ÑOQUIS CALIENTES
29/07
Otarola presiona y asegura que puede “comprometer a más personas”
Fabián Galabachis, abogado de Cecilia Torres Otarola, aseguró que la exministra quiere dar una conferencia de prensa. Indicó que “entiende que es normal que en la administración pública” se nombren empleados que no asistan a sus lugares de trabajo
Fabián Galabachis, el abogado de la exministra de Familia de Chubut, Cecilia Otarola, quien está imputada en la causa denominada “Ñoquis Calientes” por presunta defraudación al Estado, aseguró en una entrevista con la radio LaCienPuntoUno, que podría comprometer a más gente. 
“El mejor de los supuestos que yo puedo avisorar es comprometer a más gente”, sostuvo el letrado.  Además, consideró que los organismos de contralor del Estado no funcionan. 

Torres Otarola “entiende que es normal y pasa a diario en la administración pública, por más que algunas cosas son difíciles de comprender para el resto de los ciudadanos y hasta nos chocan, pero en el ámbito de la administración pública ella interpreta que no constituye delito”. Lo dijo en referencia a las contrataciones de asesores que no asisten a sus lugares de trabajo. 

La exfuncionaria debe presentarse ante el Juez el martes 11 de agosto próximo para ser notificada de las acusaciones que pesan en su contra. Para la Fiscalía laexfuncionaria contrató a personal que no cumplía con sus funciones para el Estado, dentro de ellos, Silvana Cañumil, la niñera de sus hijos y otro personal con residencia fuera de la Provincia. 

“A quien tenemos que convencer es al fiscal, no al juez, en estos seis meses. No creo que sea tarea fácil, ya que por sus declaraciones en los medios lo veo decidido a ir al hueso”, dijo Gabalachis sobre Omar Rodríguez.

 “Cuando escucha lo que dice el fiscal tiene ganas de hacer una rueda de prensa. Yo le expliqué que ahora conviene darlas dentro del ámbito de la justicia, evaluando en qué oportunidad, porque no hay que convencer al juez, si no al fiscal y caerían en saco roto porque lo veo convencido”, culminó Galabachis.