INFORME
30/07
Viviendas oficiales: obras y gastos polémicos
El Gobierno rionegrino ordenó una serie de obras de reformas en las viviendas que ocuparán sus funcionarios. Se trata de una inversión multimillonaria en un escenario de emergencia. Ministros y Secretarios son beneficiados por una Resolución de la Gobernadora y el Estado debe afrontar los gastos de su demanda habitacional. Además, existen cuestionamientos en torno a la ejecución de los proyectos

Por Alejandro De Angelis 

Desde que asumió la gobernadora rionegrina Arabela Carreras se instaló la polémica en torno a su lugar de residencia. Descartada su instalación en la morada oficial, a principios de año la mandataria ordenó el alquiler a un reconocido contratista del Estado de una vivienda en la costanera de la capital a un precio cercano a los 100 mil pesos por mes, operación de la que luego desistió por la polémica generada por su decisión. Ahora, el foco está puesto en los hogares de sus funcionarios, los gastos excesivos y sin límite y otras incógnitas sobre la política de obras públicas.

Según consignó este medio, el Ejecutivo inició obras de refacción a las viviendas oficiales que se encuentran en la calle San Luis, entre Rivadavia e Irigoyen, en las que se instalarían miembros del Gabinete provincial, aunque aún se desconoce el detalle de las reformas y los montos adjudicados a dichos proyectos. Si bien desde la oposición aseguran que se trata de gastos millonarios (entre 10 y 12 millones de pesos), se desconoce la información certera ya que no hay cartel de obra donde precise los detalles de la misma y el Gobierno aún no respondió la requisitoria que ingresó en la Legislatura.

Oficialmente aseguran que las modificaciones en las viviendas oficiales forman parte de “un programa de mejora y puesta en valor de los edificios públicos del Poder Ejecutivo, con tareas de reparación, reacondicionamiento y mejoras en distintos niveles” que incluye “mejoras en las distintas dependencias y en las 38 viviendas oficiales”.

Al respecto, en diálogo con La Tecla Patagonia el diputado del Frente de Todos Ignacio Casamiquela aseguró que “vemos con preocupación que la gobernadora, más allá de la situación económica de la provincia, sigue dilapidando los fondos públicos”, y agregó: “nos enteramos que las obras que se están haciendo son multimillonarias, con patio interno, baños ostentosos. La verdad nos preocupa el nivel de gasto innecesario, la falta de transparencia. Es muy grave”.

A la polémica en torno a los gastos se suma las irregularidades en el desarrollo de los proyectos de refacción. Al respecto, el gremio UOCRA denunció que la obra en la llamada “cuadra de los ministros" no tiene habilitación municipal, cuenta con trabajadores no registrados, falta de elementos de seguridad, de ropa y también ausencia de protocolo para la protección COVID19. La presentación fue hecha ante la Secretaría de Estado de Trabajo de Río Negro, que desestimó la denuncia.

Por su parte, desde la Secretaría General aseguraron que la presentación del gremio “dista en gran parte de lo hecho públicamente porque sólo está referida a los protocolos sanitarios, indumentaria, la situación laboral de los empleados y la cartelería de obra”, al tiempo que afirmaron que “todas fueron refutadas por la provincia, precisando que los protocolos fueron presentados por la empresa”. Sobre la cartelería consignaron que no es obligación por “tratarse de una obra menor” aunque aseguraron que “estuvo instalada y fue hurtada por manos anónimas”. Por último, precisaron que “los permisos municipales no se requieren porque es interna, sin incorporación de metros cuadrados de construcción cerrada”.

Gastos sin límite

Otra de los puntos cuestionables tiene que ver con la erogación de dinero que implica para la provincia mantener las viviendas oficiales para beneficio de los funcionarios. Esto contrasta con el los millonarios gastos de alquiler que el Estado rionegrino gasta mes a mes para las locaciones donde se ubican gran parte de sus oficinas en la capital.

Según la información oficial, respecto a Viviendas Oficiales en la órbita del Poder Ejecutivo actualmente hay 38, todas ellas ubicadas en Viedma, de las cuales cinco se encuentran en reparación, dos usurpadas y en proceso judicial y tan solo cuatro están afectadas al funcionamiento de organismos (Consejo de la Mujer y Ministerio de Turismo).

Respecto de la cobertura del pago de alquileres por parte del Estado, por Resolución N° 004/20 de la Secretaría General, tanto los ministros como las cargos mayores, tienen cubierto el 100% de gastos, mientras que para Secretarios, Subsecretarios, Directores y Subdirectores la cobertura es por monto, con límite de hasta $18.000. La Resolución mencionada es una de las primeras medidas tomada por Carreras al ingresar al Gobierno, y la modificación de los topes tuvo como justificación del Ejecutivo que “resulta necesario actualizar los montos de reconocimiento de alquiler establecidos conforme a los valores vigentes en plaza”. Para Ministros y Presidentes de Empresas no se establece límite, por lo que pueden elegir la vivienda que gusten y lo debe cubrir el Estado.

Como contrapartida, el gasto mensual por el alquiler de inmuebles para el funcionamiento de organismos es de $4.004.830, que se corresponde a 42 viviendas/edificios, tan solo 4 sitios más que los asignados a funcionarios de alto y mediano rango de manera gratuita o parcialmente rentada.  Lo que se traduce que solo en alquiler de edificios públicos la Provincia afronta en un gasto anual de $48 millones.

Para medir la magnitud del gasto, es posible comprobarlo con el Expediente 006500-S-2020 de la Secretaría General, mediante el cual se contrató el alquiler de una garita de seguridad metálica para la custodia en inmediaciones de la vivienda en Bariloche de la Gobernadora, por la suma de $36.000 pesos por mes, lo que hace un total de $432.000 anuales.

Otro caso llamativo es el de la vivienda oficial situada en Rivadavia y Boulevard Ituzaingó, que luego de que fuera deshabitada por el actual diputado nacional Luis Di Giácomo fue refaccionada por un total de 3 millones de pesos, para ser ocupada desde este año por el nuevo el Secretario General de la Gobernación, Daniel Sanguinetti.

“Mi abuela decía 'para muestra alcanza un botón', si para una obra menor como la de las viviendas oficiales, hay gastos superfluos, por eso pedimos que se constituya la Comisión del Plan Castello, porque estamos seguros que algo esconden, por eso  demoran la constitución de la misma”, advirtió Casamiquela a este medio.

La Residencia de los Gobernadores

Se trata de una construcción previa a la provincialización, que cuenta con más de 600 metros cuadrados de superficie cubierta. Con un estilo de “renacimiento neocolonial”, techos recubiertos de tejas francesas sobre estructura de madera, paredes de mampostería tradicional revocadas a la cal, pisos de mosaicos, cerámicos y madera, carpintería de madera y revestimientos de mayólicas. El fin de la edificación fue dotar a la capital de una infraestructura adecuada para que los gobernadores contaran con una vivienda acorde a su jerarquía, ya que ante su falta, hasta ese momento, los mandatarios residían en hoteles de la vecina ciudad de Carmen de Patagones.

Las instalaciones de la edificación parecen quedar obsoletas para los funcionarios de Juntos Somos Río Negro. Carreras mantiene la tradición y no se alojará allí. El último inquilino de la casa fue el gobernador radical Miguel Saiz, que dejó el poder el 10 de diciembre de 2011; y su sucesor, Carlos Soria, reprochó por el estado de las instalaciones. Al respecto, el exmandatario ucerreísta, por ese entonces se defendió y, en diálogo con La Tecla Patagonia, declaró: “Por supuesto que no era un hotel de cinco estrellas”.

Desde el bloque del Frente de Todos promueven un proyecto de ley que exija a los mandatarios a habitar la casa asignada para su uso. Según consignan en la iniciativa “no se trata solo de una cuestión coyuntural, que solamente la situación económica y financiera de la provincia ya lo justificaría, sino se trata de una cuestión de fondo, de la reafirmación identitaria de Viedma como Capital provincial, lo decimos nosotros, que somos legisladores oriundos de Roca. Poniendo en valor el artículo 11 de la Constitución Provincial de Capitalidad”.