SANTA CRUZ
14/08/2020
Comerciantes de Río Gallegos interceptaron al Intendente Grasso y exigieron la reapertura
"¡Queremos trabajar!", fue el grito de los comerciantes de la localidad de Río Gallegos frente al edificio Municipal al que llegaron luego de una caravana por la ciudad. El Jefe comunal se acercó a quienes se manifestaban y atendió el reclamo. La capital santacrueña registra 531 casos de COVID activos y aplica el ASPO. El video
Comerciantes y vecinos de la localidad santacruceña de Río Gallegos llevaron a cabo en la jornada de hoy una protesta en reclamo por la reapertura de los locales, ante la decisión tanto del Ejecutivo local como de la Provincia de reducir las habilitación de actividades por el brote de COVID19 que experimenta la capital desde mediados de julio. 

Al grito de "¡queremos trabajar!", un grupo de hombres y mujeres se apostaron en la puerta de la Municipalidad tras una caravana por las calles para reclamar medidas al Intendente Pablo Grasso. La consigna previa fue "reapertura y extensión horaria ya". El Jefe comunal salió de su despacho y habló con los manifestantes, para luego retirarse del lugar, en un marco de reclamo pacífico y sin gran tensión. 

"Somos comerciantes de la localidad que compartimos la preocupación por la grave y terminal situación que atravesamos, nos encontramos en una situación de quebrantamiento de nuestra actividad, dado que si bien comprendemos la importancia del brote epidémico no podemos dejar de pensar en la situación económica y social", expusieron en un carta al Intendente en la previa al reclamo. 

El último parte del Ministerio de Salud de Santa Cruz registró 617 casos activos en toda la provincia, de los cuales 531 corresponden a Río Gallegos, que fue delcarada zona de circulación comunitaria del virus. La ciudad tiene una ocupación de camas de Unidades de Terapia Intensiva (UTI) de un 77,77%, mientras que el promedio en toda la provincia es del 39,39%. 

Esta semana el concejal de la oposición Leonardo Roquel reitero su pedido de eximir a pequeños y medianos comerciantes de la localidad del pago de impuestos. "El Estado provincial y el Estado municipal tienen que dejar de hacerse los distraídos, ya que no están ayudando de ninguna manera a este sector comercial tan castigado por la pandemia, por el contrario los están dejando hundirse, cerrar sus puertas para siempre, sin brindarles herramientas para paliar esta situación tan grave, sin aportar soluciones", aseguró.