CHUBUT
22/09/2020
Batalla por la coparticipación: Arcioni se puso la armadura, ¿conseguirá soldados?
El Gobernador reactivó el reclamo por el poco más de medio punto cedido de coparticipación en 1988. Reclamarán el acumulado. Estiman que son alrededor de 3.000 millones mensuales. La mirada de los referentes en el Congreso
Por Mariela Branda 

La decisión de Alberto Fernández de destinar a la provincia de Buenos Aires un punto de la coparticipación adicional que en 2016 se había dispuesto en favor de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires abrió el escenario para el debate por la federalización de los recursos. En la región de la Patagonia, las provincias de Neuquén y Chubut cedieron coparticipación en el año 1988 -en teoría, por percibir ingresos por regalías- y nunca la recuperaron. Por ahora, la única que abiertamente planteó que quiere recuperar ese casi punto perdido fue Chubut.

La Provincia atraviesa una crisis económica-financiera muy delicada, con retrasos de dos meses en el pago de salarios. De volver a tener lo perdido representaría entre 2.500 y 3.000 millones, según las estimaciones realizadas por el Ejecutivo provincial. En este sentido, el gobernador Mariano Arcioni se calzó la armadura y se mostró decidido a hacer el reclamo. Y pidió el acompañamiento de todos los sectores políticos. Pero lo cierto es que varios de ellos, si bien coinciden con la cuestión de fondo, consideran que un reclamo ahora, en medio de la pandemia y con todas las asistencias que el Gobierno nacional viene haciendo a la Provincia, resulta inoportuno.



“El anuncio realizado por el presidente de la Nación respecto a redistribuir fondos coparticipables va en camino de reafirmar el sentido federal de los recursos, definición que no solo avalamos, sino que celebramos”, sostuvo Arcioni. El mandatario recordó que “la provincia del Chubut, durante la gestión de gobernador Atilio Viglione (UCR) había cedido a Nación, como un gesto de solidaridad política, recursos que estaba percibiendo, que a lo largo de los años, durante más de tres décadas, representan una suma multimillonaria, que algún día nos deberían reconocer”.

La alusión de Arcioni hace referencia a que Chubut, en la década del 80, cedió derechos que nunca recuperó, bajando el monto coparticipación del 1,9588% al 1,5842%. “Nosotros somos los primeros interesados en que se discuta la distribución de los fondos coparticipables para ponernos en un pie de igualdad, porque desde entonces, provincias con menos población que la nuestra reciben la misma cantidad de fondos coparticipables, y otras, con igual cantidad, perciben mucho más”, expuso.

“Tenemos que unir todas las fuerzas políticas, porque la coparticipación beneficiará a todos los chubutenses”, manifestó el mandatario provincial, e indicó que “vamos a trabajar por la reparación histórica”. Agregó en tal sentido: “Nosotros hicimos reclamos hace dos años y agotamos todas las vías administrativas. Lo que ocurrió con provincia de Buenos Aires demuestra que el Presidente abre la puerta para debatir y encontrar una solución al punto que ha perdido la Provincia”.

Reparto obsoleto

Los fondos coparticipables se distribuyen de acuerdo a las normas que estipuló la ley 23.548, sancionada en 1988. Si bien fue establecida como un régimen transitorio de distribución para los años 1988 y 1989, no se dictó un nuevo régimen y continúa vigente.

En lo que respecta a la distribución primaria (entre la Nación y las provincias), en esa ley se fijó que el total de recursos provenientes de los impuestos coparticipados debía repartirse, en una primera instancia y salvo mecanismos de distribución específicos, de la siguiente manera: El 42,34%, al Estado nacional (de ese porcentaje se destinaría 0,7% a la provincia de Tierra del Fuego y 1,4% a la CABA.) En tanto, 1,0% al Ministerio del Interior (Aportes al Tesoro Nacional -ATN-) y 56,66% a las provincias.

A través de las leyes Nº 24.130 y 26.078 se determinó la retención de un 15% de la masa de impuestos coparticipables para atender el pago de obligaciones previsionales, lo que perjudicó directamente a las provincias. En este punto, varias de ellas fueron a la Corte Suprema de Justicia y obtuvieron fallos favorables.

Antes de ese acuerdo transitorio financiero, Chubut percibía el 1,9588% de la masa nacional coparticipable, y a partir de la aplicación de ese régimen, que era transitorio pero se tornó definitivo, comenzó a percibir, desde el 1 de junio de 1988, el 1,5842 % del total de los impuestos coparticipables nacionales.

En términos generales, Chubut es una de las provincias que menos transferencias reciben, a pesar de ser una de las que más aportan. Si se cuenta el total de fondos girados por la emergencia del coronavirus, sumado a un préstamo de 5.000 millones de pesos, que debe devolverse a partir de enero, las arcas chubutenses recibieron alrededor del 5 por ciento del total.

Al considerarse la totalidad de recursos distribuidos en los primeros siete meses del año, incluyendo transferencias automáticas de coparticipación y otros recursos sumados por el coronavirus, Chubut integra un podio negativo: junto a Tierra del Fuego y Santa Cruz son las tres provincias que menos fondos obtuvieron desde la jurisdicción nacional.

Con todo esto en carpeta, el gobernador Mariano Arcioni reactivó el reclamo para lograr recuperar los fondos perdidos durante décadas. Pero, más allá de la legitimidad de la petición, el contexto no es el más favorable

SANTIAGO IGON (DIPUTADO NACIONAL FTE. DE TODOS) 

“Es una discusión que debe darse pero una vez pasada la pandemia” 



“La Provincia tiene mi apoyo para rediscutir la coparticipación”, expresó, en diálogo con La Tecla Patagonia, el diputado nacional Santiago Igon, quien aclaró que, más allá del gobernador Arcioni, es una discusión que debe darse, aunque los tiempos serán propuestos por el Gobierno nacional. 

En este sentido consideró inoportuna la petición en plena pandemia. Sin embargo, el legislador del Frente de Todos aclaró: “El Presidente dijo que está dispuesto a discutirla, pero que el tiempo estratégico lo va a definir él. El gobernador Mariano Arcioni, no va a condicionarlo, ni va a determinar cuándo debatir la coparticipación. Esa discusión se tiene que dar pasada la pandemia. Hay momentos y momentos para decir las cosas, y me parece que el ahogo financiero que hoy tiene la provincia de Chubut lleva a estos reclamos. El Gobernador juega con este tipo de cosas como para mostrarse activo en torno a las deficiencias económicas financieras que han tenido los programas que han presentado”. 

En este orden, Igon reiteró: “La Provincia cuenta con mi apoyo para recuperar lo cedido y rediscutir un nuevo esquema de reparto de fondos, eso se ha venido planteando siempre, pero el tiempo estratégico de la discusión lo va a definir el Presidente”.

ALFREDO LUENZO (SENADOR NACIONAL CHST – FTE. TODOS) 

“Debemos sostener el reclamo hasta que llegue el momento de debatir”



“El reclamo por la coparticipación de la provincia de Chubut es legítimo y debemos sostenerlo. Aquí no debe haber distinción de partidos políticos. Creo que lo de Capital Federal y provincia de Buenos Aires es distinto, porque fueron asignaciones vía decreto y no en el marco de una discusión parlamentaria. Son cosas diferentes”, remarcó, en diálogo con La Tecla Patagonia, el senador Alfredo Luenzo. 

“Estoy de acuerdo en acompañar al Gobernador para poder rediscutir la coparticipación, pero creo que debe hacerse en función de una actualización de la población. El censo 2020, lamentablemente, no se va a hacer y se pasará para el año que viene. Creo que a la luz del resultado del censo 2021 se debe debatir para lograr un reparto más equitativo de los recursos nacionales”, agregó el legislador. Respecto de lo perdido por Chubut opinó: “Me parece que esto surge a la luz del disparador que fue la discusión que se dio entre Capital y provincia de Buenos Aires. Pero es diferente a lo que se plantea en Chubut, porque si bien tiene que ver con aportes de Nación, en el caso de CABA estamos hablando de decretos. Me parece que el debate de la coparticipación debemos plantearlo por separado a lo que pasó entre CABA y provincia de Buenos Aires”.

 Por último, Luenzo sostuvo: “No creo que sea el momento, teniendo en cuenta la coyuntura para discutirlo, porque ¿a quién le sacaríamos el medio punto que cedió Chubut?. Por eso es muy complejo, no se puede plantear ahora un tema de agenda con esta profundidad. Nosotros debemos seguir sosteniendo el reclamo hasta el momento en el que se dé la discusión por la nueva distribución de la coparticipación, que será, seguramente, luego del censo”.

IGNACIO TORRES (DIPUTADO NACIONAL JXC) 

“Pueden tomarse medidas en el corto plazo para federalizar los recursos”



“El gobernador Arcioni pidió el apoyo de todos los sectores para rediscutir la coparticipación, y vamos a apoyar, pero están planteando una modificación que implica el consenso unánime de todos los gobernadores, por lo tanto, esto llevará un tiempo. La discusión puede llevar uno o dos años, y la Provincia necesita medidas urgentes”, señaló, en diálogo con La Tecla Patagonia, el diputado nacional chubutense Ignacio Torres. 

En este sentido agregó: “Presentamos tres proyectos. Si existe la voluntad de avanzar en un esquema federal por parte del Gobierno nacional, no es necesario esperar tanto tiempo. De manera interina y hasta que se trate la nueva ley podemos avanzar con tres medidas. La primera es coparticipar el 30% del impuesto PAIS. Otra es coparticipar los aportes del Tesoro Nacional, que hoy se ejecutan de manera discrecional y que representan alrededor del 1% de la masa coparticipable. La tercera medida es coparticipar las transferencias del Banco Central al Tesoro Nacional, que es, básicamente, la emisión monetaria”.

El legislador indicó además que “este Gobierno está emitiendo a niveles récord, dejando a todas las provincias, a todos los distritos y a todos los argentinos bajo un mismo riesgo de caer en una espiral inflacionaria, y la ejecución de esos recursos es principalmente en la zona centro de nuestro país, en la provincia de Buenos Aires”. 

En este aspecto completó: “De hecho, en la última ampliación presupuestaria vimos que contra un ajuste muy importante a Chubut hubo ampliaciones para Buenos Aires. Son criterios políticos, no son objetivos ni demográficos, y menos de necesidad económica, porque, claramente, Chubut es el distrito que peor está en todo el país”.