SANTA CRUZ
18/10
Conciliación obligatoria en Las Heras y malestar por la ausencia del intendente
Los trabajadores municipales levantaron el acampe, pero si no obtienen respuestas por parte de las autoridades en los próximos días, volverán a llevar a cabo medidas de fuerza. Hubo tensión en los últimos días cuando un empleado intentó quitarse la vida
En los últimos días se vivieron horas extrema tensión en la localidad santacruceña de Las Heras, a raíz de una protesta salarial de empleados municipales, que llegó al pico máximo con el intento de suicidio de uno de los empleados. 

Ante la gravedad de la situación, tomó cartas en el asunto el ministerio de Trabajo de la provincia y dictó la conciliación obligatoria. De esta manera, el acampe en el lugar fue levantado y se espera una mesa de diálogo a partir del lunes. 

Cabe señalar que el viernes se desencadenó un duro reclamo y se vivieron momentos tensos ante el intento del municipal “Cachito” de quitarse la vida en las puertas del Palacio Municipal.

En medio de rumores de desalojo en esa jornada, los agentes comunales -apoyados por vecinos que siguieron día a día las trece jornadas de acampe- realizaron una marcha en la tarde -noche del viernes para reclamar una respuesta urgente de parte del intendente José María Carambia. Sin embargo, el jefe comunal nunca atendió el llamado.

Allí fue cuando el Ministerio de Trabajo de Santa Cruz decidió intervenir en el conflicto y avanzó en el dictado de la conciliación obligatoria.

Al respecto, el director regional de la Zona Norte de Trabajo, Carlos Aparicio, precisó a La Opinión Austral que el último viernes la Asociación de Trabajadores del Estado informó a la delegación de aquella localidad que planificaba extender las retenciones de tareas para el próximo lunes y martes.

“En la búsqueda de que Las Heras regrese a la calma, se dictó la conciliación y se instó al Ejecutivo Municipal a la apertura del diálogo”, afirmó el director, al tiempo que se fijó la primera audiencia el lunes a las 13:00 en la sede de la autoridad laboral.

En el pedido se detalló que Trabajo podrá hacer cumplir sus resoluciones por la “fuerza pública”, según la Ley Nº 2450. Además, se dispuso retrotraer “el estado de situación”, por lo que el telegrama de despido del agente Javier Ornella, el primero en encadenarse trece días atrás, quedó sin efecto.

“Nuevamente apostamos al diálogo, en caso que no haya avances volveremos a reclamar”; manifestaron desde ATE, luego de levantar la medida de protesta. La situación es dramática: sus pares perciben salarios “por debajo de la pobreza”, “las mujeres que estaban reclamando perciben un salario de $ 15 mil y tienen su grupo familiar a cargo”, señalaron.