REGION
29/07
YPF y la crisis: el plan de rescate
La petrolera estatal presentó un proyecto a los sindicatos para cambiar las condiciones laborales que fue rechazado. Las modificaciones buscan atraer inversiones post pandemia. Los gremios endurecen su postura e intentan no resignar conquistas en un escenario de recesión. Las posturas
Por Alejandro De Angelis 

La tensión subió repentinamente en la Cuenca neuquina en las últimas horas, luego de que se diera a conocer un borrador del proyecto impulsado por la petrolera estatal YPF para modificar el Convenio Colectivo de Trabajo a los operarios del sector, como una de las herramientas que condicionarían la vuelta a la actividad por parte de la compañía tras la parálisis ocasionada por el COVID19 y la posterior crisis en el sector.

Todo comenzó con una reunión entre altos mandos de la empresa y la primera plana del sindicalismo petrolero, que incluyó una propuesta de los representantes de YPF que incluía cuarenta puntos para modificar las condiciones de contratación actuales, y así facilitar la inversión tanto de la compañía estatal como del resto de las empresas nacionales e internacionales ligadas a la actividad en Vaca Muerta.



Rápidamente los representantes sindicales rechazaron el boceto y reclamaron a los directivos de la petrolera que comiencen nuevamente a producir, para luego discutir modificaciones con los pozos en actividad. La compañía redobló la apuesta y dio a conocer los pormenores de la propuesta, que promocionaron como un plan para mejorar la eficiencia y la productividad para hacer viable las operaciones.

La difusión de los principales lineamientos generó la reacción de la comunidad de Rincón
de los Sauces, uno de los sitios de mayor potencial en el desarrollo de la exploración de
Vaca Muerta. Allí el sindicato llamó a salir a las calles a reclamar por un retroceso de la
compañía en sus intenciones de modificar las condiciones laborales.

Por lo que pudo reconstruir La Tecla Patagonia, la negociación tiene tres actores que la llevan adelante. Desde YPF es el CEO Sergio Affronti quien lleva a cabo el plan de flexibilización, mientras que desde el Gobierno nacional lo hace el ministro de la Producción Matías Kulfas. Por Neuquén, la correlación de fuerzas la intenta equilibrar el exsenador y titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La
Pampa, Guillermo Pereyra.



Las negociaciones se mantienen, aunque no hay expresiones oficiales al respecto. La intención del Gobierno nacional es sentar las bases de un acuerdo que permita mayores concesiones de los gremios y un escenario más atractivo para los inversores, tanto en la provincia como en los territorios vecinos. Los representantes gremiales, por su parte, buscarán mantener las fuentes laborales a costa de resignar parte de sus derechos adquiridos, en una puja que sumará varios capítulos más.

Los principales puntos

El acuerdo impulsado explicita en primer lugar una serie de reglas generales donde se establecen condiciones tales como que la empresa pagará al personal solo las horas de trabajo efectivamente realizadas. También se establece que el bono de paz social y los adicionales por torre, disponibilidad y yacimiento dejaran de pagarse por separado y se abonarán bajo un único concepto denominado “adicional objetivo”, que, a diferencia de lo que venía ocurriendo, será no remunerativo y no se tomará en cuenta para el pago de las horas extra.

Además, se aclara que los parámetros de cumplimiento operativo serán acordados por las partes en función de metas y objetivos que permitan estipular un porcentaje de cumplimiento que torne variable el adicional, yendo de 0 a 120%. Por otra parte, se aclara que se cambiarán la modalidad de liquidación por horas trabajadas durante los feriados nacionales y que ante las necesidades operativas demandadas, los empleadores podrán utilizar la modalidad de contrato a plazo fijo, que establece un tiempo determinado de contratación.



También la propuesta establece dotaciones máximas para la operación de cada equipo torre para “optimizar los rendimientos operativos y los recursos disponibles y evitar los tiempos no productivos”. Contempla además un objetivo de tiempo de perforación por cada pozo que integre el plan de operaciones de YPF.

Otro ítem polémico tiene que ver con el trabajo de altura según la velocidad del viento. Según la reforma, hasta 60 km/h de velocidad de viento, los estudios realizados demuestran que no habría afectación sobre el equilibrio del operario, algo que es cuestionado por los representantes de los trabajadores.

Además, sobre la operación de los equipos de torre señala que deberán continuar aun cuando faltase algún integrante, siempre que la operación y las cuestiones técnicas de seguridad estén garantizadas, hasta que llegue el reemplazo o hasta un máximo de 4 horas. Respecto del refrigerio, se busca coordinar el horario sin que tenga que detenerse la actividad del equipo, debiendo turnarse para comer. El convenio también incluye un artículo donde se establecen distintos “ritmos de trabajo” y velocidades de bajada y sacada de tubería.

También se explicitan una serie de operaciones que deben ser realizadas por la dotación del equipo, entre las que incluyen un incremento de actividades a llevar a cabo por el mismo  grupo de trabajadores. Por último, el convenio contempla la conformación de una Comisión Técnica Evaluadora, que fiscalizará las tareas.

Para retroceder hay tiempo, parece ser la premisa de YPF. La propuesta es audaz, y de prosperar tendrá el rechazo de todo el arco gremial. Sin embargo, los sindicatos se saben en una posición debilidad que los obligará a acercar posiciones. En el medio, más tarde o más temprano, las partes se encontrarán. El ajuste es un hecho.

Cambiemos saca su provecho al conflicto

Desde Cambiemos miran con buenos ojos la disputa entre el Gobierno nacional, los sindicatos y la provincia de Neuquén. La idea de un desgaste rápido del oficialismo, con medidas de ajuste por la pandemia, provoca un escenario virtuoso para los representantes del Gobierno anterior.

El exdiputado nacional Leandro López, referente del PRO en la provincia, expresó: “los K sacaron 70% de los votos en Rincón de los Sauces. El Sindicato Petrolero hizo campaña por Alberto Fernández. Ahora protestan porque “murió Vaca Muerta”. Algunos dirigentes ya se despegan del Gobierno y marcan distancia”.

Marcelo Rucci: “Estamos de acuerdo con que se reactive, no en quitarle derechos a los
trabajadores”




El secretario administrativo del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Marcelo Rucci, dialogó con este medio y manifestó que “YPF hizo una presentación donde quería cambiar muchas condiciones de trabajo y salariales de los compañeros, que fue informada al cuerpo de delegados. Ellos se encargaron de hacérselo saber a la gente y el rechazo fue generalizado. Le contestamos que no íbamos a ceder conquistas de muchos años”.
Asimismo, aseguró que “estamos esperando que la empresa presente algo nuevo. Nosotros lo que queremos es que pongan los equipos a trabajar. En esas condiciones quieren empezar a trabajar. Hubo una reunión con Affronti y una reunión presencial donde acercaron un borrador. Quedamos a la espera de lo que piensa hacer YPF. Si piensa seguir con la misma posición, o conversar de algunos temas que consideren que deben cambiarse. Quedó muy clara la posición del sindicato”.
Además, Rucci precisó que “los 40 puntos que presentaron son todos perjudiciales. Hay multiplicidad de tareas y beneficios que se les quitan a los trabajadores. Además pagarían solo por las horas trabajadas por cuestiones climáticas, algo que no es responsabilidad de la gente. Van todas en detrimento al salario de la gente y la reducción de puestos de trabajo”.
“El borrador que presentaron no daba ni para leerlo. Estamos de acuerdo con que se reactive y haya más trabajo, pero no en quitarle derechos a los trabajadores. Tenemos un convenio colectivo de trabajo donde hay muchas conquistas que no vamos a ceder. El problema no está en la gente sino en las malas administraciones que ha tenido YPF. No puede ser que el trabajador vuelva a pagar por eso”, sentenció Rucci.

Mariano Mansilla: “Es necesaria una reorientación de la política empresaria”



El diputado provincial neuquino Mariano Mansilla (Frente de Todos), presentó Diputados
una iniciativa en la Legislatura que tiene como objetivo "manifestar al Directorio de la petrolera de bandera. En tal sentido, explicó que la delicada situación de la empresa, se suma ahora las pretensiones de las operadoras de modificar las condiciones de trabajo. Eficiencia y productividad son conceptos que transparentan la voracidad de las operadoras y que ya hicieron tronar el escarmiento del mundo del trabajo en Vaca Muerta que está en pie de guerra”.
En tal sentido, Mansilla se mostró crítico al asegurar que “la nueva conducción de YPF en
lugar de revertir el rumbo que impuso el macrismo en estos años, de poner este instrumento al servicio de la reactivación y reconstrucción económica, pretende avanzar en un plan de ajuste sobre derechos de los trabajadores y sobre las pymes de nuestra provincia”, y denunció que “con el municipio de Rincón de Los Sauces, llegó al punto de quitarle el aporte que hacía para garantizar los controles en la entrada de la ciudad, porque las autoridades se negaron a darle permiso a la empresa para traer personal de otros lugares fuera de la provincia en medio de la pandemia”.
El diputado del Frente de Todos aseguró que "YPF debe cambiar el rumbo heredado del macrismo y transitar el camino a la nueva normalidad que impone el COVID19. Es necesaria una reorientación de la política empresaria. Como nuestra empresa de bandera y además lider en la industria petrolera nacional, tiene que priorizar el interés publico antes que garantizar la rentabilidad a las operadoras y empresas de servicios especiales que son en su mayoría, representantes de los intereses de poderosos grupos foráneos".

Norma Sepúlveda: “Se puede buscar una solución sin tocar los logros conseguidos”



La intendenta de Rincón de los Sauces, Norma Sepúlveda, dialogó con La Tecla Patagonia respecto del conflicto abierto entre los sindicatos y la petrolera estatal que originó manifestaciones en la localidad. “De nuestra parte, manifestamos abiertamente el apoyo del Municipio a nuestros compañeros petroleros. Creemos que se puede buscar una solución sin tocar los logros conseguidos en materia de derechos laborales”, destacó la Jefa comunal.

En tal sentido, Sepúlveda resaltó que “el esfuerzo y sacrificio con el que han desempeñado los trabajadores del sector en las distintas tareas durante años, sumado al esfuerzo de la familia, no es poco merito y debe ser tenido en cuenta a la hora de realizar una propuesta por parte de YPF”.

Además, la Intendenta de una de las localidades epicentro de la actividad en Neuquén, recordó que “como ya hemos expresado, pedimos que se tengan en cuenta que el progreso de los empleados del petróleo, es el progreso de la Provincia de Neuquén misma y por ello no podemos mas que ponernos a disposición y manifestar nuestro apoyo a ellos”.

Por último, Sepúlveda manifestó su deseo de lograr un acuerdo. “Como Intendenta de Rincón de los Sauces espero que se pueda resolver el conflicto, por el bien de los  trabajadores y de toda la comunidad de la cuenca neuquina”, sentenció.