COVID19
22/07
Tras un pico de contagios, Santa Cruz logró amesetar la curva
Luego de un fin de semana en donde escaló al récord de 52 positivos en un día, la Provincia informó que ayer tan solo fueron 8 los casos detectados. Desde el Gobierno atribuyen la baja a la efectividad de las medidas preventivas tomadas la última semana
Todo hace indicar que en Santa Cruz la epidemia se encuentra controlada, tras el rebrote de casos que tuvo como epicentro casi exclusivo la localidad de Río Gallegos, cuyos contagios ascendieron repentinamente y llegaron al pico de 52 positivos en un día, curva que dejó la cifra de activos en 186 casos activos en toda la provincia, de los cuales 181 se dieron en la capital. 

El amesetamiento se evidencia en los últimos números. Desde el récord del sábado pasado, hubo un descenso constante de nuevos infectados: el domingo fueron 43 positivos, el lunes 17 positivos y ayer 8 positivos. El caso 1 las autoridades sanitarias lo sitúan en Martes 14 de julio, hace una semana. 

“Lo que podemos informar es que las rápidas acciones sanitarias que se tomaron para mitigar esta situación fueron oportunas”, aseguró el subsecretario de Salud Colectiva, Claudio García. "En esta ocasión podemos decir que el pico de contagios lo detectamos el 18 de julio, y a partir de ese momento se produce una disminución paulatina del número de contagios, no relacionada a la evolución natural de la enfermedad, sino a la serie de intervenciones que se hicieron desde los distintos sectores”.  

En tal sentido, el funcionario remarcó las implicancias del Decreto 861 que “dispuso una serie de restricciones que apunta a ir cortando esta cascada, de no tomar intervención activa se produciría una diseminación intensa”. Al tiempo que destacó que fueron efectivas “porque desde el día 18 se produjo una disminución de la cantidad de casos comprobados, testeados y positivos”. 

Por último, García expresó que “nuestro consejo actual es cuidarnos nosotros mismos y cuidar al sistema de salud que es el que nos va a poder dar respuesta” y recordó que “un hisopado que nos dio negativo no nos exime a romper la cuarentena habiendo teniendo contacto estrecho, los riesgos siguen existiendo y la enfermedad puede manifestarse en los días subsiguientes”.