los protocolos de seguridad; dejar de culpar a la gente cuando usted no da el ejemplo".