CHUBUT
18/08/2020
Sesión corta pero intensa en la Legislatura chubutense
En el día de hoy se llevó a cabo una nueva sesión en la Cámara de Diputados con limitaciones horarias por la medida fuerza del gremio. Fuerte cruce entre una diputada y el vicegobernador. Se pidió prohibir la venta y uso de dióxido de cloro para consumo humano
Esta mañana en la Legislatura de Chubut se llevó a cabo una nueva sesión ordinaria, de forma presencial, con la limitación horario impuesta por el gremio que nuclea a los trabajadores legislativos. En el lapso en que se desarrollaron las actividades, pese al poco tiempo, hubo cruces entre miembros del cuerpo y se votaron algunas iniciativas. 

Cuatro horas en total duró la sesión de hoy. En pleno desarrollo, la diputada del Frente Patriótico Tatiana Goic, le reclamó al vicegobernador Ricardo Sastre, que por  sus "acuerdos políticos dejó sin tiempo para el  desarrollo de la ya dispuesta hora de la preferencia a los legisladores". Sastre tomó la palabra y respondió enfático: "Le voy a recomendar por la salubridad de la vida política de nuestra provincia, que de los acuerdos espurios que usted menciona los denuncie donde los tiene que denunciar".

También intervnierion otros diputados. Manuel Pagliaroni (Juntos por el Cambio) le aclaró a Goic que "no tiene habilitado hacer uso de la palabra por reglamento", y  la diputada del interbloque de Chubut al Frente, Mariela Williams, resaltó que "la sesión se levantó por un acuerdo con el gremio de APEL de sesionar cuatro horas hasta las 13 horas". 

Prohibición de venta y uso de dióxido de cloro 

En la sesión se aprobó un proyecto de Resolución por el cual se insta a que el Gobierno Nacional prohíba el uso, comercialización, distribución e importación de dióxido de cloro para consumo humano. La iniciativa fue elaborada por el bloque Juntos por el Cambio que integran Manuel Pagliaroni, María Andrea Aguilera y Sebastián López.

Fue aprobado sobre tablas e invita además a que “desde el Gobierno Nacional y Provincial se realicen todas las acciones tendientes a sancionar la comercialización no autorizada para consumo humano del dióxido de cloro”, al tiempo que “se realicen acciones preventivas para evitar su comercialización y circulación por cualquier medio”.