CHUBUT
26/10
El PJ chubutense, entre la unidad y la atomización
El partido deberá definir nuevas autoridades y alistarse para lo que serán las elecciones legislativas del próximo año. Ya suenan algunos nombres como candidatos y se reavivan viejas rencillas internas. El escenario actual atravesado por la pandemia
Aunque todos los dirigentes estén abocados al trabajo requerido por la pandemia, en Chubut nadie puede ocultar que un ojo está puesto en la situación política de la Provincia, la crisis de representatividad del Gobierno y las posibilidades de una parcial renovación y posicionamiento en las elecciones legislativas de 2021.

En ese escenario, el Partido Justicialista se debate entre la unidad y una atomización que, como en contiendas electorales anteriores, lo lleve a la inevitable derrota. Allí aparecen algunos nombres que definirán el tablero para el año próximo. Los hermanos Ricardo y Gustavo Sastre, el exintendente de Comodoro Rivadavia Carlos Linares, el actual Juan Pablo Luque, el intendente de Trelew Adrián Maderna y el exdiputado Gustavo Mac Karthy. 

Hijos y entenados, esas son las cartas que definirán el futuro del partido y las posibilidades de conformar una alternativa electoral sólida que permita al PJ pensar más allá de 2021 y soñar con recuperar la provincia. Para ello, deberán mediar perdones, alianzas que tensen la cuerda del consenso y una conducción definida. 

En las últimas horas, sonó la posibilidad de una candidatura del vicegobernador Sastre como senador, y junto con él la postulación de Linares para presidir el partido. Sin embargo, algunos dirigentes ya pegaron el grito en el cielo. Parece pronto para aventurar rupturas o posibles armados de listas, pero el río ya empieza a sonar.