RIO NEGRO
14/10
Tomas en Cipolletti: denuncian desalojo ilegal
Se trata de la toma de la toma 21 de Septiembre, donde las tierras son propiedad del municipio. El viernes, la justicia rechazó un pedido de desalojo. Hubo topadoras del municipio en el lugar y presencia de efectivos policiales
Los problemas de vivienda y hábitat son muy graves en todo el país y la Patagonia no es la excepción. En varias provincias del sur del país hay conflictos por la posesión y ocupación de las tierras, muchas de las cuales terminan con desalojos violentos. Esto es lo que denuncian que ocurrió hoy en Cipolletti.

Se trata de la toma de la toma 21 de Septiembre, donde las tierras son propiedad del municipio. El viernes, la justicia rechazó un pedido de desalojo. Hubo topadoras del municipio en el lugar y presencia de efectivos policiales.

Así lo denunciaron los ocupantes y el defensor Martín Palumbo quien patrocina a varias de las personas que están implicadas en la causa por usurpación.

Según publica el portal Río Negro, hubo un convenio entre el municipio y varios núcleos familiares para que abandonen el terreno a cambio de 15 mil pesos por mes durante 6 meses.

De esta manera, las topadoras iban a “limpiar” los lotes de las personas que se iban. Sin embargo, las cuatro casas que derribaron pertenecían a familias que aún se mantienen en el lugar. “Hubo un inicio de desalojo sin respetar la decisión judicial”, indicó el abogado.

Por su parte, el asesor legal del municipio, Raúl Franco, desmintió categóricamente que exista un convenio entre el municipio y los ocupantes. Cabe señalar que el viernes, la jueza de Garantías Sonia Martín, no hizo lugar al pedido de la fiscalía y el municipio que se presentó como querellante, para proceder al desalojo. 

Según comentaron los vecinos, el fiscal Jefe Gustavo Herrera se comprometió a conseguirles los materiales a las familias que perdieron la precaria vivienda que habían armado en el sector. Oficialmente, desde el Ministerio Público Fiscal informaron que no se procedió a ningún desalojo.

Desalojos frenados

El municipio de Cipolletti no consiguió el desalojo de la toma que se conformó el 22 de septiembre en el predio del Invap, zona del Parque Industrial. El viernes hubo audiencia y si bien se formularon cargos, la jueza Sonia Martín rechazó el desalojo.

La fiscalia atribuyó el delito de usurpación en un predio propiedad de la municipalidad pero cedido al Invap. Se encuentra en el parque industrial de Cipolletti en inmediaciones de la toma La Alameda y otro lote conocido como La Ripiera. Allí entraron de manera organizada varias familias entre el 21 y el 22 de septiembre pese a la resistencia policial y a la de los funcionarios del municipio.

Luego de la formulación de cargos se discutió el pedido de desalojo. Pero ni la fiscalía ni los abogados de la municipalidad Raúl Franco y Guillermo Moyano lograron revertir los argumentos de la defensa.  La jueza Sonia Martin consideró que no están dados los requisitos que exige el artículo 118 del Código Procesal Penal de la provincia vigente desde 2017. Allí se ponen una serie de condiciones jurídicas para desalojar, hasta hora difíciles de cumplir.

No es un detalle menor que de todas las tomas de Cipolletti, ninguna tiene orden de desalojo. La primera que está al sur en inmediaciones del barrio Labraña y que le pertenece a un chacarero no  consiguió orden de desalojo por parte de la jueza Agustina Bagniole por los mismos motivos. Una segunda toma que se formó cerca de allí tampoco superó la instancia. Es más la jueza Laura González Vitale hizo la audiencia de formulación de cargos pero debió dar un cuarto intermedio para que la defensa accediera a la información del legajo.

En tanto, el próximo viernes, hay otra audiencia por un pedido de desalojo en otra toma de Cipolletti, será el cuarto las últimas semanas.