CHUBUT
07/10
Arcioni denunciará a dos jueces por pedir su renuncia
Se trata de los magistrados Miguel Ángel Caviglia y Alejandro Soñis que solicitaron al mandatario "que de un paso al costado". El Gobernadora hará dos presentaciones, una en el Superior Tribunal de Justicia (STJ) y otra en el Consejo de la Magistratura
El gobernador chubutense, Mariano Arcioni, decidió denunciar a los jueces Miguel Ángel Caviglia y Alejandro Soñis, luego de que en declaraciones a la prensa consideraran que el mandatario debía dar "un paso al costado", ante la crisis que atraviesa la provincia, que ayer llegó a un pico de tensión con la represión a estatales frente de Casa de Gobierno.  

“Estoy total y absolutamente decepcionado del señor gobernador, a quien solicito, con todo respeto, que dé un paso al costado porque ha demostrado que no es lo suficientemente idóneo o que no le permiten las circunstancias salir adelante adelante de esta coyuntura tan terrible”, fueron las palabras de Caviglia. Soñis, por su parte, habló de su preocupación por "el nivel de corrupción que pueda haber en algún lugar determinado de la provincia que el nivel de sueldos que están devengados y no percibidos”. 

Según se conoció hoy, Arcioni realizará dos presentaciones, con el patrocinio del Fiscal de Estado, Andrés Giacomone. Una la hará ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) y otra en el Consejo de la Magistratura. Los argumentos legales para iniciar ambas denuncias tienen que ver con que el mandatario considera que las apreciaciones de tipo político consisten una falta de conducta.

En diálogo con El Comodorense, Giacomone explicó que "fundamentalmente se cuestiona una irresponsabilidad total desde el punto de vista institucional, falta de decoro y una actitud netamente política”, y consideró que “los jueces actúan y se expresan a través de lo que dicen sus sentencias. Los dichos de ayer están muy lejos de ser declaraciones que sean propias de un juez en ejercicio".

Por último, el Fiscal de Estado aseguró que  “las declaraciones sobre que ‘el Gobernador de un paso al costado’ o que ‘se avance en un juicio político’ son –netamente- políticas que les están vedadas a los jueces ya que no tienen permitido ejercer ningún tipo de actividad política. Las declaraciones de esas características son –claramente- actividades políticas con una connotación terrible y una gravedad institucional muy fuera de lo que se espera del accionar judicial”.